Niega juez amparo promovido contra la ampliación del puerto de Veracruz

“Es improcedente e infundado, sobre todo por los señalamientos de un supuesto deterioro ambiental”, señala el resolutivo

Foto: web
17 mayo 2017 | 11:59 hrs | Manuel Carvallo

Veracruz, Ver.- Por considerar la falta de interés legítimo de las demandantes, el Juzgado Quinto de Distrito en el estado de Veracruz, Mario de la Medina Soto, con sede en el municipio de Boca del Río, negó la suspensión definitiva en contra de la ampliación portuaria.

La demanda promovida por habitantes de la zona norte de la ciudad, quienes fueron asesorados por el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), en la demanda 1241/2016, “es improcedente e infundado, sobre todo por los señalamientos de un supuesto deterioro ambiental”, señala el resolutivo.

De acuerdo con la resolución del juzgador niega a Mara Elisa Salazar Calderón, por si y como representante común de Itzel Alejandra Jiménez Loranca, la suspensión definitiva que solicita del acto reclamando a las autoridades responsables puntualizadas en el considerando segundo.

Luego de la audiencia, la secretaria del Juzgado Quinto de Distrito en el Estado de Veracruz, María Georgina Quevedo Hernández, dio a conocer la resolución del titular de ese juzgado

La demanda de amparo 1241/2016 fue presentada en los primeros días de abril pasado, a nombre de habitantes de la región de Veracruz puerto, quienes asesorados por el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) desde inicios de diciembre de 2016, la cual fue admitida a finales del mes marzo pasado.

De acuerdo con el resolutivo expuesto en la página web del Consejo de la Judicatura Federal, el Juzgado Quinto se había negado a otorgar el amparo alegando falta de interés legítimo de los demandantes, “pero tal situación fue combatida y resuelta ante el Segundo Tribunal Colegiado en febrero”, expuso el CEMDA en un comunicado que publicó en esa fecha.

En dicha misiva el CEMDA expuso que “en el caso del proyecto de ampliación el Puerto de Veracruz, la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) se presentó de forma fragmentada en por los menos 14 partes, evaluadas y autorizadas por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) sin considerar todos los impactos acumulativos”.

Sin embargo, ni el CEMDA ni sus representados presentaron pruebas científicas de sus acusaciones, solo dichos que no cuentan con fundamento.

Por el contrario los representantes jurídicos de la Administración Portuaria Integral, sí presentó pruebas de que como empresa socialmente responsable, haya respetado todos los lineamientos ambientales requeridos por las autoridades de los tres niveles de gobierno.