Los resultados de la Asamblea Estatal del PRI Veracruz (parte 1)

5 julio 2017 | 21:26 hrs | Zaida Alicia Lladó Castillo | Zayda Lladó Castillo

 

Fueron 946 delegados-militantes, inscritos de acuerdo al registro que inició desde las 10 horas del domingo 2 de Julio y que llegaron a la ciudad de Xalapa por su propio pie y recursos de todas las partes del Estado de Veracruz a participar en la Asamblea Estatal del PRI. La presencia de la Mesa Directiva de la Asamblea significó su importancia, encabezada por el Mtro. Renato Alarcón Guevara Presidente de la Asamblea  y del CDE del PRI, de su servidora Dra. Zaida Alicia Lladó Castillo, como Secretaria de la misma y Presidenta del Órgano auxiliar estatal y de la Fundación Colosio Veracruz; con el aval del CEN de PRI en las figuras del Dr. Carlos Iriarte Mercado, Secretario de Organización y la Lic. Lorena Martínez Rodríguez, Delegada del CEN para el Estado de Veracruz, de las vocalías encabezadas por los Senadores de la República,  Lic. José Yunes Zorrilla y  Lic. Héctor Yunes Landa, del coordinador de los diputados federales priistas, Dip. Erik Lagos Hernández, de los titulares de las organizaciones y sectores así como de priistas distinguidos como el Lic. Américo Zúñiga Martínez, operó este evento de singular importancia para el priismo veracruzano, lo que demostró ser un acto de nivel y calidad que disfrutaron todos los presentes.

Y la excelente convocatoria no deja de ser confirmatorio del gran esfuerzo de organización, logística y academia, porque implicó  trabajar desde un mes antes, visitando los municipios para informarles el tema, organizar las asambleas regionales –celebradas el 17 de junio pasado –en 10 sedes : 1) Tantoyuca, 2) Poza Rica, 3) Martínez de la Torre, 4) Xalapa, 5) Veracruz, 5) Orizaba, 7) Huatusco, 8) San Andrés Tuxtla, 9) Cosoleacaque y 10) Coatzacoalcos, basadas en 5 temas : a) Visión de Futuro, b) Transparencia y Rendición de Cuentas, c) Declaración de Principios,  d) Programa de Acción y e) Estatutos, que motivó a la militancia  lográndose recabar en esa etapa  437 ponencias, para después procesarlas y elaborar el proyecto por parte de  la Comisión de Dictamen del Órgano Auxiliar Estatal  y llegar a la Asamblea con un documento sintetizado, que fue enriquecido con 153 nuevas aportaciones y ratificado por el pleno , formando parte ya hoy  del documento final que habrá de defenderse en la Asamblea Nacional del PRI de Agosto próximo.

Pero todo ese esfuerzo valió la pena. La asistencia a la Asamblea Estatal fue un ejercicio incluyente y de mucho respeto a las ideas de todos los participantes, ello habló de la importancia que tiene para los priistas el hacer lo necesario  para definir un cambio, bien orientado y  sustentado, que seguramente habrá de rendir frutos en siguientes meses. Pero vayamos al contenido de las propuestas de cada mesa temática, de la cual sintetizo lo más sobresaliente:

En la mesa de Visión de futuro, la militancia expresó que: “es necesario que el PRI, regrese a enarbolar las causas nacionales y locales, las causas por las cuales lucharon sus fundadores y siguen haciéndolo los mexicanos. Y eso es lo que siempre marcó la diferencia entre el PRI con otras fuerzas políticas. La diferencia entre el PRI y otros partidos, ha sido su modesta y sincera relación con la sociedad, lo que en un tiempo algunos malos priistas lo olvidaron. Por eso hay que regresar a los fines y retomar los valores de la identidad y la eficiencia;  esa identidad, que los Priistas la traen en las venas porque ahí está la historia política de México y esa eficiencia, porque en ella ha estado en el pasado y presente  la construcción de las instituciones y de los avances de los que goza hoy la población nacional.”

… “Porque ningún partido puede tener visión de futuro, sino tiene clara la visión de su pasado y de quienes lo forjaron. Pensar en el futuro, como institución política y como nación, es actuar de forma proactiva ideando ese mañana, reconociendo errores pero principalmente  valores, principios, actitudes y fortalezas. Pensar en el futuro, permitirá  liderar y dirigirse al destino que habrá de planearse con claridad, desde ahora, haciendo un ejercicio de integración generacional, educando a la militancia, en especial a los jóvenes,  para actuar con estricta ética política y tener siempre en el centro del interés las necesidades y problemas del ser humano , individual, social e institucional.  Para ello se habrán de generar una serie de metas intermedias que permitan irlas cumpliendo, sin perder rumbo y visión”.

Respecto al tema de Transparencia, Rendición de Cuentas y ética política, se recalcó que: “El PRI, hoy más que nunca, tiene un compromiso con la transparencia y la rendición de cuentas porque son dos herramientas de los estados democráticos para elevar el nivel de confianza de los ciudadanos hacia sus gobiernos por lo que-en virtud de lo que ha acontecido en el Estado–, obliga a establecer medidas más rigurosas y efectivas en el combate a la corrupción porque es uno de los reclamos más sentidos de los priistas y de la sociedad y una necesidad para construir gobiernos más eficaces que logren mejores resultados. Para ello, se requiere que como partido exijamos el cumplimiento de las  tres reformas que se proyectaron para fortalecer: la transparencia, la rendición de cuentas y con especial énfasis el combate a la corrupción y a la impunidad…

…Y con la intención de evitar que esos  cánceres de la administración pública y de la política continúen permeando las instituciones gubernamentales y políticas, se requiere mayor rigidez en la aplicación de la norma interna como partido y en la aplicación de la justicia, contra  todos aquellos que fallen cuando están en el ejercicio del poder público, –sean del partido que sea—de ahí que el PRI adopte su posición pugnando por: “Ser más exigente en la aplicación de la norma que como partido nos corresponde para castigar a los malos priistas, el PRI debe ser el primero en exhibir y enjuiciar a traidores de los documentos básicos y del código de ética de nuestro instituto político por sus actos deshonestos y por haber atentado contra los recursos de la ciudadanía, por lo tanto se pronuncia por nombrar la Comisión de Evaluación y Resultados de los servidores públicos emanados de este partido, que tendrá la misión de exigir los informes de éstos cada 6 meses y llegar un seguimiento de su actuación.

Igualmente el priismo veracruzano, se inclinó por que el PRI haga un pronunciamiento frente a la nación para lograr el: A) Establecimiento urgente de la Comisión Nacional Anticorrupción (sin límite alguno en su operación y sanción). Generando ese espacio igualmente al interior de los partidos políticos. B) Establecer un esfuerzo conjunto con todas las fuerzas políticas, que propongan y avalen la transparencia y rendición de cuentas, así como las sanciones que correspondan sin distinción. C) Abrirse a la asesoría y supervisión de instancias internacionales que le den certeza, transparencia, seguridad y aval a la creación del ente anticorrupción. D) Crear una plataforma federal mexicana que funcione como sistema único de registro de ingresos y gasto de los tres niveles y órdenes de gobierno, al día, que permita visualizar por autoridades fiscalizadoras y público en general todas las operaciones que se realicen día a día (similar al SIF del INE). E) Alineación de todas las leyes, normas, reglamentos, constituciones o análogas al sistema federal mexicano contra la corrupción. F) Promover la creación de instituciones autónomas que se encuentren vinculadas con el sistema federal mexicano anticorrupción”–entre otros 15 temas más–….

Y se concluyó ese tema afirmando: …“todo ello no será posible si nuestro partido no se aboca a fortalecer valores, como la honestidad y el respeto; valores que otrora se fomentaran en  nuestro Instituto Político desde su origen y que dieron con ello sostén y rumbo positivo a nuestra nación. Si bien es cierto, el Partido Revolucionario Institucional cuenta con un Código de Ética Partidaria, en el que se establecen clara y puntualmente las disposiciones a las que se somete la militancia partidista y sus dirigencias territoriales, sectoriales y organizacionales, la realidad es que se debe llevar un mejor seguimiento de su actuación y exigir los resultados para los cuales protestan cuando se asume un cargo”.

Continuará…

*Esta es opinión personal del columnista