Manejo ambiental del Nuevo Puerto de Veracruz, un constante reto: Enrique Baños

Destaca el rescate y reubicación de 48 mil colonias coralinas del arrecife Punta Gorda 22 km al Norte y cuya supervivencia es del 90% tras dos años del rescate

Foto: Web
28 diciembre 2017 | 18:33 hrs | Manuel Carvallo | Estatal

Veracruz, Ver.- El Nuevo Puerto de Veracruz ha sido, desde su concepción, un proyecto que ha debido superar múltiples desafíos. Los aspectos ambientales alrededor del proyecto de ampliación portuaria de Veracruz han significado, de igual manera, un constante reto que se ha vencido día a día, afirmó Jorge Enrique Baños Illana, gerente de Construcción y Mitigación Ambiental de la Administración Portuaria Integral de Veracruz.

El proyecto de ampliación portuaria de Veracruz, promovido por la Administración Portuaria Integral de Veracruz (APIVER), obtuvo autorización en materia de impacto ambiental en noviembre de 2013. Dicha autorización fue producto de la evaluación de una manifestación de impacto ambiental regional que reunió los resultados de los monitoreos y estudios realizados por APIVER durante más de 10 años y que resultó en la propuesta de 91 medidas de mitigación y 12 condicionantes impuestas al proyecto por la SEMARNAT.

Para poder hacer frente al universo de cumplimiento en materia de impacto ambiental, se opera desde marzo de 2014 un Sistema de Gestión Ambiental que permite supervisar las obras de ampliación, concentrar la información proveniente de los monitoreos y disponer de todo lo necesario para generar informes de cumplimento de condicionantes a las autoridades competentes.

Entre las medidas y condicionantes que se desarrollaron y cumplieron durante el periodo previo al inicio de la construcción del Nuevo Puerto de Veracruz, destaca el rescate y reubicación de 48 mil colonias coralinas del arrecife Punta Gorda 22 km al Norte y cuya supervivencia es del 90% tras dos años del rescate. Es importante mencionar también que los trabajos de rescate fueron ejecutados por pescadores locales, quienes recibieron capacitación para el manejo de corales.

Foto: Web

Dada la cercanía del proyecto del Nuevo Puerto de Veracruz con los arrecifes del Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano (PNSAV), durante la construcción se han ejercido diversas acciones para prevenir la llegada de sedimentos provenientes de la obra hacia dichas formaciones coralinas. Se han colocado mallas antidispersión y se ha monitoreado la dinámica de sedimentos utilizando tecnología de vanguardia previo al inicio y durante el desarrollo de las obras. En particular, destaca un sistema de monitoreo en tiempo real que se emplea para generar para supervisar y evaluar el dragado y relleno. Ese sistema se desarrolló en conjunto con las autoridades del PNSAV siendo el principal instrumento para la toma de decisiones durante la ejecución de los trabajos de dragado. Adicionalmente, se realizan grandes esfuerzos para determinar la condición ecológica de los arrecifes del PNSAV y de la calidad del agua.

Son muchas las diferentes acciones que se han desarrollado a la fecha en materia ambiental por parte de la APIVER. Se ha monitoreado también los cambios en la línea de costa a lo largo de 50 km desde el río la Antigua y hasta Antón Lizardo. Se ha comenzado también a caracterizar las comunidades de pastos marinos en todo el PNSAV; además se monitorean tortugas marinas, tiburones y delfines en el PNSAV.

A cada etapa de desarrollo del proyecto del Nuevo Puerto de Veracruz le corresponde la ejecución de distintas acciones de mitigación, prevención y compensación en materia ambiental. La APIVER continuará desarrollando dichas acciones, manteniendo el compromiso no sólo de cumplir con las medidas y condicionantes en materia de impacto ambiental, sino con la visión de construir y operar un puerto de vanguardia en armonía con el medio.