Malas enseñanzas

26 enero 2018 | 11:37 hrs |

Por Filiberto Vargas Rodríguez

 

Prefacio.

Javier Nava Soria trabajaba muy cerca de Moisés Mansur, el principal socio de Javier Duarte en el desvío de millonarios recursos del gobierno de Veracruz. *** El trabajo de Nava Soria era el de “operador financiero”. Esto es, que diseñaba la ruta que habría de seguir el dinero para que nadie descubriera su origen ilícito. *** Cuando la PGR presentó la denuncia y solicitud de detención contra Javier Duarte, incluyó en ella a Javier Nava, quien ya había abandonado el país. La PGR solicitó una “ficha roja” a la Interpol y este operador de Duarte y Mansur fue localizado y detenido en España. *** En septiembre del año pasado la Audiencia Nacional de España rechazó la extradición a México de Javier Nava Soria y fue puesto en libertad provisional. *** El argumento de las autoridades españolas fue que “en ningún momento, en ninguno de los documentos aportados en la documentación extradicional, ni en la orden de aprehensión, ni en la solicitud formal de extradición, ni en ninguno de los anexos documentales acompañados a la documentación se relaciona hecho alguno que se atribuya al hoy reclamado”. *** La PGR se inconformó con esa sentencia y pidió su revisión. Sin embargo, este jueves fue confirmada la negativa con el mismo argumento: “La petición mexicana no contiene suficientes datos para incriminarle”. *** Hay todavía una opción para las autoridades mexicanas. El pleno del tribunal advirtió que México puede gestionar de nuevo su extradición con un relato más pormenorizado de los cargos que se le imputan a Nava Soria. *** Cada vez es más larga la lista de “errores” que comete la PGR en este caso. Como si no quisieran escarbar más en ese tema.

* * *

Imagine el rostro de Basilio Picazo si al momento de hablar con los reporteros, uno de ellos le hubiera sugerido: “Por favor, diputado, ya no diga estupideces en la Tribuna. Discúlpeme por la expresión, pero así hablo siempre yo, por eso la gente me cree”.

Decía el escritor argentino Jorge Bucay: “Hoy, a mí lo que más me preocupa, por encima de la situación económica, es la violencia. La violencia en todas sus manifestaciones, desde la guerra hasta la intolerancia”.

Un saludo desde este espacio para la periodista Rosalinda Morales. Conozco su trabajo y su profesionalismo. No debemos permitir que ningún comunicador sea agredido, insultado, como lo hizo el diputado Picazo con la reportera.

Pero todo tiene un origen, para todo hay una explicación (aunque no una justificación). Quienes conocemos desde hace varios años la actuación del diputado Basilio Picazo podemos calificar de “natural” su comportamiento. No es válida, ni real, su explicación de que “él siempre habla así”. Lo cierto es que suele mostrar una actitud mucho más dócil, mucho más mesurada con aquellos a los que les reconoce alguna superioridad. Por el contrario, con los que supone “inferiores” muestra su carácter más arrogante.

Es por ello que su mutación de legislador priista a panista fue tomada como “algo lógico”.

No hay mejor ejemplo de soberbia, de arrogancia, que el propio gobernador Miguel Ángel Yunes Linares y bien dicen los que saben de política, que una regla no escrita es que “el jefe” dicta la línea de conducta de sus subalternos, quienes identifican, descifran y se apropian de cada gesto, de cada actitud. Si “el jefe” ningunea a los periodistas, lo propio es actuar de la misma forma.

Ahí está el caso, por ejemplo de uno de los alumnos más aventajados del gobernador, el fiscal “autónomo” Jorge Winckler, quien sin el menor rubor le sugirió al alcalde de Coatzacoalcos, Víctor Carranza Rosaldo, que “se ponga a leer” y que aprenda que el Cisen (Centro de Investigación y Seguridad Nacional) no es un organismo que se dedique a investigar la comisión de delitos.

La “rudeza innecesaria” del fiscal contra el alcalde se originó a partir de las declaraciones del presidente municipal, quien planteó a los reporteros que el secuestro de su Director de Ingresos, el contador Elías Omry Gutiérrez Gordillo, pudo haber sido un mensaje de grupos que en su municipio “sienten que son los que mandan”.

La solicitud para que el Cisen revise el caso tendría que ver con la eventual presencia de dicho grupo -político y hasta criminal- para ir al origen del ataque a la institución municipal.

Víctor Carranza nunca sugirió que el Cisen investigara el secuestro. Los que quisieron entender vieron claro que el alcalde planteaba la necesidad de un trabajo de inteligencia para entender el entorno en el que se suscitó ese atentado.

Pero si el gobernador tacha de mentirosos a todos aquellos que cuestionan su desempeño, si señala como delincuentes a todos aquellos que son asesinados de forma especialmente violenta, si acusa de “duartistas-fidelistas” a todos aquellos que no aplauden su gestión, es fácil de entender el comportamiento de sus subalternos.

Ahí está el caso de su hijo, el mayor, que escuchando a su papi encuentra valor para calificar de “viejo loco” al precandidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador, o para burlarse de aquellos que fueron tan “ingenuos” para pensar que en tan poco tiempo su papi iba a resolver los problemas de seguridad en Veracruz.

Horas después de su exabrupto, alguien le hizo ver a Basilio Picazo que “la había regado”, que eran tiempos electorales y que en nada le ayudaba a su nuevo partido ese tipo de expresiones.

Por ello es que divulgó a través del área de prensa de la bancada panista, una carta en la que “insinúa” una especie de disculpa: “Tras las reiteradas preguntas de la periodista respecto al mismo tema, verbalicé una respuesta incorrecta sobre la labor que desempeñaba”, explica el legislador en su misiva.

Un vocero como Rubén Aguilar, aquel que trabajó con Vicente Fox, habría salido a aclarar: “lo que el diputado quiso decir, fue que la reportera le llenó el buche de piedritas, y gracias a que se lo llevaron, no le terminó de decir todo lo que pensaba de ella”.

* * *

Epílogo.

Un trágico accidente ocurrido el pasado miércoles en la vía Xalapa-Cardel, acabó con la vida de tres miembros de una familia, entre ellos un menor de seis años de edad. Familiares de las víctimas denunciaron que el presunto responsable del accidente, identificado como Javier Borde Posadas, viajaba en estado de ebriedad y se le dejó en libertad porque se ostentó como “pariente del senador Pepe Yunes”. Este jueves el precandidato a la Gubernatura negó tener parentesco con él, y aunque admitió que le conocía negó que haya intervenido para que las autoridades lo favorecieran de alguna forma: “Me enteré del hecho, que lamento profundamente, por los periódicos”. *** Pepe Yunes estuvo este jueves en Zongolica, donde se comprometió a que, de ser candidato a la gubernatura y ganar la elección, hará de esa región un mejor lugar para vivir. Destacó que hay que ir ganando los espacios desde los cuales se pueden resolver los problemas de fondo. “Un alcalde puede resolver algo, pero no todo. Un diputado puede resolver otro poco, pero no todo. Un gobernador puede resolver muchas más cosas, con el apoyo del alcalde y del diputado. Y ése es el espacio para el que yo les pido el apoyo”. *** Muy buen futuro tiene la iniciativa de ley anticorrupción que anunció el precandidato presidencial José Antonio Meade. De entrada habrá de contar con el respaldo de los legisladores de Morena, pues su coordinadora, Rocío Nahle, asegura que “es semejante” a la que presentó su bancada. El presidente de la Comisión Permanente, Jorge Carlos Ramírez Marín, informó que los diputados del PRI formalizarán en los próximos días la iniciativa propuesta por Pepe Meade.

filivargas@gmail.com

*Esta es opinión personal del columnista.