Maíz: alimento básico y fundamento de identidad de Mesoamérica

El maíz “constituye el acontecimiento supremo de la civilización de América”

Maíz
24 octubre 2016 | 17:49 hrs | Agencia NTX

Guatemala.- El maíz “constituye el acontecimiento supremo de la civilización de América”, aseveró el escritor guatemalteco Luis Cardoza y Aragón, al referirse a la planta sagrada de los ancestros.

“La vida es posible y las penalidades de los hombres del maíz son más llevaderas si la troje está llena y el grano no falta hasta que se renueve su oleaje en los campos”, indicó el autor en una de sus obras que resalta la gramínea como alimento de la población.

El maíz es básico en la dieta de los centroamericanos, sobre todo en la forma de tortillas que se consumen en “los tres tiempos de comida”, elaboradas a mano y cocinadas en planchas de metal.

En Guatemala el maíz se cultiva en más de 800 mil hectáreas y su mayor producción se genera en la costa sur y en las regiones del oriente y norte del país (16 millones de habitantes).

Las necesidades del país en consumo de maíz rondan los 40 millones de quintales al año, que en su mayoría (de 30 a 37 millones de quintales) se cubren con la producción local, de acuerdo con fuentes oficiales.

El maíz es un cultivo de seguridad alimentaria, por lo que se corre un alto riesgo al depender de las importaciones, según especialistas en el tema, que señalaron el reto de alcanzar la autosuficiencia.

Además se enfrenta el desafío de la tecnología en el campo, pues mientras en otros países el rendimiento es de hasta diez toneladas de maíz por hectárea sembrada, en Guatemala llega a dos toneladas en promedio.

La incapacidad de producir nuestros propios alimentos deja a Guatemala vulnerable ante las recurrentes crisis mundiales de granos y la inestabilidad de los precios internacionales del maíz, añadieron.

La mayoría de los cultivos de maíz son de “subsistencia”, trabajados por campesinos pobres que carecen de apoyos financieros o técnicos.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) llamó a emprender iniciativas de largo plazo en Centroamérica ante la amenaza del hambre por la sequía y otros fenómenos naturales que agobian a la región.

Luego de la sequía del 2014 y 2015 que causó enormes pérdidas de los cultivos de granos en Centroamérica, la región está en riesgo por El Niño en la zona del Corredor Seco Centroamericano, en forma especial en Guatemala, El Salvador y Honduras.

Un balance preliminar estableció descensos de hasta el 60 por ciento de las cosechas de maíz en El Salvador y Honduras, debido al tiempo seco causado por el fenómeno de El Niño.

En las áreas más afectadas de Guatemala, desde el año pasado se habría perdido el 80 por ciento de las cosechas, incluidas 55 mil toneladas de maíz, lo que perjudicó a más de 150 mil familias.

Además de su importancia en la dieta diaria, en Guatemala el maíz es un elemento histórico, cultural y social que fundamenta la identidad nacional, de acuerdo con estudiosos.

El gobierno de Guatemala concede la Orden Ixim el 9 de agosto como parte de la Conmemoración del Día Nacional e Internacional de los Pueblos Indígenas, y el Día Nacional del Maíz.

El Popol Vuh, el libro sagrado de los mayas, fue declarado Libro Nacional de Guatemala el 30 de mayo de 1972, para preservar el valor histórico y cultural.

La obra, que explica el surgimiento del mundo según la cultura mesoamericana, inspiró la novela Hombres de maíz (1949) del escritor Miguel Ángel Asturias, Premio Nobel de Literatura 1967.

En diciembre de 2013 la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declaró al Ceremonial de La Páach como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El ceremonial La Páach es una expresión cultural cuyo elemento de reverencia es el maíz, representado por la mazorca Páach, el cual está conformado por dos, tres o más mazorcas unidas entre sí.

El rito solemne es propio del municipio de San Pedro Sacatepéquez, departamento de San Marcos, fronterizo con México.