Montano, buen candidato

Por Gustavo Cadena Mathey

19 febrero 2017 | 20:48 hrs | | Gustavo Cadena Mathey

 

Buen día apreciado lector:

¿Ya recorrió usted la calle Acueducto y su paralela Primero de Mayo alrededor del Museo de Antropología, de Xalapa?, le aseguro que si lo hace le va a encantar el paseo. Con la pavimentación de concreto hidráulico que le hizo recientemente el alcalde Américo Zúñiga quedó de película.

Un bosque precioso con los árboles que mandó sembrar el gobernador don Agustín Acosta Lagunes aquella vez que recoinstruyó ese emblemático museo y al que ni siquiera toman en cuenta los organizadores de paseos turísticos y mucho menos el gobierno estatal priísta y panista y perredistas de la ciudad.

Qué bien pues que el gobierno de un priísta de hueso tricolor como Américo Zúñiga Martínez haya decidido reparar esas vías que estaban te4rribles, en el abandono, con huecos y baches por todas partes y que hoy luce de primera, cual debe.

Hay que aplaudir el trabajo que ha hecho Américo, eso habla de que entre los priístas no hay solo ratas, también hay gente honesta, trabajadora, que responde a las demandas de la sociedad.

Bien por Américo que heredará un buen nombre al próximo alcalde y sobre todo a los priístas como el Capi Alejandro Montano Guzmán, quien en su primera y única oportunidad como servidor público en el gobierno del estado cuando Miguel Alemán Velasco hizo un trabajo excelente, mantuvo el control de la seguridad pública y eso le hizo ganar la nominación entre once aspirantes a la gubernatura.

Es sabido que en la práctica no existe el “hubiera”, pero yo no dudo que de haber sido postulado y alcanzar la gubernatura, como mandatario Alejandro hubiera hecho un papel mucho mejor que el que nos estampó Fidel Herrera y su séquito. En fin, ya habrá tiempo para analizarlo mejor a más de doce años de distancia.

MONTANO GUZMAN

VA POR LA ALCALDÍA DE XALAPA 

A propósito, la mañana de ayer, el ex secretario de Seguridad Pública y ex diputado local y federal, José Alejandro Montano Guzmán, solicitó su registro como aspirante a la candidatura del PRI para la presidencia municipal de Xalapa,

Acompañado de su esposa María Eugenia, de sus familiares, del senador Héctor Yunes Landa y numerosos correligionarios, Montano Guzmán se presentó a las diez de la mañana en las oficinas del Comité Directivo Municipal del PRI, en la Avenida Ruiz Cortines, para solicitar su registro ante el comité que encabeza el profesor Hugo Maldonado, Mariano Fragoso y Alejandra Corrales, quienes le recibieron la documentación respectiva.

Allí se dio a conocer que el plazo para quienes se quisieran apuntar finalizaría a las 17 horas del m ismo domingo y que en su momento estel partido definirá y dará a conocer la planilla que formará parte de la candidatura.

Alex es un político valeroso que está tomando la decisión de participar en el peor momento del PRI, y con una gran desventaja ante MORENA, el PAN, y principalmente ante el hartazgo ciudadano hacia el PRI.

Pero como observa el experimentado analista político Francisco Guisa Hernández, las elecciones en México, hoy en día, tienen que ver con las personas, su trayectoria, su personalidad, su cercanía con el pueblo y  sus causas.

Las elecciones no tienen que ver ya más con partidos ni grupos políticos, pues es tal el desprestigio de los políticos, de la partidocracia y la mala percepción que tiene la sociedad de los partidos, que resulta un lastre para cualquier candidato ser abanderado por un partido, sobre todo cuando se establece como estrategia,  reivindicar a los partidos en particular y al sistema de partidos en general, para tratar de atraer el voto ciudadano hacia nuestra causa.

Apunta Paco Guisa que esto resulta ocioso y contraproducente ya que salir en defensa de un partido, con el argumento que sea, convierte al candidato en blanco de los ataques al partido y lo hacen cargar con las culpas y errores de otros militantes y representantes del partido, poniéndolo en la misma situación, a los ojos del elector.

Señala que hoy en día resulta contraproducente defender las causas que enarbola un partido político siendo candidato de éste, a la vez que es un contrasentido atacarlo abiertamente, siendo su candidato.

Así las cosas, es necesario encontrar una fórmula que le permita a un ciudadano “librepensador” postularse a un cargo con el apoyo de un partido político, posicionando su propia imagen e ideario político ante los electores sin tener la necesidad de defender o solventar las malas actuaciones de los dirigentes y autoridades surgidas del partido que lo postula. Esto en virtud de la percepción ciudadana de que los partidos políticos no han ayudado en nada al desarrollo del país.

Por lo mismo existe la necesidad de posicionar entre los electores que la elección se trata de confrontar proyectos de desarrollo locales y formas   particulares de realizarlos de cada candidato, basados en su personalidad, su capacidad, sus antecedentes y su honestidad para enfrentar los retos y no de proyectos nacionales ni estatales de grupos o partidos políticos, y que además, de acuerdo con nuestras Leyes vigentes los partidos son necesarios para que nuestro nombre pueda aparecer en la boleta electoral, de tal forma que el partido, solo es un instrumento para poder participar y poner a la consideración de los electores nuestro proyecto en beneficio del pueblo.

De ahí que el mensaje debe ser: “Mirame a mí”- “Valorame a mí”, no al partido, pues “mi propuesta no se centra en lo que ha hecho o hará el partido, sino en lo que yo traigo para ofrecerte” y “lo que yo te ofrezco es”: “Una nueva actitud”, una forma diferente de hacer las cosas, más honesta y cercana a la gente, una hoja de servicios limpia e intachable, “honestidad y experiencia a tú servicio”. “Un Proyecto ciudadano surgido de la sociedad y no del partido”

Si logramos transmitir el mensaje adecuadamente, no tendremos que cargar con la mala imagen del partido, pues el elector escuchará y valorará al candidato otorgándole a él la oportunidad de representarlo y no al partido.

Por todo ello, el mensaje debe combatir la corrupción, el cacicazgo, la impunidad, la violencia y el terror como método político y enaltecer la honestidad, el apego a la Ley, el método pacífico para dirimir los conflictos, la cercanía con la gente, las fortalezas del candidato.

Hasta aquí el muy oportuno análisis que hace don Francisco Guisa Hernández.

Buen día y que haya paz en sus hogares.

SOBRESALIENTE

***bueno el reto que asume el gran caricaturista Tlacuilo, que estará apoyando al Capi Montano en esta fenomenal batalla política***

gustavocadenamathey@hotmail.com

*Esta es la opinión personal del columnista.