Ni juntos Héctor y Pepe le ganan a “Chuiquiyunes”

30 octubre 2017 | 12:45 hrs |

Por Emilio González

 

Aunque Héctor Yunes y Pepe Yunes hicieron una alianza hasta diciembre e iniciaron una marcha por la candidatura a la gubernatura, ni así le ganan a “Chuquiyunes”, el hijo de Miguel Ángel Yunes Linares. Por su parte el virtual abanderado de Morena, Cuitláhuac García Jiménez, es más de lo mismo del “Peje”, porque dicen:”Nunca segundas partes fueron buenas”.

En un mensaje Héctor afirma que por esta razón, el senador Pepe Yunes y yo acordamos hace unas semanas visitar la huasteca veracruzana para decirles a los priistas que no están solos. Que no deben dudar y menos renegar de su militancia, y que no deben perder la confianza. Es el mismo mensaje que debemos transmitir a todos los priistas del estado.

Nuestro encuentro partidista no fue una coincidencia sino un acto deliberado, un acuerdo de unidad que no puede ser objeto de interpretaciones. Y tuvo un gran simbolismo, porque estamos seguros que ahí estaba presente quien será el próximo Gobernador de Veracruz, el mismo que le devolverá la seriedad, la eficacia y la decencia a la política de nuestro estado.

Ante las circunstancias que hoy vive Veracruz, me parece necesario poner énfasis en tres aspectos que son fundamentales no sólo para los priistas sino también para todos los veracruzanos, quienes habrán de decidir el nuevo rumbo del estado.

El primero de ellos es que juntos, con responsabilidad, Pepe y yo nos hemos comprometido a construir una alternativa política para un Veracruz que merece un mejor futuro.

Con esta decisión compartida de caminar juntos rumbo al 2018 estoy seguro que también contribuiremos a cohesionar a la militancia de nuestro Partido; y seguiremos preocupando a quienes, monárquicamente, pretenden aferrarse al poder.

En segundo lugar, los priistas veracruzanos aspiramos recuperar el gobierno de Veracruz no como un acto de revancha personal o política, sino para recuperar la paz y la tranquilidad que nos arrebataron, preocupación que comparto con millones de veracruzanos.

En esta jornada que se avecina, Pepe y yo vamos juntos. Ni el declina sus legítimas aspiraciones, ni yo dejo de buscar lo que creo es mi destino: gobernar nuestro estado. Lo que hicimos fue satisfacer una necesidad estratégica en la construcción de esta nueva alternativa política para recuperar el futuro de Veracruz. Entonces, ¡No hay porqué que buscarle alas a los tlacuaches!

La convocatoria para elegir candidato a gobernador del PRI será expedida en noviembre y se espera que haya precandidato a principios de diciembre. Sólo dos Yunes rojos en la recta final: Pepe y Héctor.

Miguel Ángel Yunes Márquez tiene camino recorrido, por ello, alcaldes electos lo escuchan, apoyan y operan a su favor.