Ministeriales encañonan y detienen a mujer por equivocación en Veracruz

Intentaron detenerla en la puerta del Café La Parroquia

Foto: Noreste
16 octubre 2017 | 11:26 hrs | Manuel Carvallo

Veracruz, Ver.-Agentes de la Policía Investigadora de la Fiscalía General del Estado (FGE) detuvieron, jalonearon, ultrajaron e intentaron detener a una dama en la puerta del Café de La Parroquia 200 Años, provocándole un shock emocional que casi le cuesta un paro cardiaco y luego trataron de consolarla con un “usted disculpe, nos equivocamos”, cuando se dieron cuenta de su garrafal pifia.

Foto: Noreste

Ante el asombro de un centenar de comensales y periodistas que filmaron todo el show policiaco la mujer llegó corriendo a la puerta del café gritando, “auxilio me quieren levantar”, ya que la venían siguiendo desde muchas calles antes a bordo de una camioneta blanca desde la que le gritaban que se detuviera.

Aterrada la mujer por lo que le pudiera pasar, pisó el acelerador para tratar de llegar a La Parroquia, donde fue alcanzada en la puerta por dos sujetos mal encarados que, sin identificarse, la encañonaron, la tomaron de los brazos y jalonearon para subirla a la camioneta, al tiempo que periodistas y comensales filmaban el hecho y tomaban fotos, para exigirles la soltaran.

Fue hasta ese momento, cuando los policías ministeriales se identificaron y mostraron una orden de aprehensión en contra de una mujer, la cual no correspondía a la que pretendían detener.

Foto: Noreste

“Estúpidos hijos de su puta madre, yo no soy esa, mi nombre es Araceli Serralta González y soy doctora, mira mi identificación”, reaccionó la víctima de la brutalidad policiaca al tiempo que era atendida por varios testigos, pues sufría un fuerte shock nervioso que amerita la atención de paramédicos de la Cruz Roja, quienes diagnosticaron que pudo haber sufrido un paro cardiaco

Con la disculpa ofrecida, los supuestos agentes policiacos dieron la vuelta para subir a su unidad sin logotipos y sin torretas para retirarse del lugar.

Foto: Noreste

A dos horas del terrible altercado ni el fiscal general, Jorge Winckler Ortiz ni ningún otro funcionario de nivel medio ha salido a dar la cara para ofrecer una disculpa y dar una postura sobre este caso.