Los diputados argentinos dejarán de cobrar por no viajar

Un nuevo sistema les impedirá canjear por dinero en efectivo los viáticos que no usan

14 abril 2018 | 17:57 hrs | El Pais

Argentina dejará de pagar a sus diputados por no viajar. Por extraño que parezca, buena parte del sueldo de los parlamentarios dependía hasta ahora de que no usarán pasajes disponibles. Si no viajaban, les daban ese dinero no gastado y cobraban más a fin de mes. Bastante más. Hasta 480.000 pesos al año, unos 24.000 dólares. Ahora, seguirán cobrando algo parecido, pero en forma de sueldo directo, no vinculado a no viajar, un sistema polémico que no tienen otros países grandes de la región como México o Colombia.

Todo estalló tras un informe de la Fundación Directorio Legislativo que detalló las particularidades del sistema de canjes de pasajes y con nombre y apellido reveló cuáles diputados se aprovecharon más de él. Al tope de la lista se ubicó la diputada Elisa Carrió, una de las principales aliadas parlamentarias de Mauricio Macri y embanderada de la lucha contra la corrupción. Carrió, de origen radical, es una figura importante en el Congreso y no dudó en defender el sistema ante las críticas del Presidente, quien había pedido no utilizar los canjes como una paga extra disimulada.

“Él (por Macri) desde chiquito viaja en aviones privados, así que no tiene idea de lo que significa ser decente, hacer política decentemente, tener distribuida una familia por todos lados, sufrir injurias, calumnias”, disparó con dureza Carrió. La sangre no llegó al río porque no es la primera vez que Macri escucha críticas semejantes de Carrió, pero puso en la primera línea de la agenda el tema de los pasajes y la opacidad del sistema.

Fue finalmente el propio Congreso el que buscó una solución de urgencia. No era el mejor momento para debates salariales, sin duda: los sindicatos se encuentran en plenas negociaciones por aumentos que compensen la inflación, la segunda más alta de América Latina después de Venezuela. La oficina de estadísticas del Estado, el Indec, informó el jueves que marzo cerró con una subida de precios del 2,3%, con un acumulado trimestral de 6,7%, casi la mitad de la previsión de 15% que el Gobierno se puso para todo 2018.

El debate por los viáticos tuvo todos los condimentos de la política. Mientras Carrió se erigía como la defensora el sistema, otros se apuraron en renunciar al beneficio. Mientras tanto, el estudio de Directorio Legislativo mostraba algunas miserias parlamentarias: el 80% de los canjes de pasajes de 2017 correspondieron a diputados de la ciudad y la provincia de Buenos Aires, los menos necesitados de movilidad por su cercanía con el Congreso. En cambio, aquello que viven a miles de kilómetros de la capital fueron, en general, los que menos canjearon los billetes por dinero. Ante el revuelo, la ONG tuvo que aclarar que no estaba en contra de que los diputados cuenten con viáticos para hacer su trabajo, sino que defendía que el método sea más transparente.

“Argentina es el único país que no transparenta este proceso. En diferentes países de la región se contempla la movilidad de sus representantes a diferentes lugares del territorio siempre y cuando se publique y se justifique”, dice el informe de Directorio Legislativo. Es cierto que el sistema argentino es una particularidad regional. En Colombia, por ejemplo, los senadores tienen derecho a cuatro billetes aéreos, de ida y vuelta, en primera clase por mes, los mismo que los diputados que no son de Bogotá. No pueden cambiarlos por efectivo ni comprarlos directamente, sino que los reciben de una agencia de viajes que previamente haya ganado una licitación pública. En caso de eventos oficiales fuera de la capital, los legisladores pueden contar con billetes extras, informa Santiago Torrado Villamizar desde Bogotá.

En México, los 128 senadores de la cámara Alta dispusieron el año pasado de 1,4 millones de dólares para la compra de pasajes que, como en Colombia, adquieren a través de una agencia tras un pedido particular. En caso de no usar los billetes deben devolverlos, sin derecho a un canje en efectivo. México dispone además de un sitio web donde los ciudadanos pueden ver el detalle de los viáticos de los legisladores: en lo que va del año, 537 personas realizaron 154 viajes a cuenta y orden del Parlamento, informa Elias Camhaji desde ciudad de México. Para acceder a una información semejante, un argentino debe realizar un engorroso pedido de acceso a la información pública.

Los diputados argentinos acordaron finalmente renunciar al sistema de canje de pasajes, pero no al dinero que recibían por ello. El argumento fue que el contexto político no deja espacio para un aumento de las dietas, establecidas hoy en unos 4.700 dólares por mes y en mano, y que el dinero de los billetes sirvió hasta ahora para compensar los efectos nocivos de la inflación. La idea es que los diputados que no pidan billetes cobrarán ahora un monto fijo mensual de 1.500 dólares, una suma que irá disminuyendo en los casos en que sí usen los servicios aéreos y terrestres. En cualquier caso, los pasajes que pidan y no usen ya no podrán ser canjeados por dinero.