Mayuli, todos son ignorantes

21 febrero 2017 | 10:17 hrs | Marco Antonio Aguirre Rodríguez

 

Parece que al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares (Mayuli) le encanta usar la palabra “ignorante” para denostar a los demás.

No pongo el comentario lateral que me hizo un sicólogo ante la consulta de lo reiterado del empleo del vocablo, porque entonces parecería que lo estoy acusando de soberbia prepotencia y altanería.

Mejor lo dejamos por el lado de que es un cliché idiomático, que es la explicación que dio el sicólogo de forma amplia; el ejemplo más sencillo de esto es el de los jóvenes que se la pasan con el “wey” en la boca o con otras palabras muy replicantes al oído de los adultos.

El diccionario de la “Real Academia Española” define ignorante como un adjetivo hacia las personas de “que ignora o desconoce algo”, “que carece de cultura o conocimientos”.

Generalmente se usa como adjetivo “el extraterrestre es un ignorante de la vida en la tierra”, aunque también se puede emplear como sustantivo “el ignorante lo hecho a perder”.

La última vez que utilizó el vocablo fue este 20 de febrero, para decir que “voces ignorantes” salen a opinar “sin saber de que se trata” de la reestructura de la deuda pública de Veracruz:

“Veo voces integradas en dar la impresión de que esto no tiene sentido; voces ignorantes también que salen a opinar sin saber de qué se trata; y lo que hay que hacer es seguir insistiendo en que la reestructuración lo que busca es bajar las tasas de interés; y alargar los plazos y pagar menos intereses”.

Y fue muy específico contra –presumiblemente- un investigador de la UV: “Vi a un ignorante que con mucha frecuencia sale a declarar tonterías diciendo que como subieron las tasas de interés entonces yo voy a pagar más interés. Es un ignorante. Con toda claridad las tasas de interés están señaladas en el contrato, si yo al salir al mercado a reestructurar tratan de cobrarme más, pues obviamente no reestructuramos”, finalizó.

 

LOS DECOMISOS, SÍ SE DEBEN INCLUIR EN PATRIMONIO DEL ESTADO. La primera vez que Miguel Ángel Yunes utilizó el calificativo de ignorante, lo hizo presumiblemente contra mí, por la mención que hice de que el rancho El Faunito no estaba dado de alta entre los bienes de Patrimonio del Estado:

“… Adicionalmente tenemos en propiedad del gobierno del estado el rancho El Faunito, que algún ignorante por ahí señala que no aparece en la Dirección de Patrimonio del Estado de Veracruz, como patrimonio, no, aparece en el Registro Público de la Propiedad, como propiedad del gobierno del estado…”

Paradójicamente, ahora que la PGR le entregó el 13 de enero una tercera parte del rancho “Las mesas”, en el estado de México, al gobierno de Veracruz, la posesión la recibió personal de Patrimonio del Estado, junto con la Fiscalía. O sea que los bienes decomisados y adjudicados al gobierno del estado, si deben ingresarse al patrimonio del estado.

El 13 de enero llamó ignorantes a quienes lo criticaron por decir que la inseguridad es cuestión de percepción:

“En los últimos días he notado que cuando hablo de percepción se generan comentarios negativos o se generan comentarios que simplemente parten de la base de la ignorancia y realmente lamento que un tema tan delicado como la inseguridad se trate con ligereza y se trate con una orientación de otro tipo”.

Y fueron muchos los que dijeron que la inseguridad en Veracruz no es por la percepción, si no por hechos reales.

El 17 de febrero se fue contra diputados del PRI y algunos alcaldes y lo hizo desde su tierra, Soledad de Doblado: “Si alguien piensa que reestructurando la deuda yo voy a recibir un cheque y ese cheque lo puedo distribuir, es que realmente es un ignorante y qué grave que tengamos ignorantes demandando eso. Se supone que debemos tener personas cuando menos leyendo la Constitución, la reestructuración no tiene nada que ver con recibir dinero líquido”.

Así pues, el uso reiterativo de “ignorantes” que hace Yunes Linares, tiene un origen que refleja una parte de su personalidad.

Algunos terrenales la percibirán de  una forma, algunos místicos y aspirantes místicos, querrán verla de otra.

 

MAYULI SÍ PIENSA ADQUIRIR MÁS CRÉDITOS. El gobernador Miguel Ángel Yunes arremetió este lunes contra los “ignorantes” que dicen que “el dinero lo debe destinar a pagar a los proveedores y a pagarle a los ayuntamientos”, mencionando que “pues no, no vamos a recibir dinero, vamos a dejar de pagar tasas de interés tan altas como las que se están pagando”.

En la primera parte de la reestructura de la deuda, en efecto, la estrategia planteada por Mayuli el 21 de enero es reducir la tasa de interés de la deuda pública de Veracruz, la cual, es de las más altas que tienen los gobiernos estatales.

Es cierto, en una primera instancia esto permitiría liberar recursos del pago de la deuda anual.

Pero la estrategia de Miguel Ángel Yunes, presentada ese día, también incluye el llevar la deuda a 30 años, para que los pagos de intereses y del capital sean menores, mensualmente, pero mucho más en dinero, al acumularse en el lapso pactado.

Esto –obviamente- no soluciona el problema, si no que lo traslada en el tiempo.

Pero además Mayuli sí contempla adquirir más empréstitos.

Ese día dijo que su “estrategia para el refinanciamiento” tiene 3 fases y la tercera es pedir nuevos créditos, con la ventaja de haber mejorado antes la calificación crediticia del gobierno del estado:

“Con una calificación de A.mx o superior, el Estado estaría en posibilidad de acceder a financiamientos más baratos, en mejores términos y condiciones, lo cual permitiría regresar a un esquema de finanzas sanas”.

Ese es el dinero que los alcaldes y los empresarios tienen en la mira como posible fuente de pago de los adeudos, no la reestructura de la tasa de interés.

Así pues, ¿son ignorantes o malos para comunicar sus planteamientos políticos?.

Los diputados locales por lo pronto se aprovecharon de lo poco explícito que llegó la solicitud de autorización para reestructurar la deuda del gobierno del estado y por eso la detuvieron.

Uno de los puntos que no le queda claro a los diputados locales (¿será por ignorantes o porque no se los explicaron bien?), es la corrida financiera de la reestructura de la tasa de interés, que no de la deuda.

Y eso lo dijo Sergio Rodríguez, el diputado del PRD, quien también lanzó el petate del muerto y dijo que en marzo iniciaran los bancos procedimientos de multa contra el gobierno del estado porque también a ellos se les dejó de pagar.

Y, como si la suya fuera una voz de gran autoridad moral, puntualizó: “Yo doy mi voto de confianza para que se permita hacer la reestructuración de la deuda”

¿Cuánto valdrá su voto de confianza?.

 

REPRIMIR A LA PRENSA, DE DICTADORES. El senador republicano John McCain, critico frecuente de Donald Trump, lanzó este 19 de febrero una fuerte advertencia contra las actitudes del presidente de los Estados Unidos: “Cuando miras las historia, lo primero que hacen los dictadores es reprimir a la prensa”.

En una entrevista a la cadena NBC, esta fue su respuesta al señalamiento que hizo Trump el viernes, cuando calificó a los medios de comunicación como “el enemigo del pueblo americano”.

“Si quieres preservar la democracia como la conocemos, tienes que tener una prensa libre y, muchas veces, adversaria. Y sin ella, me temo que perderíamos muchas de las libertades individuales con el tiempo. Así es como empiezan los dictadores”, dijo.

Para suavizar agregó que él “odia” la prensa pero que sabe que su papel es “vital”.

Trump ha hecho de la prensa uno de sus grandes enemigos, una postura que también tiene su estratega jefe Steve Bannon, exresponsable de una publicación de referencia para la derecha radical estadounidense, que sostiene que el partido de la oposición para la Administración Trump es “la prensa” y no el Partido Demócrata.

En un tuit, el presidente escribió el viernes: “Las noticias falsas de los medios fallidos (The New York Times, NBC, ABC, CBS, CNN) no son mi enemigo, son el enemigo del pueblo americano”. A los pocos minutos del mensaje, Trump escribió un segundo tuit en el que calificó a los medios de distribuir información “falsa” y “deshonesta”.

Los diarios The New York Times y The Washington Post recordaron este fin de semana cómo el término “enemigo del pueblo” fue empleado por el régimen nazi para referirse a los judíos y por la Unión Soviética para denigrar a sus rivales. “Nunca había sido pronunciado por el líder del mundo libre. Otro ejemplo más de cómo la presidencia Trump no tiene verdaderamente precedentes en la historia de EE UU”, escribe el Post.

Si usted percibe que hay coincidencia con nuestro entorno inmediato, es por… pura percepción.