Los drones equipados

5 julio 2017 | 7:34 hrs | Gilberto Haaz Diez | Gilberto Haaz Diez

*De Emerson: “Nunca haga aquello por lo que no quiere que se le conozca”. Camelot.

La idea de un avión no tripulado, habrá surgido desde la inventiva de Julio Verne, o de los mismos cuentos de las Mil y una noches, de algún lugar en el remoto pasado, aún en tiempos del físico, Albert Einstein, aquel al que le preguntaban por la dichosa y famosa Teoría de la Relatividad, ese concepto de la superficie curva al que nadie le entendimos, ni entendemos. Un periodista le preguntó a Einstein: ‘¿Me puede Ud. explicar la Ley de la Relatividad?’ y Einstein le contestó: ‘¿Me puede Ud. explicar cómo se fríe un huevo?’. El periodista lo miró extrañado y le contesta: ‘Pues, sí, sí que puedo’, a lo cual Einstein replicó: ‘Bueno, pues hágalo, pero imaginando que yo no sé lo que es un huevo, ni una sartén, ni el aceite, ni el fuego’. En la época de la Segunda Guerra Mundial, los físicos alemanes y americanos y rusos ya iban por esa cosa llamada Bomba Atómica, que al final la ganaron los americanos, con un poco de ayuda de los físicos alemanes, en aquel Proyecto Manhattan. Alguien habrá soñado, en esos tiempos, en los aviones no tripulados, en los Drones.  Uno de los primeros usos registrados fue por los austriacos en julio de 1849, después de que se pusieran en marcha alrededor de doscientos globos aerostáticos no tripulados montados con bombas en la ciudad de Venecia. En 1896 Samuel P. Langley desarrolló una serie de aeronaves a vapor, aviones sin piloto que fueron trasladados con éxito a lo largo del río Potomac, cerca de Washington DC. La práctica de la vigilancia aérea más tarde surgió en la Guerra Hispano-Americana de 1898, cuando los militares de EE.UU. equiparon una cámara a una cometa, dando lugar a  una de las primeras fotografías de reconocimiento aéreo. Ya luego, en época moderna, los americanos, que todo lo pueden, perfeccionaron esos aviones y nos han mostrado en las películas lo certeros que son cuando, desde una base de Las Vegas, en un cuarto pequeño, los pilotos a control remoto operan esas máquinas certeras y sueltan sus bombas mortales sobre los enemigos.

 POR SUS DRONES LOS CONOCEREIS.

 Desde estos robots del cielo, se han filmado películas hollywoodenses, véase la cinta Enemigo Invisible (Eye in the Sky) (2015), con la gran Helen Mirrer, extraordinaria, para conocer como los Drones se apoderan de las nuevas guerras. Los Drones traen cámaras espías, rayos laser, GPS, vista nocturna y, algunos, están artillados para disparar certeramente desde donde se pueda y quiera. Toco el tema porque ayer el Gobierno de Veracruz presumió del primer apañe por un Dron. Lo hizo en la zona Veracruz, y desde ese avión no tripulado, que algunos aseguran también lleva parque (metralleta), descubrieron un taller donde, se supone, había autos robados y mucha maluria. Lograron la detención de varios sujetos. Es bueno eso, Osorio Chong le dijo al gobernador de Veracruz, Miguel Angel Yunes Linares, ahora que se vieron en reunión de trabajo en la Secretaría de Gobernación, que Veracruz seguirá contando con el apoyo de las Fuerzas Federales, cosa que se agradece al mismo presidente Peña Nieto. Y si encima los Drones vigilan desde el cielo nuestra tierra tan golpeada y maltratada por la delincuencia organizada, pues bienvenidos los Drones.

 AZCARRAGA EN HUFFINGTON POST

(¿QUÉ CHINGADOS DIJISTE?)

 Un video circuló en Youtube y le vi en esta página de español de Huffington. El poderoso dueño de Televisa, Emilio Azcárraga Jean, es filmado en París, al volante, mientras un entrevistador-encuestador con micrófono en mano, como suelen hacer los suyos en Televisa, que luego preguntan algunas cosas en los cruceros, le hizo una pregunta que, al parecer, era de Holanda el tipo, o sea en neerlandés, que a eso no le entiende nadie. Solo Guardado, que ahí juega. Iba aparentemente con su hijo, Emilio Daniel, de corta edad. Azcárraga suele hablar tres idiomas, el inglés a la perfección y el francés. El entrevistador le habla, al parecer, en holandés, y Azcárraga pela los ojos. Cuando le preguntaron al empresario sobre la estampa, él simplemente contestó en español: “¿Qué chingados dijiste?”, lo que desató la risa de su acompañante y la de él. Es ahí cuando el reportero le cuestionó en inglés a Azcárraga sobre el mismo tema. “Ah, no. Es un coche rentado. Está bien. Órale, compadre”, expresó el mexicano y se arrancó. Antes de esto, Azcárraga Jean le dijo al reportero, en francés, que no había comprendido la pregunta. Como Valenzuela cuando era entrevistado en las Grandes Ligas: “Mi no comprender”. Un humano Azcárraga alegró las redes sociales, lo pueden ver en Youtube.

Visítenos: www.gilbertohaazdiez.com

*Esta es opinión personal del columnista