Manlio el ‘ideólogo’

10 agosto 2017 | 8:19 hrs | Javier Roldán Dávila

Las limitaciones eran tales…que debatían frente al espejo

La crisis terminal del PRI es evidente, al igual que el cuerpo humano en decadencia biológica, el partidazo requiere de sustitutos para poder funcionar. Sí un corazón está sano, nadie lo cambia por un artificial, si un partido cuenta con estadistas, no es necesario recurrir a los operadores. Esperemos que no nos acusen de spencerianos región IV.

Referimos la anterior, ante la evidente pobreza discursiva del PRI, que después de estar sometido al dominio de la tecnocracia por más de 30 años, perdió la capacidad de generar cuadros, que con el tiempo, se convirtieran en los impulsores de su renovación ideológica.

No podemos negar que los Chicago boys tienen una impecable educación técnica en finanzas (dicen que basta con revisar el monto de sus cuentas de ‘ahorro’), pero no todo en la vida es la ley de la oferta y la demanda.

Por ello, ante tal carencia, se tuvieron que inventar personajes habilidosos para la negociación quid pro quo, de los cuales no existe registro que, a lo largo de su trayectoria, hayan sido pensadores, dicho esto, en el más alto sentido del concepto.

¿Dónde están los Cárdenas del Río, los Jara Corona, los Madrazo Becerra, los Reyes Heroles, los Muñoz Ledo?…la historia habla, premia y condena.

En definitiva, no tienen tela de dónde cortar, de ahora en adelante todo serán muletas, respiradores artificiales, transfusiones y…la ‘visión de futuro’ de Manlio Fabio Beltrones.

Con la mente atribulada concluimos con el viejo refrán: a falta del PRI el PAN…perdón, perdón, a falta del PRI, Morena…¡carajo! a falta del PAN…tortillas. O como dijera Maquiavelo, el vendedor de ilusiones: a falta de Don Jesús…Manlio.

Consiga posterior a la asamblea: ¡estamos jodidos…estaremos más!

*Esta es opinión personal del columnista