Mientras más alto volamos

2 mayo 2016 | 23:32 hrs |

Jesús J. Castañeda Nevárez.-jjcastaneda55@gmail.com

Qué cosas tiene la vida, qué cosas tiene la vida. Algunas nos unen y otras nos dividen; cosas de la vida que ponen a prueba verdaderas fortalezas de la sociedad que en la mayoría de ocasiones son derrumbadas por causa de la mezquindad humana. Cosas de la vida que no resulta fácil explicar y mucho menos poder justificar.

Al término de la primera mitad de la campaña por la gubernatura de Veracruz, lo único que se puede contar es la serie de descalificaciones y ataques que se han desplegado entre los mismos contendientes; algunos frontales otros sesgados, pero ataques al fin que buscan darle un poco de circo al pueblo, con algunos contrastes entre técnico – rudo y matizados con citas bíblicas.

Porque justamente en el debate organizado por una estación radiofónica surgió el único libro que dijo EPN que ha leído y que coincidentemente todos los candidatos mencionaron de alguna forma durante sus intervenciones. Lo que lejos de acercarlos a la imagen de buen cristiano los acerca a la de “mal gobernante” por el tremendo descrédito del ejecutivo.

Es cierto que de la Biblia se dice que es una espada, también se afirma que es de dos filos, por lo que en lugar de sacar citas de la Biblia de forma aislada con el fin de golpear al oponente, los candidatos se hubieran dado un tiempo para escudriñar a fin de alimentar su alma y alejarla de cosas vanas.

Por lo menos unos cuantos versículos como éstos:

“Las palabras dulces multiplican los amigos y un lenguaje amable favorece las buenas relaciones.
Que sean muchos los que te saludan, pero el que te aconseja, sea uno entre mil.
Si ganas un amigo, gánalo en la prueba, y no le des confianza demasiado pronto.
Porque hay amigos ocasionales, que dejan de serlo en el día de aflicción.
Hay amigos que se vuelven enemigos, y para avergonzarte, revelan el motivo de la disputa.
Hay amigos que comparten tu mesa y dejan de serlo en el día de la aflicción.
Mientras te vaya bien, serán como tú mismo y hablarán abiertamente con tus servidores; pero si te va mal, se pondrán contra ti y se esconderán de tu vista.
Sepárate de tus enemigos y sé precavido con tus amigos.
Un amigo fiel es un refugio seguro: el que lo encuentra ha encontrado un tesoro.
Un amigo fiel no tiene precio, no hay manera de estimar su valor.
Un amigo fiel es un bálsamo de vida, que encuentran los que temen al Señor.
El que teme al Señor encamina bien su amistad, porque como es él, así también será su amigo”. Eclesiastés 6:5-17

Y para contrastar eventos, en alrededor de los mismos días ocurrió una terrible explosión en la planta de Clorados III de Mexichem en la zona de Coatzacoalcos, Ver., en donde muchos trabajadores perdieron la vida. Ahí fueron encontrados abrazados los cuerpos de los hermanos Abigail y Óscar Sánchez de la Cruz, originarios de la comunidad de Mundo Nuevo. Abrazados, como intentando protegerse el uno al otro de la explosión; una acción que duele pero que enaltece al ser humano que busca proteger su sangre a costa de su propia vida. Abrazados murieron y así mismo fueron sepultados. En medio de su dolor, los padres de ambos deben sentirse orgullosos.

La explosión de Coatzacoalcos duró unos segundos; la campaña por la gubernatura dos meses y la mini gubernatura dos años. La actuación de todos también puede ser así de efímera pero con alcances insospechados en pérdidas.

Antes de que pase el tiempo y llegue el atardecer de la vida, nos queda una reflexión Bíblica de lo dicho por Moisés en el Salmo 90:12: “Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría”. En una oración que pide a Dios la sabiduría suficiente para no caer en errores que lastimen nuestra vida y la de nuestros familiares y amigos.

Qué cosas tiene la vida, que cosas tiene la vida; mientras más alto volamos, se nos olvida lo simple de la vida. “Quién encuentra un amigo, ha encontrado un tesoro”. Ese es mi pienso.