Los logros se obtienen paso a pasito

7 diciembre 2016 | 19:57 hrs |

Los logros se obtienen paso a pasito

Diálogos con “El Negro” Cruz*

Ve a la hormiga, oh perezoso, Mira sus caminos, y sé sabio. Proverbios 6:6

La pereza es una de las conductas que más afectan la vida del ser humano, lo condiciona de tal suerte, que le hace errar el camino en la búsqueda del éxito.

El hombre perezoso quiere llegar rápido al final del sendero, evita el trabajo, el esfuerzo, solo quiere obtener bienes sin ser merecedor de ellos, su abulia lo hacer perder el contacto con la realidad y sentir que es un ser desdichado sino se hace de cosas materiales.

El asunto no es menor, porque lo anterior tiene mucho que ver con los políticos improvisados que han ‘gobernado’ en muchos municipios y estados del país, llegaron al poder sin haber luchado por conseguirlo, sólo porque las circunstancias les fueron favorables.

Este desconocimiento de lo que cuesta en términos de sudor y lágrimas hacerse de un prestigio público, los impele a buscar los caminos fáciles, a ser irrespetuosos de las ordenanzas sociales e, incluso, a despreciar las enseñanzas del Señor, la flojera es terreno fértil para que la soberbia se enseñoree en las almas débiles.

Un ‘huevón’ es un criminal en potencia, para cumplir sus deseos es capaz de cualquier cosa menos de chambear. Puede explotar su físico y prostituirse, puede violentar las leyes y apropiarse de recursos ajenos, puede culpar a sus padres por sus carencias, maldecir a Dios porque ‘no lo ayuda’…en fin, es una persona desprovista de amor propio.

La vida está llena de episodios felices, decepciones, amor, bendiciones del Señor, tropiezos, sinsabores y muchas más emociones, pero quien considere que solo puede guiarse por el camino de los triunfos está muy, pero muy equivocado, tiene un espíritu perezoso.

El tesón y la disciplina es algo que debe caracterizar a un político con vocación real. Françoise Mitterrand buscó en varias ocasiones la presidencia de Francia y no la lograba, en vez de amilanarse, siguió luchando hasta que se alzó con la victoria.

Es el mismo caso de Lula da Silva y porque no decirlo, de la oposición política en México, que por años buscó la presidencia hasta que en el 2000 el partido de Acción Nacional alcanzó el objetivo, el caso del gobernador Yunes Linares a nivel local, es otra muestra de que no hay obstáculo insuperable.

La disciplina es señal de un espíritu fuerte, hecho para las jornadas intensas, este tipo de aptitudes deben ser analizadas para cuando se tome la decisión de darle a una persona responsabilidades de altos vuelos, no es posible que ocurran cosas desagradables y después nos digamos sorprendidos, un test sicológico nunca sobra.

En días pasados platicaba con mi director y amigo Santos Solís y me hacia la reflexión de trabajo tenaz de las hormigas: son incansables, trabajan en equipo, la causa del hormiguero es la causa de cada una de ellas y cuando llega el tiempo de la siega, los animalitos se avituallan para sobrevivir sin contratiempos en los días complicados.

La sabiduría está ahí, en el ejemplo de una pequeña hormiga, en las mujeres y hombres honrados que nos rodean, por más humildes que sean. Debemos ser temerosos de Dios, que en el fondo significa hacer la voluntad del Señor, y respetuosos de las leyes de los hombres.

Recordemos a Proverbios 6:9: Perezoso, ¿hasta cuándo has de dormir? ¿Cuándo te levantarás de tu sueño?

*Vivencias de Rafael “El Negro” Cruz, editadas por Javier Roldán