Menores matan a niña de 13 años y a su madre, después tienen sexo

Cuando planearon los asesinatos, habían acordado suicidarse después de cometer la atrocidad, pero finalmente no llevaron a cabo la segunda parte de su plan

Foto: web
20 octubre 2016 | 13:26 hrs | El Debate

Londres.- Con solo 14 años, dos menores de edad planificaron meticulosamente un doble asesinato contra una niña de 13 y su madre. El suceso ha estremecido a los británicos.

El suceso ocurrió en la localidad inglesa de Spalding (Lincolnshire) y el martes, los medios de comunicación británicos, comentaron que los asesinos, cuyos nombres, no se han revelado por ser menores de edad, fueron condenados por el doble asesinato.

Los niños entraron en su casa una noche del pasado abril tras acordar el crimen. El chico asesino, confesó que apuñaló 8 veces a Elizabeth Edwards de 49 años y después clavó el cuchillo a la hija de ésta dos veces y terminó ahogándola.

Después el asesino confesó su novia había sido su cómplice. Los chicos se quedaron 36 horas en la casa de sus víctimas, se bañaron juntos para limpiarse la sangre, mantuvieron relaciones sexuales, se sirvieron un helado y vieron varios capítulos de una serie de vampiros.

Cuando planearon los asesinatos, habían acordado suicidarse después de cometer la atrocidad, pero finalmente no llevaron a cabo la segunda parte de su plan.

La niña, al principio y en su defensa, había argumentado que se trataba de un homicidio involuntario. Ambos tienen ahora 15 años. De hecho, el psiquiatra de la defensa de la niña asesina, Indranil Chakrabarti, afirmó ante el jurado que ella sufría un trastorno de adaptación y no había actuado racionalmente durante la planificación, que empezó varios días antes, y la asistencia en el asesinato. En su diario, la adolescente había escrito: “Ayudadme. La muerte es la única forma. Llevo la locura dentro”.

Pero las autoridades no aceptan los análisis de los médicos, principalmente porque la chica no mostró remordimiento cuando se la entrevistó. Para el psiquiatra forense, ella no estaba triste ni aturdida.

La niña ahora tiene 15 años, y el fiscal Peter Joyce aseguró que tanto la asesina, como el chico, había aceptado ser igualmente responsable del crimen, por haberlo planificado y haber ayudado a llevarlo a cabo.

“Repasamos el plan una y otra vez”, dijo la joven.

Tras el veredicto del jurado que la declaró culpable de asesinato el 18 de octubre, el juez de la sala, Haddon-Cave, reconoció que había sido un “caso excepcional a todos los niveles”, jamás vistos en sus años de labor.

Ahora queda pendiente concretar la sentencia y ambos adolescentes asesinos se enfrentan a penas equivalentes a la cadena perpetua.