Más “cajas chinas”

29 marzo 2017 | 23:23 hrs | José Ortiz Medina

El domingo 19 de marzo de este año, horas después de haberse suscitado el cobarde asesinato en contra del periodista Ricardo Monlui Cabrera, el Fiscal Jorge Winckler Ortiz dio a conocer el hallazgo de 47 cráneos encontrados en una fosa ubicada en Arbolillo, congregación de Alvarado.
Dicha fosa había sido detectada días atrás, pero se esperó el momento exacto para darlo a conocer y de esta forma recurrir una vez más a la famosa “caja china” para distraer la atención de la opinión pública.
Ahora, este miércoles, horas después del atentado que sufrió el Jefe de Redacción del diario La opinión de Poza Rica, Armando Arrieta Granados, ¡oh, sorpresa!, fue aprehendido Mauricio Audirac Murillo, ex titular de Sefiplan y ex Contralor del gobierno estatal.
En la administración yunista podrían argüir que la detención la efectuó la Fiscalía poblana, por lo que sería mera coincidencia. Pero no olvidemos que la vecina entidad también es gobernada por el PAN, y no sería raro sospechar que a Audirac ya lo tenían ubicado y sólo esperaron el momento propicio para apañarlo, previa sugerencia de las autoridades veracruzanas.
Asimismo, luego de que el 1 de marzo fueron encontrados 11cuerpos en el municipio de Boca del Río, fue tan fuerte la presión de la opinión pública en contra del gobierno del estado, que el domingo 12 de marzo fue encarcelado el ex gobernador interino, Flavino Ríos Alvarado.
Y éstas no son las únicas cortinas de humo que han sido tendidas para desplazar a segundo plano temas que le pegan a la administración estatal en términos mediáticos. Ya son varias.
Lo bueno es que los veracruzanos no somos tontos y ya nos tragamos esas píldoras.
Pero independientemente de estas burdas “cajas chinas”, lo que los comunicadores exigimos al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares es que se garantice la seguridad de quienes nos dedicamos a esta peligrosa actividad y que no haya más impunidad.

García Guzmán tira dinero en
Pánuco para favorecer al PAN

El descaro es tal en Pánuco del ex Contralor de Duarte, Ricardo García Guzmán, que después de que el PAN a nivel nacional dijo que el exfuncionario no sería candidato, inmediatamente impuso a uno de sus incondicionales, Fernando Molina Hernández, por quien hoy está, literalmente, tirando dinero para que la alcaldía quede entre su círculo cercano.
El Gobernador siempre hace mutis o se sale por la tangente a la pregunta de por qué su gobierno no ha actuado ni investigado a uno de los exfuncionarios de Duarte más señalados por corrupción; el mismo ex contralor presume su relación con Yunes en un audio dado a conocer: “Me mensajeo con él y lo que me contesta, me pone: querido Ricardo, no te preocupes. Es un buen amigo”.
En estos días, por ejemplo, un grupo llamado “Los amigos de Ricardo” convocan en las calles de Pánuco a loterías públicas donde regalan todo tipo de cosas.
Y, por cierto, con la negativa de las altas esferas del PAN, García Guzmán se quedó como el chinito, nomás milando, pero además, se quedó con todo lo que había mandado a hacer para su campaña, miles de playeras, sombrillas, bolsas de mandado y todo lo que se obsequia en tiempos electorales.

De Fiscal a capo
de las drogas

El que no la libró fue el fiscal general de Nayarit, Edgar Veytia, quien fue detenido en San Diego, California, acusado de conspirar para introducir y traficar drogas en los Estados Unidos.
Esto luego de que el gobierno estadounidense libró una orden de aprehensión contra el encargado de procurar justicia en el estado de Nayarit –háganos el chingado favor-, a quien también le serán confiscados bienes por un valor de ¡250 millones de dólares!
Lo inaudito es que su jefe, el gobernador de Nayarit Roberto Sandoval, se dijo “sorprendido” por la noticia y todavía intentó defender a su colaborador con el conocido garlito de que las investigaciones siguen su curso y bla, bla, bla.
Por lo visto, el único que “no sabía” en ese estado de la fama pública de su fiscal era el gober nayarita, que en una de ésas también se convierte en candidato a hacerle compañía en una prisión gringa.
Y luego nos preguntamos por qué estamos tan jodidos en México.

Atinada decisión de
suspender al “juez porky”

No había pasado ni medio día desde que el juez juez Tercero de Distrito en Veracruz, Anuar González Hemadi, pidió ser retirado del caso de los “Porkys”, cuando el Consejo de la Judicatura Federal, de alguna manera, le concedió su deseo. Pero no precisamente como él esperaba.
González Hemadi fue suspendido por el Pleno del Consejo de la Judicatura Federal, que también resolvió iniciar un proceso de investigación administrativa en relación con su actuación como juez, luego del fallo en el que concedió el amparo liso y llano a Diego Cruz, acusado de pederastia y abuso sexual.
En un comunicado, el Consejo de la Judicatura Federal informó que la suspensión será por el tiempo necesario para realizar la indagatoria, que incluirá una visita extraordinaria al órgano jurisdiccional.
La decisión, se puntualiza, no prejuzga sobre la responsabilidad del servidor público. Pero sin duda abre un muy necesario espacio para que este órgano, que es el encargado de revisar la conducta de los juzgadores federales y, en su caso, sancionarlos si proceden incorrectamente, investigue qué clase de enjuagues se llevan a cabo en los juzgados de distrito en el estado de Veracruz, donde sueltan amparos a la menor provoca$ión.

*Esta es opinión personal del columnista