Los resultados de la Asamblea Estatal… (Parte 2)

10 julio 2017 | 9:15 hrs | Zaida Alicia Lladó Castillo

Sin duda una de las mesas más importantes, en la pasada Asamblea Estatal del PRI,  fue la de Declaración de Principios, porque en sus reflexiones advirtieron sus militantes  el papel que tienen que cumplir como partido, sociedad y gobierno y a lo que aspiran en el contexto del nuevo marco mundial, la globalización y el desarrollo de las nuevas tecnologías de comunicación e información. Y al respecto resumo lo que expresaron:

“…Nuestra Declaración de Principios, nos define como un partido que aprovecha,  tanto la experiencia de los militantes como de la vitalidad de los jóvenes, que se preocupa por dar a sus integrantes la oportunidad de prepararse en el ideario, los valores y estrategias políticas a fin de que sean trasmisores hacia la base y la comunidad, para que su aportación  tanto en las tareas partidarias como en el servicio público, trascienda. Para ello promueve la participación de forma abierta y plural…” Por eso se asumen como un partido:

“…que cree en la democracia como una forma de hacer realidad la justicia social,  y cree en la política, como el arte de servir a una nación y de resolver los problemas más apremiantes que le agobian; igualmente pugna por un estado democrático donde el respeto a la voluntad popular es una realidad y donde todas las expresiones tienen cabida. Por ello como partido perfecciona permanentemente sus métodos de selección para así respetar los derechos de la membrecía priista-sean hombres o mujeres–, por lo que debe procurar siempre alentar la competencia legitima , respetuosa y justa al interior y al exterior, basada en el cumplimiento de la norma y en la apertura de puertas a nuevos simpatizantes y militantes y exigiendo a éstos lealtad, respeto y la mejor conducta pública para ser considerados dignos de pertenecer a esta institución y merecedores de la confianza de la sociedad”.

“…que tiene presente la problemática de la sociedad, que piensa por sobre todo en lo que es mejor para la niñez y juventud, por eso tiene un compromiso permanente con la educación mexicana  y con la competitividad y le apuesta a tener los mejores ejemplos en sus hombres y mujeres de bien, cuyo modelo permita prestigiar nuestro país,  logrando que cada vez sean más mexicanos los que se distingan en el plano nacional e internacional. Por eso le apuesta –por encima de cualquier interés individual o de grupo-, a la educación de calidad y al perfeccionamiento del sistema educativo en su conjunto, pues teniendo mexicanos preparados se obtendrán trabajadores y profesionistas competitivos laboralmente y eso favorecerá a las instituciones públicas y privadas”.

“…que se pronuncia por el respeto hacia la opinión publica profesional, que está consciente del papel que juegan los medios de comunicación en la cotidianidad y en la vida política, por eso éstos han sido parte importante de la gestión de los gobiernos del PRI  y de su actuar como partido.  Porque partido y gobierno que no informa, soslaya la verdad y encubre el miedo de descubrirse en su debilidades y vicios”.

 “…que concibe a la sociedad en la igualdad y equidad de género y que lo hace realidad, pues ha contribuido al establecimiento de una cultura de respeto e inclusión entre los hombres y mujeres. Porque el PRI fue el primero que generó en su norma interna la paridad política en 2005 y en 2014, como un compromiso del Gobierno de la República lo hizo realidad en la norma electoral mexicana. Pero también la igualdad lo cumple en el trato digno hacia los grupos excluidos o marginados  por su condición económica, social y por su diversidad. Así mismo pugna porque se rescaten los valores que han dado sentido a la familia mexicana, porque en ella está la base de la sociedad y la trasmisión de los más altos valores culturales, emocionales y nacionalistas”.

“…este partido está consciente que la sociedad globalizada demanda la actualización y mejora individual y social, aplicando métodos vanguardistas, apostándole a las tecnologías innovadoras, aprovechándolas a favor del desarrollo, pero sin perder nuestra identidad, sin olvidar la cultura y enalteciendo en todo momento la multiculturalidad y la identidad nacionalista. La  declaración  de principios tiene presente, también la defensa de los derechos humanos y laborales de los connacionales y de los migrantes  que buscan oportunidades en otras latitudes y aspiran a que las naciones que les acogen les ofrezcan un trato digno.

 “Luego entonces, el PRI, tiene un compromiso con los principios y valores de: la democracia, el respeto, la justicia social para todos sin distingos, la consciencia social y política y la tendencia a los acuerdos para lograr que quien salga favorecido en el esfuerzo conjunto, sea México”.

En el tema de programa de acción, el priismo tuvo claros los puntos a considerar, resaltando los siguientes:

“…El rubro de la inseguridad que es un tema toral en el país, pero principalmente en nuestro estado  y en cada municipio. Luego entonces el partido debe exigir y pugnar porque se  restablezca el tejido social y garantizar el estado de derecho, la estabilidad y la seguridad de la población…”Hoy nos toca exigir como partido opositor para que a Veracruz regrese la estabilidad y la paz”.

Temas cruciales lo fueron en el análisis: “el cuidado del medio ambiente ante un rápido y peligroso cambio climático; la contaminación del aire y del agua y la escases de esta última, por lo tanto el  PRI ha de demandar siempre  estricta reglamentación, vigilancia permanente, amplia participación social, sustitución de tecnologías altamente consumidoras de energéticos en la industria, en el transporte y en los hogares y prevención en la contaminación y el cuidado del medio ambiente”.

“Respecto a la política económica, se pronunció por generar los mecanismos financieros que eleven la inversión interna para reactivar la economía, ofrecer mejores oportunidades de empleo y salarios dignos para acceder a un mejor nivel de vida…Se pronuncia por promover el empleo para los jóvenes egresados de la educación superior, para que encuentren opciones laborales y puedan adquirir experiencia en sus áreas de acción. Igualmente desea que se restablezca el equilibrio en el sector productivo, siendo eficiente y competitivo para que contribuya significativamente al desarrollo nacional y enfrentar el mercado internacional…Solo de esa manera la población podrá tener asegurados sus derechos sociales como: el acceso a la alimentación sana, a la salud, a la educación, al empleo, a la vivienda y a los servicios básicos adecuados”.

“Un estado eficaz tiene en el centro de su atención las deudas con la sociedad, y el compromiso es bajar los indicadores de la pobreza extrema y la marginación.   Para ello requiere implementar un modelo económico que permita articular la política económica con la política social, no de manera paralela sino entrelazada. Generar un sistema democrático que permita elevar los niveles de calidad de vida de los mexicanos y garantizar la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres, En suma, una economía eficaz deberá siempre estar sustentada en una “conducta moral”. La sociedad nos grita, nos exige, combate a la corrupción en todo orden, en cada poder, en cada nivel de gobierno y ello obliga a cambiar hábitos, asumir nuevas actitudes y a hacer política de resultados permanentes, de creación y de visión humana.”

Finalmente en la mesa de los Estatutos, los priistas plantearon:

“…Hacer la reestructuración interna del partido, urgente,  tanto en la base territorial (comités municipales y seccionales)  como  en sus sectores y organizaciones en todos los niveles. Hacer relevos generacionales, pero reconociendo a quienes han dado por décadas su labor al partido, en particular para quienes dejen los cargos,  ya sea por vencimiento de los mismos o quienes por razones de edad o desgaste en su salud no puedan ya responder con su función, a ellos se les incorporare a un espacio o figura que ya existe en los estatutos: la Conferencia de Honor (Art. 163)”

“…Rendición de cuentas tanto de los comités estatales, municipales y seccionales, (art. 134 fracción. 3ª), así como los sectores y organizaciones. Aunque si  bien es cierto que estos últimos son autónomos, (art. 25 y 58 fracción 7ª) los estatutos les obligan al buen cumplimiento de su gestión de acuerdo  a lo que marque su periodo estatutario.  El sentir de los priistas es el de evitar que los liderazgos ineficientes se eternicen.

“…Obligatoriedad de las cuotas partidista para solventar necesidades en los comités municipales y estatales;  y se reavive el valor de la carrera de partido, establecida en los derechos contemplados del  art. 58 frac. I, para respetar y hacer valer la cartilla del militante”. Dar preferencia a quien tiene  carrera en el partido, por sobre cualquier otro personaje que vaya llegando o no lo posea”.

“…La militancia de pronunció por el método de consulta a la base, sustentado el procedimiento, en el padrón de miembros en el  registro Partidario y con ello ejercer el derecho democrático de libre elección (Art. 181)”.  

“Reforzar en su caso, el hecho de que quien sea candidato a cargo de elección popular de nuestro partido y haya sido electo, en el caso de que renuncie a la militancia partidista, genere en automático su renuncia a sus derechos como militante”.

“…Adicionar un segundo párrafo al art. 144 frac. 1, agregando lo siguiente: “Para que la equidad esté garantizada se plantea que en la etapa de registro, se propongan en fórmula –hombre y mujer–, para flexibilizar la toma de decisiones en los casos de cumplimiento de la cuota de género”. “Que quienes integren las comisiones de procesos internos,  realicen un papel más activo y que quienes formen las comisiones para la postulación de candidatos sean personas honorables, con perfiles idóneos resaltando su experiencia y capacidad en la toma de decisiones (art. 143). Tales personas deben ser ratificadas por el consejo político correspondiente lo que impacta el art. 184 bis”.

“…Que se agregue un párrafo al artículo 203 para ampliar las funciones de  la fundación Colosio, para difundir el “Colosismo” como una corriente crítico-propositiva y cumpla fielmente con las funciones de desarrollo ideológico y de investigación. Respecto al ICADEP, Art. 204, se hizo mención de la necesidad de: crear políticos mejor preparados en materia electoral, por lo que se pide que el ICADEP crea el Centro Estatal de Capacitación Profesional Electoral-a nivel de diplomado y maestría–, haciéndola extensiva la capacitación a las regiones”.  

“…Una demanda de los grupos con discapacidad es el de hacer efectivo lo que plantea el art. 93 bis para que exista en todos los niveles de los Comités del PRI, la Secretaria de personas con discapacidad y sean considerados éstos para los cargos de elección popular….Otra demanda en especial es la de los grupos que integran la diversidad sexual, porque en la lectura del artículo 3º de los estatutos del PRI, se advierte la exclusión de esa parte de la sociedad, por lo que se sugiere que se adicione el concepto al artículo”.

“…Y la mayor demanda lo fue la revisión de los artículos,  223 al 228, del capítulo 5 de las sanciones, para que los casos de traición a las siglas, antes, durante y después de los procesos electorales o de casos de representantes populares y funcionarios que defrauden la confianza de la ciudadanía  sean aplicados los estatutos con severidad e  inmediatez, debiendo solicitarse de manera individual ante la Comisión Nacional y estatales de Justicia partidaria, la sanción a la que se hagan acreedores según el caso y expulsar de inmediato a quienes fallen a la confianza. El partido no debe ser cómplice de la acción de los funcionarios que actúan en la ilegalidad, por el contrario los debe señalar y hacer efectivas las sanciones estatutarias y retirarles sus derechos para ponerlos a disposición de las autoridades ministeriales (art. 224 y 225, 77 y 81)”

“…Se requiere que el PRI haga dos pronunciamientos de cara a la sociedad, donde se apoye la propuesta de “revocación del mandato”, para evitar que los gobernantes se engolosinen en el poder, principalmente si hay evidencias de una mala actuación o desarrollo de actos ilícitos. E igualmente la “eliminación del fuero”, especialmente de los funcionarios del poder ejecutivo, para evitar que éste se tome  como un instrumento que fomente la impunidad”.

En suma, fueron más de 150 planteamientos en las 5 mesas debatidas,  que sumadas a las 430 de la etapa previa, indicó el fuerte interés de lograr mejorar la vida interna del PRI, y de esta manera integrar el posicionamiento que será presentado ante la Comisión Nacional Organizativa de la XXII Asamblea Nacional.

Y en todo este esfuerzo, cabe destacar la aportación de quienes participaron en la organización de la misma: empezando por quienes integran el CDE del PRI Veracruz en todas sus áreas, que encabeza el Mtro. Renato Alarcón Guevara, las y los que conformaron el Órgano Auxiliar Estatal, particularmente la Comisión de Dictamen y desde luego, todos los militantes que con su interés y opinión abrieron los cause de la verdad y el fortalecimiento de PRI en el Estado de Veracruz.  Sin duda, hoy su militancia va con todo a dar la batalla en el próximo proceso electoral, porque si algo tienen es que cuando rescatan el rumbo, llegan a acuerdos saludables y  se consolidan en la unidad, vuelve a correr en la venas el orgullo priista y van con todo a construir los triunfos. Y…eso se verá en la elección de 2018…cuyo proceso está a dos meses de iniciar.

Gracias y hasta la próxima.

*Esta es opinión personal del columnista