Los jueves en Veracruz son una ‘pandilla’ de mercaderes de la justicia: afirman abogados

2 abril 2016 | 12:28 hrs | EMILIO GONZÁLEZ GÓMEZ

Orizaba, Ver.- Los jueces en Veracruz son una “pandilla” de mercaderes de la justicia que aplican la Ley de Herodes. Reza el refrán:”Con dinero baila el perro, sino bailas como perro”, expresan integrantes del Colegio de Abogados en el Valle de Orizaba. Y para ejemplo basta un botón, el fiscal del Juzgado Tercero de Primera Instancia, Valentín Bolaños Leal fue inhabilitado como en otras ocasiones y pronto lo volverán a reinstalar en su cargo.

A la fecha no hay quien destape la corrupción que existe en el poder judicial del estado, debido a que los magistrados de la judicatura brindan protección a los jueces que hacen y deshacen en los distritos de Veracruz, sostuvo el jurista Jorge Hernández Reyes.

“Los delincuentes entran y salen, como Pedro en su casa, debido a la deficiente impartición de justicia”, agregó el entrevistado.

Reveló que la crisis financiera en la judicatura se refleja en la falta de salas equipadas para los juicios orales, donde los fiscales salen ganando, al poner en libertad a gente con negros antecedentes, basados en inconsistencias legaloides.

LANZA AMENAZAS, PERO NUNCA CUMPLE EL PRESIDENTE DE LA JUDICATURA

El presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura, Alberto Sosa Hernández, advirtió que si se comprueban los señalamientos que se le hacen al juzgador, será sancionado conforme a la ley.

DESDE EL AÑO PASADO INVESTIGAN AL JUEZ VALENTÍN BOLAÑOS

También durante la sesión del año pasado se inició un instructivo de responsabilidad en contra de los funcionarios judiciales Valentín Bolaños Leal y María Estela Bustamante Rojas, con base al oficio número 3503, signado y ratificado por el magistrado Julio Patiño Rodríguez, en su carácter del presidente de la tercera sala del Tribunal Superior de Justicia del estado, y apenas le enviaron el documento de inhabilitación al fiscal que ocupaba la titularidad del Juzgado Tercero de Primera Instancia en el distrito judicial de Orizaba.