Montano: parecía un “destape”

18 diciembre 2017 | 18:42 hrs | Carlos Jesús Rodríguez

HACÍA TIEMPO que el nombramiento de un Delegado Federal no levantaba tanta expectativa en Xalapa, como ocurrió este lunes con la toma de protesta de Alejandro Montano Guzmán al frente de la Delegación de Gobernación. Y es que el ex Secretario de Seguridad de Miguel Alemán Velasco, en cuyo periodo la delincuencia fue socavada gracias a las cámaras de video vigilancia colocadas en diversos puntos de la Entidad pero, sobre todo, a la estrategia montada con delegaciones de tránsito y las diferentes corporaciones policíacas, además de una amplia red de informadores que mantenían vigilancia permanente. Gracias a aquel mecanismo se sabía si extraños llegaban a una ciudad, pues se tenía un grupo de informadores al servicio de la Secretaría de Seguridad que en verdad rendían resultados. Los cortes informativos (que se realizaban hasta en cuatro o cinco ocasiones durante el día, vía el llamado C-4) permitían al titular estar plenamente enterado, aunque hay que reconocer otro factor: los grupos de poder que deseaban la paz en sus regiones y, por tanto, coadyuvaban en las acciones que permitían mantener a Veracruz en escenarios de seguridad confiables. Hay que admitir que los actuales no son como otros tiempos. El surgimiento descontrolado de los grupos fuera de la ley ha provocado un explosivo ascenso de la violencia, porque hoy en día nadie informa al Gobierno, ya sea por miedo o complicidad.

COMO FUERA, Alejandro Montano asume a partir de hoy la Delegación de la Secretaría de Gobernación que a nivel nacional encabeza Miguel Ángel Osorio Chong, y su función, además de las propias de esa dependencia, será coordinar los esfuerzos del resto de las delegaciones, y uno se pregunta: ¿Qué significa eso en tiempos electorales?. Muy simple: viene a meter orden, a “chambiar” por la causa, porque sería absurdo suponer que solo viene a aplastar un mullido sillón, y menos conociendo el carácter de Montano Guzmán que suele meterle fibra a lo que hace. Es claro que su presencia en la dependencia, guardando el respeto debido a la ley, será coordinar esfuerzos para los abanderados de su partido que buscarán desde la Presidencia de la República, con José Antonio Meade Kuribreña como abanderado, hasta la Gubernatura con José Francisco Yunes Zorrilla como aspirante, y de quien el nuevo Delegado de Gobernación es amigo cercano.

NOS DECIA el político Luis Bustos en una reseña que nos hizo llegar, y que sin duda, se apega a la realidad: “Este medio día se vivió un evento con olor y sabor a acontecimientos de gran relevancia, con la toma de protesta de Alejandro Montano Guzmán como nuevo Delegado de la SEGOB en el estado….destacaron la presencia de la Rectora de la UV, Sara Ladrón de Guevara y del alcalde de nuestra capital, Américo Zúñiga Martínez. Todos los Delegados Federales de las otras Secretarías de Estado tratando de llamar la atención, entre éstos Elizabeth Morales que no puede mantenerse discreta en ninguna parte ya que es acosada por los medios en torno a su aspiración al Senado. Cosa contraria, Antonio Benítez Lucho y Pedro Yunes Choperena, Delegados del IMSS-Norte y Sedatu, respectivamente. Llamó la atención la presencia de muchos compañeros de la prensa como Edgar Hernández, Alfredo Bielma, Los Licona (Francisco y Aticus, padre e hijo), Gustavo Cadena, Andrés Hondall Ñeco, Filiberto Vargas Rodríguez, Rubén Morales, Luis Emanuel Domínguez, Melitón Morales, Rosalinda Sáenz, Santos Solís, Beto Gato,

Agustín Contreras Stein, Esaú Zúñiga, Gustavo Cadena Mathey, Pablo Jair Ortega y muchos más, todos para cubrir la nota (y no en busca de chamba), y saludar al nuevo funcionario. Diputadas federales, dos, porque no llegó un solo varón y, eso sí, muchos, muchísimos, ex servidores públicos del gobierno del Estado, en las distintas administraciones para felicitar al nuevo delegado, menos funcionarios o representantes del actual Gobierno. Y remata Bustos: “Presentes tres amigos cercanos de Montano: Carlos Rodríguez Velasco, Daniel Del Ángel Pérez y Edmundo Sosa, los tres Generación 71/76 de la Facultad de Derecho y, por cierto, Luis Sardiña, el afamado “coño loco”, que andaba muy activo…¿por qué sería?. Y agrega: “Como titulamos este comentario, esta toma de protesta tuvo olor y sabor a grandes eventos del pasado que auguraban algo… Por eso la pregunta: ¿Qué viene más adelante, en lo que Montano esté involucrado?. Unos comentaron: ¿Y si el destape del candidato va por el lado de Miguel Alemán, chico? Es solo una pregunta, que nadie pudo contestar con firmeza y certeza”.

LO CIERTO es que Pepe Yunes, que no estuvo presente en el evento aun cuando se encontraba en Xalapa, será el abanderado del PRI a la Gubernatura del Estado, y de no ocurrir otra cosa, la solicitud de licencia será presentada pasando la Navidad que desea disfrutar en familia, sin la parafernalia de un “destape” anticipado. Pepe es el hombre que José Antonio Meade, candidato del “tricolor” a la presidencia, quiere que dispute la Gubernatura, pues de acuerdo a las mediciones del Revolucionario Institucional, es el que más votos metería a la contienda, mejor aún si Héctor Yunes se suma a su proyecto olvidando  esa loca aventura que le quieren vender para que compita en contra del partido que le ha dado todo desde muy joven.

AMÉRICO ZÚÑIGA –muy saludado en el evento, a diferencia del actual dirigente Estatal del PRI, Renato Alarcón-, se prepara, mientras tanto, para asumir la dirección del “tricolor” en el mes de Enero, de tal suerte que el actual pueda cobrar su aguinaldo. Zúñiga desea concluir como Presidente Municipal, que al fin y al cabo solo le restan 12 días para que eso suceda y, posteriormente podrá abocarse, con el respaldo de Pepe Yunes, a la dirigencia de su partido. No hay prisa; los días que restan al año son para estar en familia y disfrutarla, pues de Enero a Julio apenas habrá tiempo para la convivencia.

MONTANO GUZMÁN encabezó este mismo lunes su primer encuentro con Delegados Federales, y llamó la atención el retraso de la Delegada de la Secretaría de Desarrollo Social, Anilú Ingram, quien llegó a toda prisa cuando ya había pasado la toma de posesión, con botas, un minivestido que arrancó suspiros, y como para demostrar que no le interesaba el nombramiento del capitán y licenciado -segura del respaldo de Osorio Chong-, se dio el lujo de atender reporteros para entrar a la reunión de delegados cuando ya estaba por terminar. Vaya descomedimiento. OPINA carjesus30@hotmail.com

*Esta es opinión personal del columnista