Mega fraude carretero lleva al despeñadero a los veracruzanos

Arturo Hernández Fidalgo, de SCT, pagaba las estimaciones sin haber realizado las obras correspondientes

Foto: Especial.
30 octubre 2018 | 11:36 hrs | Redacción Noreste | Estatal

Xalapa, Ver.- A menos de un mes para que finalice el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto quedará inconcluso su compromiso de campaña número 161, donde prometió a los veracruzanos modernizar la carretera federal 180, esto a pesar de haber destinado cerca de mil 400 millones de pesos, los cuales han significado presuntamente un mega fraude para entidad.

Arturo Hernández Fidalgo, ex residente general de Carreteras Federales de la Delegación de la SCT en Veracruz. Foto: web.

Aunque la delegación de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en Veracruz, contó con los recursos para hacer obra, algunos de los constructores que en su momento fueron contratados, denunciaron que a pesar de haber recibido los anticipos para iniciar la obra, Arturo Hernández Fidalgo, residente general de Carreteras Federales de la Delegación de la SCT pagaba las estimaciones sin haber realizado las obras correspondientes.

“La palabra y la promesa del presidente Enrique Peña Nieto con los veracruzanos falló, no por falta de recursos, sino por culpa de un funcionario corrupto que teniendo el recurso y las facultades para que se construyera la carretera, no hizo lo que debía, por ello hoy en día no tenemos una carretera moderna, sino una carretera totalmente destruida e insegura, y una dependencia atiborrada de corrupción”, expresaron algunos de los contratistas.

Durante la campaña, del entonces candidato a la Presidencia de México, en el año 2012, Enrique Peña Nieto firmó sus compromisos, entre ellos el número 161 consistente en modernizar la carretera federal 180 en los tramos Santiago Tuxtla-Catemaco y Cosoleacaque-Jáltipan-Acayucan.

Para ello, en total fueron contratadas por la delegación de la SCT 11 empresas, algunas incluso inhabilitadas por la Secretaría de la Función Pública y denunciadas ante la Procuraduría General de la República por presuntas irregularidades administrativas y fiscales.

Foto: Especial.

En algunos casos, se firmó contrato, pero no se avanzó un solo centímetro, porque el residente de Carreteras Federales, Arturo Hernández Fidalgo se prestó a enjuagues para favorecer a empresas afines que eran “palomeadas” desde el centro del país a través de José Antonio Rodarte Leal, coordinador general de Centros SCT.

Durante los años 2015 y 2017 se contrataron las 11 empresas, comenzando con Kainsa SA de CV, la cual sólo hizo un 40 por ciento de los trabajados que le requirieron, pero cobró más del 55 por ciento del monto contratado. En este caso y debido al atraso de la obra y del incumplimiento se rescindió el contrato.

José Antonio Rodarte Leal, coordinador general de Centros SCT. Foto: Web.

Luego siguió la empresa Innovación en Vialidades SA de CV, a la cual, igualmente se le rescindió el contrato, pues apenas hizo un avance del 40 por ciento de los trabajos requeridos, a pesar de haber recibido los anticipos estipulados en los contratos de obra.

Lo mismo ocurrió con la constructora Transformaciones y Construcciones Bincentario SA de CV, la cual cobró un avance financiero del 60 por ciento, pero sólo alcanzó un 42 por ciento de los trabajos contratados.

Demovial SA de CV ya en el año 2017 fue la cuarta empresa que cobró en su totalidad 113 millones de pesos por un trabajo que nunca concluyó, pues lo dejó abandonado.

Foto: Especial.

Siguió la empresa ICCATZA SA de CV, la cual sólo recibió un anticipo del 30 por ciento del contrato, pero apenas reportó un avance físico de la obra del 7 por ciento.

Después el constructor Hiram Ramón Herrera García continuó con la obra, pero apenas hizo el 3 por ciento del avance físico, por un 30 por ciento de anticipo que cobró de parte de la SCT, razón por la cual también se le rescindió el contrato.

Ricardo Ortiz, director General del Centro de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes Veracruz. Foto: Web.

La empresa Proyecto, Diseño y Mantenimiento obtuvo dos contratos para atender dos diferentes tramos carreteros. Desde Cosoleacaque avanzó los 10 kilómetros que le correspondieron con rumbo a Acayucan los cuales concluyó, aunque según no le han pagado la totalidad de los trabajos.

El otro contrato, aún está vigente y lleva un cero por ciento de avance, porque el residente de Carreteras Federales, Arturo Hernández Fidalgo no ha liberado un solo peso.

Foto: web.

La empresa Constructora e Impulsora Condor SA de CV fue contratada para ejercer un monto superior a los 100 millones y atender otro tramo de la carretera federal 180, sin embargo le fue notificado que se daba por terminado el contrato de manera anticipada, porque se “realizó” un ajuste presupuestal.

Julio César Espejo García, ex subdirector de Administración de la dirección de SCT Veracruz. Foto: Especial.

Actualmente, el consorcio integrado por las empresas IDEVVSA Construcciones SA de CV; ICAPSA Infraestructura de Desarrollo SA de CV y CEMAG Construcciones, Excavaciones Maquinaria del Golfo SA de CV están a la espera de recibir el pago de 149 millones de pesos para iniciar los trabajos de reparación.

Los contratistas señalaron que acudirán a todas las instancias de fiscalización para presentar las denuncias correspondientes y exigir a las autoridades se investigue a todos los involucrados, debido a que tienen conocimiento de que a su paso por esta dependencia han adquirido diversos inmuebles, que por sus montos, no corresponden al ingreso normal de un funcionario público por lo que se debería indagar también su enriquecimiento inexplicable.

Hernández Fidalgo Estaba coludido con Salvador Pérez Fernández, Jefe de Informática, quien desde la SCT Veracruz también realizaba la función de recaudar el diezmo. Otro de los involucrados, Julio César Espejo García, es acusado de corrupción, negocios ilícitos y de cobrar el porcentaje de las estimaciones que envía a la SCT.  Se considera que son al menos 60 estimaciones detenidas.

 

Foto: web.

Cuando llega Ricardo Ortiz como director General del Centro de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) Veracruz, tras recibir constantes quejas de los trabajadores y empresarios, decidió realizar una “limpia” de funcionarios al interior de la dependencia.

Los expedientes que están en manos del residente de Carreteras Federales, Arturo Hernández Fidalgo, son quizá uno más de los mega fraudes que se han operado y ejecutado en Veracruz, lo que termina de confirmar el estigma de corrupción que se ventiló durante el periodo Presidencial que también llevó al despeñadero a los veracruzanos.