Mueren mujeres en Veracruz, por falta de recursos económicos

Gobierno estatal mantiene a las fiscalías sin recursos y a los ayuntamientos sin dinero para combatir la violencia contra ellas

A pesar de los esfuerzos de las autoridades, decenas de mujeres son asesinadas en el estado. Foto: Noreste.
24 agosto 2017 | 7:21 hrs | Isaac Carballo Paredes | Poza Rica

Poza Rica, Ver.- Mientras los índices de violencia se disparan en Veracruz, principalmente en Poza Rica y Córdoba, el gobierno estatal mantiene a las fiscalías regionales sin recursos, siquiera para comprar artículos básicos como hojas blancas para imprimir las denuncias de los ciudadanos, especialmente de las mujeres que son víctimas de violencia en este municipio, donde el ayuntamiento tampoco cuenta con recursos para reforzar el alumbrado público, generando que los infractores de la ley actúen al amparo de la impunidad.

De acuerdo con el Colectivo Akelarre A.C., durante los primeros seis meses del año en el estado se cometieron por lo menos 66 feminicidios, de éstos la mayoría corresponden a mujeres jóvenes; pero a decir de la representante legal de la Fundación “La Casa de las Mariposas”, Carolina Salem Garrido, en este municipio los índices de denuncias por agresiones en contra de las féminas se han duplicado, debido a que la fiscalía se ve saturada de trabajo y no cuenta con los recursos y el material humano para dar celeridad a las carpetas de investigación.

Tan solo la Fiscalía Especializada que atiende los casos de violencia a las mujeres en esta ciudad únicamente cuenta con cuatro fiscales, que laboran por más de 12 horas y ganan una miseria, además si así lo requieren deben pagar sus propias secretarias, no cuentan con pago de viáticos ni apoyo de combustible para sus unidades particulares, ya que la fiscalía no cuenta con unidades propias; tampoco hay dinero para hojas blancas o tóner, por lo que son los mismos fiscales y el personal que ahí labora, quienes deben de aportar de su escaso salario (menos de 7 mil pesos), para poder trabajar. “No hay voluntad porque no hay dinero”.

Carolina Salem destacó que las propias fiscalías carecen de recursos para atender los casos de violencia. Foto: Noreste.

“Los ciudadanos tenemos que poner lo que hace falta en la fiscalía, si seguimos esperando a que envíen dinero de Xalapa, nos van a salir raíces; nos dicen que no hay dinero, el gobernador afirma que esta consciente de la situación, pero no tiene dinero; es un estado que está en quiebra, Veracruz está en quiebra”, dijo.

Aseveró que en Poza Rica es verdaderamente preocupante el índice de violencia; aunque no cuenta con una estadística, subrayó que en promedio se atendían en la Fiscalía de esta ciudad de 6 a 10 casos semanalmente, actualmente los números se han duplicado debido a que ninguno de éstos se ha resuelto, principalmente por culpa del Sistema de Justicia Penal Acusatorio y también por la falta de personal.

La abogada indicó que el citado sistema legal lejos de proteger a las víctimas, pareciera que beneficia a los delincuentes, puesto que en el caso de violencia a las mujeres, las leyes indican que el señalado no puede ser enjuiciado por una autoridad en tanto las afectadas no presenten testigos que afirmen haber presenciado los golpes, por lo que ante la ausencia de los mismos, el malhechor goza de libertad absoluta.

Lo anterior ha provocado que el 10 por ciento de las mujeres que denunciaron casos de violencia en la Fiscalía Especializada, desistan de continuar con el proceso debido a los tediosos trámites burocráticos que implica integrar una carpeta de investigación, del largo tiempo para que sean aceptadas las pruebas, pero además por la espera de varios meses para que un juez por fin atraiga el caso e inicie un juicio, mismo que no se concreta porque para entonces el señalado ya se dio a la fuga, puesto que no hay una orden de aprensión en su contra; todo lo anterior generado por el nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio.

A lo largo de la entidad, activistas demandan enérgicamente que cese la violencia contra las mujeres. Foto: Noreste.

 

Ayuntamientos tampoco tiene dinero para proteger a las mujeres
Poza Rica es uno de los once municipios en donde se declaró una Alerta de Género por los altos índices de violencia contra la mujer y por contar con una tasa alta de feminicidios, la Comisión para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim) emitió una serie de recomendaciones  al gobierno municipal para evitar este tipo de situaciones entre las que destacan mejorar el alumbrado público en los sectores rojos de esta ciudad  y reforzar los patrullajes preventivos.

Al respecto la directora del Instituto Municipal de la Mujer (IMM), Norma Arango, informó que si bien las estrategias de seguridad son bienvenidas por las autoridades municipales, es una realidad que el ayuntamiento no cuenta con dinero para reforzar el alumbrado público en las zonas donde realmente se requiere.

En las recomendaciones de Conavim también destaca efectuar operativos en lugares donde se tenga conocimiento fundado de la comisión de conductas violentas o delitos contra las mujeres, sin embargo, en esta ciudad se posee un número limitado de elementos de la Fuerza Civil que además no cuentan con unidades suficientes para combatir el crimen y también la violencia de género, explicó la directora.

Norma Arango señaló que no se requiere una alerta más, sino recursos para atender las recomendaciones de Conavim. Foto: Noreste.

Arango concuerda en que la falta de recursos económicos en Veracruz es el principal factor que limita que se activen protocolos de seguridad para verdaderamente proteger a las mujeres pozarricenses y de todo el estado, puesto que de nada servirá que el gobierno federal active ahora dos alertas de género en estado, si lo que realmente se necesita es dinero para aplicar los programas necesarios.

Destacó que en esta ciudad cada semana se llegan a atender hasta 20 denuncias por violencia a la mujer, desaparición de jovencitas y violencia patrimonial contra las féminas, sin embargo, de éstas ninguna se resuelve en las fiscalías debido a que no se cuenta con el personal suficiente para dar celeridad a las carpetas de investigación. “El avance es lento en las fiscalías”, dijo.

Cabe mencionar que de acuerdo con las estadísticas de la Unidad de Género de la Universidad Veracruzana (UV), al menos 100 mujeres son asesinadas cada año. Hasta el año pasado la Fiscalía General del Estado (FGE) ha reconocido mil 214 casos de feminicidios en los últimos 15 años, que no se han resuelto hasta el momento, pero grupos civiles revelan que la cifra real puede ser el doble.