¡Qué triste! Un gobernador desconfiable

23 noviembre 2015 | 21:12 hrs |

 

  • Veracruz: Un Senador que consigue recursos
  • Duarte y la vocación represiva de su gobierno

 

Por Marco Antonio Aguirre Rodríguez

¡Qué triste!

En Veracruz hay un gobernador que presume como el presupuesto de egreso de su gobierno disminuirá, porque el gobierno federal incrementó el gasto de inversión para el estado.

Pero además está el contraste de un Senador que ha conseguido recursos para la entidad desde su cargo, casi 1,000 millones de pesos.

En términos reales, esto significa que la federación está entrando a invertir en Veracruz para mejorar la imagen de gobierno ante la ineficacia manifiesta que tiene el gobierno del estado.

Y el gasto que se ejercerá en Veracruz el próximo año se manejará con la mediación de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, donde el titular es
Luis Videgaray.

Esto lo harán así porque Javier Duarte es un gobernador desconfiable, que desaparece todos los recursos y no realiza la más mínima obra pública.

No es un gobernador confiable, es un gobernador desconfiable.

Y Videgaray es cercano, muy cercano, a Pepe Yunes.

Tan es así, que este lunes 23 de noviembre, cuando Javier Duarte trato de hacer caravana con sombrero ajeno, presumiendo el presupuesto que la federación ejercerá en Veracruz para el próximo año, reconoció el trabajo “ejemplar” de la SHCP y de “su amigo” (¿será más amigo suyo que de Pepe Yunes?) Luis Videgaray.

¿Casualidad?, ¿mensaje abierto de por donde vendrá la línea sucesoria para Veracruz en el 2016?.

Pero además es una muestra clara, palpable y evidente de que el gobierno federal desconfía por completo de Javier Duarte, tanto que prefieren incrementar los gastos de operación, antes que darle los recursos para que los desaparezca sin hacer obra pública.

¡Qué triste!, que muestra de ineficacia.

Javier Duarte presenta su presupuesto de egresos para el estado del 2016 con un monto menor al asignado para este 2015, en un 3.9%.

Y entre los rubros que recortarán están los de obra pública y Javier Duarte lo justifica –precisamente- diciendo que la federación incrementará su inversión en el
estado.
¿Cómo es posible que un gobernador abandone su deber para que otro lo haga?

Enrique Peña Nieto tiene que mandar a sus huestes a realizar obra en Veracruz, a crear imagen de gobierno, para evitar un fracaso rotundo del PRI.

Con esta desconfianza mostrada hacia el fidelato, ¿Peña Nieto les dejará la candidatura del PRI?.

Se ve medio difícil. Se aprecia bastante kafkiano que pueda darse.

En contraparte está el contraste, del senador José Yunes que anuncia que consiguió este año inversiones para Veracruz por alrededor de mil millones de pesos.

Si José Yunes logró eso, ¿por qué Javier Duarte no pudo conseguir mayor inversión para el estado?.

¿Porqué no le quieren dar el dinero de forma directa?.

Javier Duarte ha demostrado plena, completa y totalmente, que los recursos federales que llegan a su gobierno, desaparecen.

Los ayuntamientos no reciben sus participaciones.

No hay obra pública por ningún lado.

Y las deudas no se pagan.

Si esto ocurre todos los meses, ¿a dónde se va el dinero?.

Otra muestra de la ineficacia del gobierno del estado y de la rapacidad de los integrantes del fidelato, es que aún con todos los conflictos que han tenido por las
denuncias interpuestas por la Auditoría Superior de la Federación, tendrán que regresar al gobierno federal recursos por 3,600 millones de pesos que no se ejercieron y que no pudieron comprobar que se aplicaron.

Esto es tan sólo la ineficacia que reconocen, ¿qué tanto más hay que no podrán comprobar?

Ojalá que esos recursos que se anuncian por parte del gobierno federal no se queden sólo en anuncio.

Ojalá y se ejerzan en el primer semestre del año, más que nada porque a Veracruz le urge.

Vaya, pues, se necesita un respiro de sobrevivencia para los terrenales… y también para muchos místicos.

LOS MIL MILLONES DE PEPE YUNES. Y esos casi mil millones de pesos que dice Pepe Yunes que consiguió para el estado, ¿a dónde fueron a dar?.

Según el reporte que hizo, preliminar a su Informe de actividades, estos recursos fueron para:

– Infraestructura carretera, caminos rurales y carreteras alimentadoras, consiguió 415 millones 400 mil pesos.

– 98 millones 522 pesos del Fondo de Pavimentación y Desarrollo Municipal (Fopadem) para municipios veracruzanos.

– 85 millones de pesos para obras a cargo de la Comisión Nacional del Agua (Conagua)

– 45 millones del Programa Nacional de Conservación de Carreteras

– 25 millones de Caminos y Programas Regionales de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT)

– 89 millones 618 mil pesos para Acciones de Vivienda de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu)

– Del Fondo de Apoyo en Infraestructura y Productividad (FAIP) obtuvo 71 millones 188 mil 643.12 pesos para realizar obras en municipios de escasos recursos

– 30 millones 500 mil pesos para proyectos productivos agropecuarios provenientes de los programas FAPPA y PROMETE de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentos (Sagarpa)

– Con Petróleos Mexicanos (Pemex), obtuvo vales de gasolina y diesel para productores agrícolas de Tepetzintla y Acayucan por dos millones 200 mil pesos, así como la aplicación de cien millones de pesos en el puente Las Flores sobre el río Pantepec en Álamo-Temapache, y tres millones para la construcción del puente de acceso a la colonia Seminario Mayor en Tuxpan.

DUARTE Y LA VOCACIÓN REPRESIVA DE SU GOBIERNO.

Nuevamente se evidenció la vocación represiva del gobierno de Javier Duarte.

Y aún con todo este imperio de terror que buscan imponer, hubo 6 personas que se atrevieron a poner denuncia por las agresiones y daños que sufrieron por parte de la policía, sobre todo por los elementos vestidos de civil.

Entre los denunciantes hay dos periodistas y los demás son comerciantes y ciudadanos en general.

Ojalá que a ninguno de ellos les ocurra algo por el valor que tuvieron para denunciar.

Vaya, el asunto es tan preocupante que hasta el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong reprobó las agresiones que sufrieron los periodistas en los actos represivos.

Y eso que el 4 de noviembre se firmó el “protocolo” de protección a periodistas.

Si esto no se hubiera dado, ¿se imaginan que hubiera ocurrido?

Ojalá que la Comisión de Atención a Periodistas actúe de oficio y no espere a que se lo pidan.

Ojalá que la Comisión Estatal de Derechos Humanos cuide a los demás ciudadanos que demandaron.

Ojalá que los organismos empresariales arropen a los comerciantes que fueron afectados.

¡Ojalá!

Para empujar a que la vocación represiva del gobierno del estado disminuya.

Es una vergüenza nacional que el único estado donde hubo disturbios de esta magnitud en la evaluación magisterial fue Veracruz.

Y el gran místico sigue creyéndose en la ensoñación de que el jefe del fidelato lo cubrirá en su retirada para que también tenga impunidad.