Marjorie: una muerte anunciada

28 agosto 2018 | 20:44 hrs | Carlos Jesús Rodríguez | Carlos Jesús Rodríguez

28-08-2018

POR SI ACASO…

*Pidió ayuda a Winckler y Yunes
*No le hicieron caso y la mataron

DÍAS DESPUÉS del asesinato del dirigente transportista del sur del Estado, José Luis Fierro Culebro –al interior del restaurante “El Triunfo” ubicado en la carretera Costera del Golfo Coatzacoalcos-Villahermosa, el 6 de Marzo de este año-, su suegra, la dirigente obrera del municipio de Agua Dulce, Marjorie Oropeza Núñez –ejecutada el lunes por sicarios que, como siempre, se dieron a la fuga-, hizo un angustioso llamado al Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares y al Fiscal Estatal, Jorge Winckler Ortiz solicitando seguridad para ella y los suyos, ya que temía por su vida. En una videograbación de 1.27 minutos –cuya copia fue distribuida en redes-, Marjorie se muestra preocupada, realmente mortificada por los crímenes perpetrados contra otros dirigentes de la organización ASTRAC-CTM que dirigía, y lo expresa de la siguiente manera: “Yo por este medio, aparte lo voy a hacer ahorita por teléfono, voy a hablarle al Fiscal General para solicitarle protección porque temo por mi vida. Esta vez sí lo digo con todas las palabras. Aquí hay una situación de ambición atrás de este tema (el sindicato CTM-Astrac). No es una muerte nada más así (decía en torno al crimen de su yerno y de otros acribillados), esa es una ejecución pero lleva un trasfondo y ahorita si ya, ya siento y estoy segura que esto es la franja de oro, la franja de trabajo que viene para esta zona que lo he anunciado y luego me quedé callada un tiempo para no despertar ambiciones, pero hay gente muy interesada. ¿Quiénes? (se pregunta) Yo creo que a las autoridades tendría que decirlo pero no a este nivel aquí (por medio del video), tengo temor, tengo miedo. Si, si lo tengo, temo por mi seguridad, temo por mi familia y estoy solicitando oficialmente al Gobernador (Yunes Linares) y al Fiscal Estatal que nos den protección porque esto ya es contra los líderes sindicales que represento…y yo misma. Van dos, ¿quién sigue? La lógica dice y me dice que es conmigo el asunto: quieren el sindicato”.

PERO A pesar del lastimoso llamado, Marjorie – líderesa de la Alianza Sindical de Agua Dulce, CTM Astrac- nunca fue atendida, y la tarde noche del lunes un grupo de sicarios le arrebató la vida justo en el módulo de vigilancia de la colonia 18 de Marzo, de la que fungía como Presidenta, lo que engendró consternación en la zona sur por la estimación que le tenían. Fue esposa del siempre bien recordado periodista Leopoldo Zeas Salas, autor de la columna “Mi metralleta Olivetti” fallecido en Octubre de 2014 víctima de cáncer, y tras su muerte se concentró aún más en la lucha social obrera, pero el crimen de su yerno José Luis Fierro Culebro, hermano de Patricia Quezada Culebro, actual dirigente sindical de la SUEM (Sindicato Unido de Empleados Municipales) la alteró por completo. Marjorie temía por su vida, presentía que podía ser la siguiente y por ello clamó al gobierno por un respaldo que nunca llegó, aun cuando el 4 de Octubre del año pasado fue ejecutado Samuel Calderón, delegado del sindicato ASTRAC-CTM en Agua Dulce, hechos que ocurrieron al interior de su domicilio cuando sujetos armados dispararon al hoy occiso que, al parecer, también era yerno de Marjorie, y no obstante que una semana antes había sido ejecutada la lideresa del mismo sindicato Astrac-CTM en Villa Cuichapa, Moloacán, Raquel Ramírez Rodríguez. Marjorie Oropeza, confirman cercanos colaboradores, había recibido amenazas tres días antes de ser ejecutada, pero no era la primera vez, por lo que pidió protección al Gobernador Yunes Linares y al Fiscal Estatal, pues dijo que realmente sentía miedo de ser asesinada, lo que finalmente ocurrió.

DICE LA Constitución que el Estado está obligado a proteger el derecho a la vida, a la libertad y a la propiedad de los ciudadanos, ya que son derechos fundamentales que permiten a los gobernados desarrollarse, además de que suponen el fundamento en el que se asienta el Estado de Derecho. La propia Comisión Interamericana de los Derechos Humanos establece en su artículo 4º.-Toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho estará protegido por la ley y, en general, a partir del momento de la concepción. Nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente, y en los países que no han abolido la pena de muerte, ésta sólo podrá imponerse por los delitos más graves en cumplimiento de sentencia ejecutoriada de tribunal competente y de conformidad con una ley que establezca tal pena, dictada con anterioridad a la comisión del delito. Tampoco se extenderá su aplicación a delitos a los cuales no se la aplique actualmente. En Veracruz, sin embargo, desde hace mucho tiempo se hace apología a la célebre melodía “Caminos de Guanajuato” compuesta e interpretada por el siempre bien recordado José Alfredo Jiménez que, entre otras cosas recita: “No vale nada la vida, la vida no vale nada. Comienza Siempre Llorando, y así llorando se acaba. Por eso es que en este mundo (debería ser: Por eso es que en este Estado) la vida no vale nada”, porque Veracruz se ha convertido en un infierno ante tanto secuestro, asesinato, feminicidios, asaltos, levantones, ejecuciones, desaparecidos y descuartizados a la vista de todos. Y no se trata de perjudicar al vecino, son hechos que allí están, cobrando vidas, inyectando incertidumbre y alentando violencia.

LO LAMENTABLE es que en todos esos hechos no hay detenidos, pues si los hubiera el Fiscal General del Estado no perdería la oportunidad de reportarlo en sus redes sociales como un triunfo mediático. El propio Secretario de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos lo ha reconocido en muchos foros: “la corrupción y la impunidad han dañado la democracia y la economía y han fomentado la desigualdad y violencia en el País”. Y es que tiene razón el alto mando militar, ya que esas dos prácticas: corrupción e impunidad lastiman la credibilidad de las instituciones, a tal grado que muchos delinquen a sabiendas que no se les aplicará irrestrictamente la ley.

LO DE Marjorie no es un asunto fortuito y mucho menos aislado. En el sur del Estado CTM- Astrac se ha convertido en una organización muy poderosa que controla actividades como la construcción en general, transporte, obras hidráulicas, montaje industrial y obra pública e, incluso, hasta los sindicatos de basura común e industrial, y lo mismo trabajan para empresas públicas, privadas, estatales, paraestatales, consorcios nacionales o internacionales. Es, sin duda, una agrupación que mueve mucho dinero, ambicionada por intereses aviesos, como lo muestra el asesinato de al menos cuatro de sus integrantes, con Marjorie el pasado lunes, y la violencia continuará si el Gobierno del Estado y los municipios no hacen nada para frenar esas disputas. Insistimos, lo de Marjorie Oropeza no fue un hecho apartado, y como ella misma cuestiona en el video: ¿Quiénes siguen? ante un Estado pasivo que se olvidó de garantizar el derecho a la vida de los gobernados. Así las cosas en el sur. OPINA carjesus30@hotmail.com

VER VIDEO

*Esta es opinión personal del columnista