Marcos Romero ira a prisión si PAN-PRD pierde la elección

Su gobierno, cuatro años de opacidad y corrupción

Marcos Romero, presidente municipal de Papantla
2 junio 2017 | 21:12 hrs | Roberto Valerde García

Papantla, Ver.-  La administración de Marcos Romero Sánchez (a) “El Buches” como presidente municipal de este municipio, ha tenido dos cualidades características a lo largo de cuatro años: opacidad y señalamientos de corrupción, a grado tal que su propia familia se ha deslindado para no convertirse en cómplices y se anticipa que de haber alternancia, el edil podría pisar la cárcel si su sucesor o sucesora auditan su administración.

El funcionario municipal se ha dedicado a pasear con mujeres jóvenes, pasear en autos de lujo y derrochar dinero del ayuntamiento por lo que es fuerte aspirante a ir a la cárcel en caso de que el próximo alcalde sea de un partido diferente al suyo y audite la tesorería municipal.

Existen informes de los propios integrantes del cabildo, quienes afirman que existen graves inconsistencias en las Cuentas Públicas de años anteriores, pero que inexplicablemente el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) no ha ejercitado acción penal en su contra.

Ante los graves señalamientos en contra del edil, su propio hermano, Ricardo Romero Sánchez ha lamentado que todo en el gobierno municipal esté de cabeza y el municipio vaya de mal  en peor, sumido en el desempleo, la falta de inversiones públicas y privadas, así como la peor inseguridad de los últimos años.

El hermano del alcalde dijo estar avergonzado de que “se le meta mano” a los recursos del ayuntamiento no para obras en beneficio de la sociedad, sino para satisfacer el bolsillo de una sola persona, aludiendo a su hermano.

Ciudadanos consultados sostuvieron que por fortuna este mal gobierno está por concluir, pues han sido cuatro años de pesadilla en los que no se rinde cuentas ni se transparente el uso de los fondos públicos.

Asimismo los empresarios de la ciudad han sido reiterativos en que Papantla se encuentra sumido en una de las peores crisis económicas y de seguridad que el alcalde ha sido incapaz de resolver con el apoyo de los gobiernos estatal y federal, porque está más preocupado en sus romances y parrandas que en atender los temas que a la gente le ocupan y preocupan.

A través de las redes sociales y vox populi al “Buches” como apodan alcalde, se le critica su tolerancia y permisividad para que la delincuencia haga de las suyas en este municipio, donde ahora las ejecuciones, secuestros y desapariciones forzadas están a la orden del día, por lo que la Procuraduría General de la República estaría siguiendo algunas pistas de recientes acontecimientos de sangre que llevan hasta el palacio municipal.

El próximo domingo a la media noche se sabrá con mayor certeza si habrá impunidad para Marcos Romero o, por el contrario, existen visos de cambio, de revisar las cuentas de cuatro años y de fincar responsabilidades. De haber alternancia, las posibilidades de que el alcalde vaya a la cárcel son altas.

Cabe mencionar, que los aspirantes que podrían realizar la auditoria a Romero, serían la candidata del PRI a la alcaldía, Alma Jeanny Arroyo Ruiz y el aspirante de Movimiento Ciudadano, José Manuel del Río Virgen.