Lynk & Co podría comenzar a fabricar sus SUV de lujo

en Bélgica, según Bloomberg

26 enero 2018 | 15:06 hrs | Motorpasion

Lynk & Co, la marca del Grupo Geely, ha fabricado uno de los SUV de mayor tirón de los últimos meses: el Lynk&Co 01. El todocamino se estrenó con 6.000 unidades agotadas en 2 minutos y 17 segundos a través de la venta online en China, y llegará a Europa en 2019, con probabilidad con un tren motriz electrificado.

Según Bloomberg, la start-up china podría comenzar a construir su SUV en Bélgica para el mercado europeo gracias a sus lazos con Geely y Volvo.

Made in Europe?

Lynk Co 01 2

Lynk & Co, Geely (Lihe Zhejiang Geely Holding Group) y Volvo son propiedad y están controlados por el mismo multimillonario chino, Li Shufu, que se hizo con la compañía sueca Volvo en agosto de 2010. Geely comenzó a vender su primer SUV compacto de lujo hace unos meses bajo la marca Lynk & Co y a un precio base de 25.000 dólares, y literalmente volaron.

Según desveló en una entrevista el consejero delegado de Volvo, Hakan Samuelsson, Volvo podría estar pensando en ofrecer su fábrica en Gante, Bélgica, además de la logística para fabricar el SUV, “siempre y cuando la compañía china quiera expandirse a Europa”, afirmaba Samuelsson.

Por cierto, que tiene algo más que un aire estético al recién estrenado Volvo XC40, porque utiliza la misma planta y los mismos motores de gasolina que el SUV sueco. Como ya apuntamos, el Lynk & Co 01 es una especie de todocamino que fusiona en el frontal a un Fisker Karma por arriba y un Chevrolet Camaro por abajo y al Jeep Gran Cherokee y al Volvo XC40 en el mismo orden por detrás (además de una vista lateral con un toque a Porsche Panamera).

Lynk Co 01

Geely, el mayor fabricante independiente de China, añadía a su impresionante portfolio, compuesto por Volvo, Lynk & Co, The London Taxi Company y China Euro Vehicle Technology AB, las marcas Proton y Lotus en mayo de 2017.

Los últimos avistamientos de la presencia de China en el mercado europeo se situaban en Barcelona, donde la automotriz Thunder Power quería abrir un centro de I+D y una fábrica. La falta de estabilidad de un marco legal a cinco años vista podría haber enfriado su interés por Barcelona, según desveló el ministro de Economía Luis de Guindos.

Mientras que el primer mercado automovilístico del mundo está encontrando muchos obstáculos para aterrizar en Estados Unidos, puede que en Europa podamos ver pronto un vehículo chino con la etiqueta ‘Made in Europe’.