Mujeres: ¿somos genéticamente infieles?

Una variante del gen DRD4 hace que las personas sean más propensas a ser infieles

Foto: Web.
30 noviembre 2018 | 14:45 hrs | Nosotras | Ellas

Las mujeres somos infieles por mera situación biológica según estudios del doctor David Buss, de la Universidad de Texas.

Es una cuestión relacionada con la evolución y la genética.

Las enfermedades y la mala alimentación, entre otros, no permitían que su esperanza de vida llegara a los 40 años.

Por lo que la mujer tenía que encontrar otra pareja, con fines de reproducción y protección.

Las mujeres, a lo largo de los siglos, han desarrollado la estrategia de probar posibles relaciones sin perder la que ya tienen.

El mismo investigador señala que: “la monogamia de por vida no caracteriza a los patrones de apareamiento primarias de los seres humanos”, y que la fidelidad es un proceso evolutivo y cultural.

Foto: Web.

Mujeres: ¿hoy seguimos siendo infieles?

Esta conducta viene de épocas remotas cuando la supervivencia de la especie pendía de un hilo.

Actualmente no tenemos este tipo de problemas con la supervivencia de los seres humanos, pero parece ser que el comportamiento ha quedado grabado en nuestros genes.

Los motivos de la infidelidad en el siglo XXI son muy distintos a los del pasado, pero las bases han quedado sentadas y el objetivo es el mismo.

Buscar hasta encontrar lo que nos haga sentir mejor.

Foto: Web.

El gen de la infidelidad: DRD4
Es el gen que está directamente relacionado con la infidelidad.

Estudios científicos, en los cuales se estudiaron a 180 hombres y mujeres, ha dado como resultado que, este gen aumenta los niveles de dopamina en el cerebro.

Las personas que lo tenían, eran infieles.

Una variante en este gen hace que las personas sean más propensas a ser infieles, basándose en un sistema de placer y recompensa donde actúa la dopamina.

Otros estudios han demostrado que la persona, a pesar de que esté bien con su pareja y no querer engañarla, al tener esta mutación son personas más liberales.

Son mucho más influenciables por las personas que tienen a su alrededor.

Foto: Web.

Infidelidad en hombres y mujeres
Con el paso de los años nuestros intereses cambian en la pareja y ya no nos llena esa persona, con la que antes pasábamos noches enteras hablando de cosas sin importancia y nos llenaba en todo sentido.

Tampoco ningún estudio ha conseguido demostrar de forma irrebatible que los humanos estemos predispuestos a la monogamia o a la poligamia.

Para el profesor Robin Dunbar de la Universidad de Oxford, el comportamiento humano está influenciado por muchos factores tales como el medio ambiente y la experiencia de vida, entre otras cosas.

¿Crees que la infidelidad está relacionada con la genética, o es un tema cultural y moral?