México avanza a semifinales en la Copa Oro 2019

Venció en penales a Costa Rica (5-4)

Foto: informador.
30 junio 2019 | 8:52 hrs | Infobae | Meta

México.- Cuando México necesitó de una sola genialidad de sus más grandes figuras, apareció Guillermo Ochoa, como ha sido costumbre en la última época. El guardameta atajó un penal en la muerte súbita ante Costa Rica y sacó de un apuro al equipo dirigido por Gerardo “Tata” Martino, que sufrió para alcanzar las semifinales de la Copa Oro 2019.

El equipo azteca no pudo imponerse durante los 90 minutos de juego ni en los tiempos extras, por lo que tuvo que jugar su suerte en la tanda de penales, donde incluso tuvo que remar contracorriente tras la falla de Raúl Jiménez. Pero el equipo aguantó y Ochoa atajó a Keyshon Fuller para poner el 1-1 (5-4) definitivo para sellar el boleto a semis.

Foto: informador.

Y es que aunque México buscó intimidar a los ticos desde el comienzo del partido, poco a poco la escuadra de Gustavo Matosas dejó el nerviosismo y se dispuso a responder a los embates mexicanos.

El primer aviso fue de Jonathan Dos Santos, apenas a los cinco minutos de juego, con un disparo que fue bien controlado por el guardameta Moreira quien atajó a una mano para evitar el peligro en su meta.

A partir de ahí, Costa Rica comenzó a ganar algunos metros hacia el frente, tanto así que generó casi de inmediato su primera jugada de peligro cuando Kendall Waston mandó su cabezazo apenas por encima de la portería de Guillermo Ochoa.

La escuadra tica tuvo su oportunidad más clara a los 37 minutos cuando Celso Borges cobró una falta, apenas unos metros fuera del área azteca, con un disparo con efecto que pasó apenas por unos centímetros del poste derecho de Ochoa.

Pero cuando mejor se veía Costa Rica, apareció una genialidad de Raúl Jiménez, quien tras una habilitación de Pizarro, se dio la media vuelta y disparó casi a ras de pasto para superar a Moreira y poner el 1-0 a dos minutos del desenlace de la primera parte.

Tras el descanso, a México le cayó un auténtico balde de agua fría, cuando a los 50 minutos de tiempo corrido, “Chaka” Rodríguez cometió una polémica falta, pues Joel Campbell estaba claramente fuera del área, pero el árbitro no dudó en señalar penal. Bryan Ruiz cobró de forma magistral y silenció al graderío repleto de aficionados mexicanos al poner la pizarra 1-1.

La tensión aumentó proporcionalmente al transcurrir de los minutos. Tanto Matosas como Martino movieron las piezas de su ajedrez, pero ningún equipo mostró la superioridad necesaria para romper el empate.

Fue hasta los 86 minutos, precisamente con un jugador que “Tata” envió de cambio, Gerardo Rodríguez, quien por poco definió el partido. Tras una diagonal en el área de Jonathan Dos Santos, el juvenil mexicano prendió de primera intención, pero Moreira rozó la pelota y la desvió al poste para silenciar el grito de gol que ya retumbaba en el estadio.

El partido tuvo que alargarse al tiempo extra ante la incapacidad de ambas selecciones de marcar el desempate. México se mostró tan furioso y decidido como nervioso, para muestra, el remate de Pizarro a los 98 minutos de tiempo corrido, mismo que realizó de forma defectuosa y terminó por mandar muy lejos de la portería costarricense.

Foto: AFP.

Una falta al filo del área tica apareció como un oasis en pleno desierto para México. El nerviosismo estaba al límite, hasta que “Chapo” Montes golpeó la pelota y la estrelló en la barrera para diluir el peligro y dar paso al pitazo del árbitro, quien puso así fin al primer tiempo extra.

El silbatazo fue una alarma que despertó a Costa Rica, que tan pronto comenzó el segundo tiempo extra, tuvo la oportunidad para liquidar a México. Keyshon Fuller recibió una pelota franca en el área mexicana, disparó, y cuando parecía una cantada eliminación del combinado azteca, apareció Memo Ochoa para rechazar la pelota y salvar su portería.

No hubo para más, el partido tuvo que llegar a la instancia de los penales y México comenzó de la peor manera, cuando su mejor cobrador, Raúl Jiménez, falló increíblemente ante un imponente Moreira, quien adivinó el cobro del 9 mexicano. Borges engañó a Ochoa y puso en ventaja a los ticos.

Montes dio tranquilidad a los pupilos de Martino, pero Elías Aguilar de inmediato devolvió la venta a Costa Rica y dejó nuevamente en vilo a los aztecas. Alvarado anotó y Randall Leal falló su cobro para devolverle la fe a la afición verde.

Foto: La Jornada.

Tocó turno a Jesús Gallardo, quien mostró sus nervios de acero y dio por primera vez ventaja al cuadro mexicano en la tanda desde los 11 pasos. La presión estaba sobre los hombros de Duarte, quien no titubeó y cobró con fuerza para empatar la pizarra y enviar a muerte súbita.

Héctor Moreno tiró con seguridad y puso en ventaja otra vez a la selección mexicana, pero Francisco Calvo igualó.

Fuller falló ante la figura imponente de Ochoa, quien dio el boleto a semifinales a México, que ahora enfrentará a Haití por el pase a la gran final de la Copa Oro de la Concacaf el próximo 2 de julio en Phoenix, Arizona.

Con información de Infobae