Mujeres

11 abril 2016 | 10:15 hrs |

Por María Luisa Martínez

La violencia contra las mujeres tuvo su “carta de naturalización” hace muchos años, ahora es tiempo de ponerle fecha de caducidad. Conjuntamente varones y mujeres hemos trabajado en las instancias institucionales, en el espacio público, en el hogar y en los centros escolares para erradicar las agresiones de nuestra vida y cultura. En Veracruz hemos dado pasos en esa dirección, pero todavía no vemos el final del camino.

Estudios e investigaciones academicas reportan que diariamente seis mexicanas son víctimas de feminicidio, pese a existir leyes que tratan de inhibir y erradicar la violencia de género. En México, durante 2015, la Secretaría de Gobernación, a través de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), ha emitido dos alertas de violencia de género. La primera tuvo lugar el 28 de julio para once de los ciento veinticinco municipios que integran el Estado de México. La segunda, el 10 de agosto, en ocho de treinta y tres municipios del estado de Morelos.

La Conavim es un órgano desconcentrado de la Secretaría de Gobernación que fue creado el 1 de junio de 2009. Entre algunas de sus funciones está la de emitir la alerta por violencia de género, mecanismo que, según la Ley General de Acceso de las Mujeres para una Vida Libre de Violencia (LGAMVLV), consiste en un “…conjunto de acciones gubernamentales de emergencia para enfrentar y erradicar la violencia feminicida en un territorio determinado, ya sea ejercida por individuos o por la propia comunidad” (Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión, 2015: 6). Su objetivo es “garantizar la seguridad de las mismas (las mujeres), el cese de la violencia en su contra y eliminar las desigualdades producidas por una legislación que agravia sus derechos humanos…”.

Con anterioridad la comisión rechazó emitir la declaratoria de alerta para los estados de Hidalgo, Oaxaca, Guanajuato y Nuevo León. Ello a pesar de que, según datos del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, seis mujeres son asesinadas diariamente en México (OCNF, 2014). Durante 2012 y 2013, fueron asesinadas 3892 mexicanas, el 46% de ellas murieron a causa de golpes, heridas punzocortantes, quemaduras y asfixia o estrangulamiento. El 16% fue privada de la vida por un arma de fuego. 41.08% tenía entre 21 y 40 años de edad (ibid). En dicho periodo, el 21.7% de las víctimas de feminicidio fueron encontradas en la vía pública. El 20% fue asesinada por su pareja o por alguna persona cercana (ibid).

De ahí la importancia del exhorto del diputado local Raúl Zarrabal Ferat, a las Secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y la de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP) del estado a implementar las acciones conducentes y crear refugios de atención para mujeres víctimas de violencia en colaboración con el Instituto Veracruzano de las Mujeres (IVM), el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y entidades municipales.

El legislador informó que el Congreso del estado etiquetó para este año una partida para que la SIOP construya un refugio en la ciudad de Xalapa. Es cierto que apenas vamos en el cuarto mes, pero la gravedad del problema exige atención inmediata y no dejarlo en los vaivenes de los tiempos de la política.

“Los refugios deben ser un asunto prioritario para los gobiernos porque en ellos protegen a las mujeres violentadas, así como a sus hijas e hijos. No solamente es para proteger su vida, sino para brindarles atención médica, psicológica, orientación y acompañamiento legal, así como asesoría para recuperar su vida normal.”

A nivel nacional, el 10 de marzo de este año, mujeres integrantes del Senado de la República presentaron una iniciativa que reforma artículos de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, que  pretende impulsar y apoyar la creación, operación y mantenimiento de refugios para víctimas en todas las entidades.

De acuerdo a resultados de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH), el 47 por ciento de las mujeres ha sufrido algún tipo de violencia durante su vida.

El legislador comentó que: “La encuesta revela que 4 de cada 10 mujeres han sufrido violencia psicológica, siendo humilladas, menospreciadas o amenazadas. Mientras que 2 de cada 10 mujeres en México han sufrido de violencia económica y reciben reclamos por parte de su pareja por la forma en que gastan el dinero; les han prohibido trabajar o estudiar, e incluso les han recogido su dinero o bienes.”

Por hoy es todo, les deseo un excelente inicio de semana y nos leemos en la próxima entrega.