Netanyahu amenaza a Irán con represalias si ataca desde Siria

Israel ha acusado a Teherán de buscar una presencia militar permanente en Siria, donde fuerzas apoyadas por Irán respaldan al presidente Bashar al-Assad en una guerra civil

Foto: Web
18 febrero 2018 | 12:23 hrs | El Comercio | Redacción

Múnich. El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, dijo el domingo que su país podría actuar contra Irán y no sólo contra sus aliados en Medio Oriente, después de que incidentes fronterizos en Siria acercaron a los enemigos de la región a una confrontación directa.

Irán se burló de los duros comentarios de Netanyahu, diciendo que la reputación de Israel de “invencibilidad” se había desmoronado después de que uno de sus aviones fuera derribado tras un bombardeo en Siria.

En su primera presentación en la Conferencia de Seguridad de Múnich y con una pieza en la mano de lo que afirmó era un dron iraní que había entrado en el espacio aéreo de su país este mes, Netanyahu dijo que “Israel no permitirá que el régimen nos ponga una soga de terror al cuello”.

“Actuaremos, si fuera necesario, no sólo contra los aliados de Irán, sino contra el propio Irán”, aseguró.

Mientras, el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Javad Zarif, dijo que la presentación del primer ministro israelí era “un circo de dibujos animados, que ni siquiera merece una respuesta”.

“Lo que ha ocurrido en los últimos días es que la denominada invencibilidad (de Israel) se ha derrumbado”, dijo Zarif, quien se presentó en la conferencia horas más tarde que Netanyahu, en referencia al derribo de un F-16 israelí, que se estrelló en el norte de Israel tras un ataque contra la defensas aéreas sirias.

Israel ha acusado a Teherán de buscar una presencia militar permanente en Siria, donde fuerzas apoyadas por Irán respaldan al presidente Bashar al-Assad en una guerra civil que ya ingresa en su octavo año.

Netanyahu aseguró que a medida que el grupo militante Estado Islámico ha perdido terreno, Irán y sus aliados estaban irrumpiendo en el territorio, “intentando establecer este imperio continuo que rodea Oriente Medio desde el sur de Yemen, pero también tratando de crear un puente terrestre de Irán a Irak, Siria, Líbano y Gaza”.

Los duros comentarios de ambas partes se producen en momentos en que Israel busca cada vez más cooperar con estados árabes suníes que comparten sus temores sobre el Irán chií. Durante meses, Netanyahu ha promocionado lo que describe como niveles de cooperación secretos sin precedentes.