Niña siria confronta a Donald Trump

Lo cuestionó sobre si alguna vez ha pasado más de 24 horas sin comida ni agua, y lo exhortó a pensar en la situación de los niños en siria

Foto: web
3 febrero 2017 | 10:02 hrs | Soy Carmín

La niña siria de siete años, Bana al-Abed, quien se convirtió en el símbolo de la tragedia siria en sus tweets sobre la destrucción de la ciudad de Alepo, ha exhortado a Donald Trump a pensar en los niños de Siria.

En un video publicado este miércoles en Twitter, Bana pregunta al presidente de los Estados Unidos: “¿Alguna vez ha estado sin comida ni agua durante 24 horas?”.

Antes de eso, la niña respondió a un Tweet del señor Trump en el que afirmó su prohibición a siete países de mayoría musulmana de viajar a los estados Unidos, incluida Siria. En el tweet Donald Trump señaló que el veto es para mantener a “gente mala (con malas intenciones)” fuera de Estados Unidos. Bana lo cuestionó, ¿Soy una terrorista?

La prohibición ha provocado críticas internacionales y dio lugar a un pánico generalizado entre los viajeros y aparente confusión dentro del gobierno acerca de cómo debe ser implementado el orden.

En respuesta a la prohibición, Bana twitteó: “Estimado Trump, la prohibición de los refugiados es muy mala, Ok, si es una buena idea, entonces yo tengo una idea para usted, hacer a los otros países pacíficos”.

Después de esto Bana publicó una fotografía de un niño y le pidió al presidente de los Estados Unidos: “.. ¿Y si este fuera el niño que se sienta en el medio de la carretera sin nada, sin padres, nada, Nada. Por favor”.

La semana pasada Bana con ayuda de su madre publicó una carta abierta al presidente de los Estados Unidos rogándole “ayudar a los niños sirios” que padecen el conflicto.

La carta escrita antes de la asunción de Trump fue publicada mientras se esperaba la prohibición indefinida de refugiados sirios a los Estados Unidos.

Usted debe hacer algo por los niños de Siria, porque son como sus hijos y merecen la paz como usted”

Declaró en la carta.

Bana obtuvo la atención del mundo a través de sus trágicas descripciones en su cuenta de Twitter de la vida en el este de Alepo.

Actualmente ella está refugiada en la vecina Turquía y después de haber sido evacuados por el gobierno, apoya a la oposición contra el presidente Bashar al-Assad.

Ella todavía tiene pesadillas sobre los ataques aéreos que bombardearon su ciudad, pero que “son menos frecuentes y que están empezando a adaptarse a la vida fuera de las bombas”, dijo la Sra Abed.

Más de 300 mil personas, incluyendo al menos 15 mil niños, han muerto en el conflicto sirio, que ha dejado a millones de familias desplazadas.