Mauricio Audirac con un pie en la cárcel

Mauricio Audirac Murillo, Gabriel Deantes, Tarek Abdalá, Ricardo Calles, Leonel Bustos, aparecen en la denuncia presentada por Ricardo García Guzmán, por un presunto daño patrimonial de los recursos públicos estatales

Foto: especial
31 enero 2017 | 17:42 hrs | Vicky Hernández R.

Ex funcionarios duartistas Mauricio Audirac Murillo, Gabriel Deantes, Tarek Abdalá Ricardo Calles, Leonel Bustos, son los más cercanos de cambiar sus residencias a la localidad de Pacho Viejo, municipio de Coatepec, todos aparecen en la denuncia presentada por el Contralor General del Estado de Veracruz, Ricardo García Guzmán, por un presunto daño patrimonial  de los recursos públicos estatales.

Responsabilidad que también alcanza al mismo Contralor General, porque fue omiso y no detuvo el hoyo financiero en el que hundieron al estado, cuyo daño patrimonial supera los 35 mil millones de pesos, acusó la diputada local, María del Rosario Guzmán Avilés.

El prometer guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen, para que todo servidor público se comprometa a ser útil a la sociedad y a la nación cada vez que asume un cargo público, se convirtió en puro trámite en el estado de Veracruz, en los últimos seis años.

Es una larga lista de exfuncionarios estatales que protestaron servir a los veracruzanos, pero no cumplieron, se sirvieron ellos mismos, sin que autoridad federal y estatal los detuviera, son cómplices “todos”, por omisión, autoridades encargadas de vigilar el manejo de los recursos de los veracruzanos que vieron y no  denunciaron.

Mauricio Audirac Murillo, ex Secretario de Finanzas y Planeación, inhabilitado por la Auditoría Superior de la Federación hasta por 10 años para desempeñar cargos y comisiones en el servicio público estatal y sancionado con una multa de 29 millones 383 mil 981 pesos, es el segundo exfuncionario duartista más mencionado de los que pronto pisará la cárcel.

El propio Contralor General  Ricardo García Guzmán en su comparecencia del 18 de noviembre de 2016 ante diputados locales dio conocer que un día antes presentó dos nuevas denuncias penales por malversación de mil 063 millones de pesos por obras inexistentes y adelantó que girarían orden de aprehensión en contra de sus dos antecesores. http://www.legisver.gob.mx/videosSesiones/COMPARECENCIAS/AUDIO/a181116co_2.mp3

Deantes, Tarek, Audirac y Bustos denunciados

Ante la Fiscalía General del Estado el contralor denunció la falsa certificación de obras que no existe, pero sí cobró el Gobierno del Estado a Banobras, la cantidad de mil 063 millones de pesos. Y aunque se negó a citar los nombres de los acusados, nombró a los que hasta la fecha están señalados y que tuvieron participación en esa irregularidad a Gabriel Deantes, Tarek Abdalá, Mauricio Audirac, Ricardo Calles, Leonel Bustos, este último acusado por el desvío de 2 mil 300 millones de pesos del Seguro Popular http://noreste.net/noticia/queda-en-libertad-ex-titular-del-seguro-popular-veracruzano/ y otros.

Mauricio Audirac, quien en redes mencionan que ya se dio a la fuga, igual fue Contralor General del Estado de octubre del 2013 a julio del 2014, auditor general del Órgano de Fiscalización Superior del Estado del 2006 al 2012, pero desde hace más de 20 años con su empresa privada fue la mayor contratada para auditar a los ayuntamientos veracruzanos y dependencias del Gobierno del Estado, quien extrañamente nunca detectó irregularidades en algún municipio grande.

La entonces Procuraduría General de Justicia, (hoy Fiscalía General del Estado), giró decenas de órdenes de aprehensión en contra de munícipes y tesoreros de ayuntamientos pequeños, que quizá no contaban con la capacidad de pagar a un buen despacho contable que ayudara a cuadrar las cuentas.

Audirac desvió entre 300 y 400 millones de pesos

Ningún parecido con los tiempos actuales, hace 15 años en la época en que procuraba justicia el maestro Pericles Namorado Urrutia al frente de la PGJ las órdenes de aprehensión que giraban eran masivas, paquetes de 11 ex presidentes municipales con irregularidades en el manejo de los recursos públicos por aproximadamente 109 millones 994 mil pesos en total, en la actualidad se habla de que Audirac desvió recursos por el orden de los 300 a 400 millones de pesos, de acuerdo a la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

El 18 de noviembre de 2014 Audirac presumió en su comparecencia que Veracruz mantenía un equilibrio presupuestario y financiero con perspectivas alentadoras, incluso demostrado por la calificadora Fitch Ratings que mejoró la calificación al Gobierno del Estado, al pasar de Triple B Negativo, a Triple B con una perspectiva crediticia estable, aunada a calificaciones similares de otras prestigiadas casas calificadoras.

Y fue más allá, hablaba de un crecimiento y desarrollo con bienestar social gracias al fortalecimiento de los ingresos y al gasto público llevado con orden y transparencia, ubicado en cuarta posición nacional en trasparencia fiscal. Dentro de su resumen anual de actividades, recalcó que este año (2014) el estado registró un incremento de 5.8 por ciento en los ingresos totales, pasando de los 98 mil 165 millones de pesos a los 103 mil 847 millones de pesos.

En cuanto a los ingresos estatales con toda desfachatez apuntó que llegaron a un monto de 102 mil 356 millones de pesos, superior en 8.7 por ciento nominal al periodo anterior, lo que permitiría financiar de manera sana el presupuesto estatal y este incremento reflejaba una evolución financiera positiva; Veracruz fue el cuarto estado en el país con mayores participaciones recibidas 34 mil 227 millones de pesos, lo que representó ingresos adicionales de 4 mil 935 millones de pesos, superando en 18.9 por ciento nominal al periodo anterior.

El 11 de marzo 2015 luego de que nuevamente circulara entre los empresarios la versión de la salida de Mauricio Audirac de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), el entonces gobernador del estado insistió en mantenerlo  y lo desmintió. Sus mentiras salieron a relucir seis días después.

El 17 de marzo de 2015 salió de la Secretaría de Finanzas y Planeación, en su lugar quedó Antonio Gómez Pelegrín, también mencionado en las denuncias, debido al desvío de recursos de una partida a otra, admitió el uso de recursos de un fondo para pagar gasto corriente.

FGE cateó domicilio de Audirac

El 2 julio 2015 la Fiscalía General de Veracruz realizó un cateo a las 6 de la mañana en la casa de Mauricio Audirac, obsequiada por el Juez Quinto de primera instancia del puerto de Veracruz, para su aprehensión por desvío de recursos. De manera extraoficial comentan que se encuentra refugiado cerca de Cosamaloapan.

El 4 de febrero 2016 el entonces diputado local, presidente de la Comisión de Vigilancia en el Congreso del Estado, Francisco Garrido Sánchez solicitó a la Fiscalía General a investigar al ex contralor Mauricio Audirac tras ser denunciado penalmente por no haber solventado las observaciones de las cuentas públicas 2009 al 2012.

El 24 febrero 2016 circuló el rumor sobre la detención del ex secretario de Finanzas, resultó falso, sin embargo se logró saber que acudió a la Fiscalía para declarar sobre el proceso que se le sigue.

El ex contralor Iván López Fernández, quien inició funciones desde el 1 de diciembre de 2010, también aparece en la denuncia presentada por la Contraloría General por la existencia de cuatro  obras fantasmas por casi 400 millones de pesos en la administración de Javier Duarte.

También dijo que el director de Aeronáutica fue denunciado porque se negó a dar el uso de servicios aéreos de los funcionarios. En total dijo, se abrieron 370 procesos disciplinarios administrativos, penalizando a más de 300 personas y muchos de ellos inhabilitados, “a otros les hemos determinado la inexistencia de responsabilidades por no encontrar elementos”.

Culpable Ricardo García Guzmán por omiso

Ricardo García Guzmán no escapa de la responsabilidad por no detectar la corrupción de funcionarios duartistas y omitir medidas correctivas. La diputada María del Rosario Guzmán Avilés del PAN cuestionó su actuación, cuando su deber es vigilar el buen uso de los recursos de los veracruzanos, verificar el uso transparente, dijo que no era posible que no hubiera actuado ante la evidente falta de pago a pensionados, jubilados, becarios, trabajadores del estado y proveedores, fue evidente que no cumplió con su deber legal.

El Contralor General no previó  la crisis financiera, los malos manejos que debió  detener porque cuenta con las atribuciones. La legisladora evidencio una falta de voluntad e interés para detectar que hacían con el dinero de los veracruzanos.

“Era su debe actuar y detener este hoyo financiero en el que nos hundió el Gobierno del Estado, tiene el deber de revisar el control interno del presupuesto, la auditoria superior señala que en la gestión existe un daño patrimonial que supera los 35 mil millones de pesos”.

¿Por qué no cumplió con su función, a donde estaba la Contraloría, mientras Javier Duarte  hacía y deshacía con el dinero de los veracruzanos”, cuestionaba una y otra vez la legisladora panista en la comparecencia, quien todavía arremetió más en contra del funcionario duartista aun en funciones en la actual administración, ¿Once meses se pasaron estudiando a funcionarios del nivel menor y no se dieron cuenta del dinero que se llevaba el gobernador y sus principales colaboradores”.