Los buenos para 2018

19 junio 2017 | 12:58 hrs |

Por Ángel Álvaro Peña

 

Ahora más que nunca al interior de los partidos políticos existe la sensación de que deben reformarse. Todavía la llegada de los candidatos independientes no ha hecho mella en la consistencia y seriedad que pueden ofrecer las instituciones políticas, a pesar de todo.

Por otra parte, el papel lamentable que han hecho los ahora gobernantes que fueron candidatos independientes, colocan a los partidos en el limbo de la credibilidad.

Los partidos políticos al ver competida su participación en las urnas optaron por poner una larga pausa a la creación de cuadros nuevos, prefirieron repetirse hasta el hartazgo con los mismos candidatos que saltaban de una senaduría a una diputación, pasando por una presidencia municipal o por una curul en la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México.

El caso es que son los mismos, mientras la conducta de cada uno de ellos fue deteriorando la imagen no sólo del político tradicional, sino del instituto político que lo lleva a puestos de elección popular.

Ahora, luego de los comicios del 4 de junio, una encuesta coloca a la panista Margarita Zavala, al priista Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, y a Andrés Manuel López Obrador, de Morena, como posibles competidores y se mantienen como los más apuntalados para ocupar la candidatura presidencial.

El líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, ha decidido mantenerse como candidato único de su partido, pero todos saben que partido que no se coaliga, con el compromiso de crear un gobierno con equilibrios ideológicos y partidistas, pierde las elecciones. Esta fue la gran lección de Morena en el Estado de México, donde a pesar de que él mismo había advertido sobre un gran fraude electoral, nunca aguardaron la distancia mínima de un 5 por ciento de los votos, que significa aproximadamente un fraude de esta magnitud.

Ahora sabe que debe mejorar números. Al mismo tiempo sabe que tendrá que aliarse por lo menos con dos partidos, uno de ellos, el del Trabajo, no le proporciona los números necesarios para ganar; el otro podría ser Movimiento Ciudadano, cuyo líder vitalicio Dante Delgado, ya dijo que era complicado negociar con la cúpula de morena con fines de concretar una alianza electoral.

Esto no sucede con los otros candidatos quienes no saben si competirán por el partido que ahora los cobija o se irán por la vía independiente. Lo cierto es que las elecciones de 2018 no pueden darle juego electoral serio y nutrido más que a uno de los posibles candidatos sin partido, y ahí figuran desde la posibilidad de competencia de Manlio Fabio Beltrones, hasta Armando Ríos Piter, pasando por Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, o la propia Margarita Zavala que ha amenazado con salirse de su partido para competir por su cuenta, lo cual sería suicida para su carrera política.

Lo cierto es que la ex primera dama no cuenta con la fuerza suficiente ni dentro ni fuera del PAN para competir por la Presidencia de la república, sobre todo en un partido de consejeros y dirigentes que carecen de bases sociales y su raíz popular más importante son los simpatizantes, cuya cantidad se desconoce por ser fluctuante en cada elección.

El PAN tiene en sus posibles candidatos al propio dirigente nacional Ricardo Anaya, a quien le regatean los triunfos electorales de la pasada jornada, pero quienes quieren restarle méritos están implicados en la campaña de Margarita Zavala, que intenta posicionarse dentro del PAN a partir del desgaste del líder nacional de su partido.

El otro posible del PAN para la candidatura es el ex gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, quien es señalado como un gobernante autoritario y represivo. Y se le considera sobreexpuesto al escrutinio popular a través de libros que no escribe él y espectaculares en calles y avenidas, donde afirma que es un político ejemplar.

Por el PRI hay muchos, todos ellos desgastados, pero con algunas chispas de simpatías populares que pueden hacerlos llegar a la candidatura del puesto político más importante del país. Ahí, está el secretario de gobernación, Miguel Osorio Chong, en segundo lugar despunta José Antonio Meade, secretario de Hacienda, y al resto el desgaste de los últimos meses los ha bajado a causa de la ley de la gravedad que el desprestigio impone.

A pesar de que el PRI tiene sus aliados tradicionales necesita un partido más en su grupo que se hace frágil conforme se acercan las elecciones de 2018, porque si bien cuenta con el Partido Verde, Panal y Encuentro Social. El primero de ellos, que parecía un apéndice permanente, coquetea con fuerzas de izquierda para no quedarse sin registro. Incluso convoca a algunos partidos a crear su sector campesino y compenetrarse con una fuerza sólida, que desde luego ya no será el tricolor.

Para el PRD resultan más fáciles las alianzas, tienen dos puentes tendidos, uno más sinuoso que otro, el primero con el natural aliado, el PAN, con el que ha ganado varias gubernaturas, aunque desde la cúpula del partido del Sol Azteca se exige que las alianzas se realicen con partidos afines ideológicamente, es decir, Morena.

Ante esta posibilidad el PAN podría quedarse solo en esta contienda, lo cual lo mandará aun cuarto lugar en las preferencias electorales fuera quien fuere su candidato.

El PRD es el único partido que parece haber hecho un serio examen de conciencia luego de esta contienda, donde al parecer todos perdieron, sobre todo en el Estado de México, porque ahí, fue derrotado hasta el que dice haber triunfado. Para el 2018, ganará el partido político que cuente con un buen candidato y con más de dos partidos en alianza. PEGA Y CORRE.- Ricardo Anaya Cortés, presidente nacional del PAN, Marco Adame, coordinador de Asuntos Internacionales de ese instituto político, y el ex candidato a la gubernatura de Coahuila, Guillermo Anaya Llamas acudieron a la Organización de Estados Americanos para denunciar el fraude electoral en el proceso del pasado cuatro de junio. Al mismo tiempo, el diputado local de ese partido por el Estado de México, Raymundo Guzmán Corroviñas se pronunció a favor de que durante la revisión de la cuenta pública del año en curso, se lleve a cabo un análisis exhaustivo de los gastos del Instituto Electoral del Estado de México… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

Dudas y comentarios, escríbenos a:
angelalvarop@hotmail.com
Twitter @politicosad

 

NR. Esta es opinión personal del columnista.