Los brasileños votan en las elecciones más reñidas desde hace 25 años

26 octubre 2014 | 16:28 hrs |

A pocas horas de terminar la jornada electoral más reñida que ha tenido Brasil desde 1989, el sentir general de la población es que muy pocos quedarán satisfechos con los resultados sin importar quién resulte ganador.

La mayoría de los colegios electorales brasileños cerró sus puertas a las 17.00 hora de Sau Paulo (19.00 GMT), tras unos comicios para los que estaban convocados 142,8 millones de votantes para elegir en segunda vuelta al presidente para los próximos cuatro años y 14 de los 27 gobernadores. Las urnas permanecieron abiertas más tiempo en las ciudades que tienen husos horarios diferentes a los de las regiones sur y sudeste del país, que concentran a la mayor parte de la población. El estado de Acre, en el oeste de Brasil y fronterizo con Bolivia, fue el último en cerrar los colegios, debido a las tres horas de diferencia con respecto a Brasilia.

Rousseff ha depositado su voto en Porto Alegre, capital del estado de Rio Grande do Sul, poco después de abrirse los colegios y tras reconocer que la campaña electoral, la más impredecible en los últimos 25 años, tuvo “momentos lamentables” y “de bajo nivel”. La candidata ha defendido los logros de su mandato y el del anterior presidente, Luiz Inazio Lula da Silva. “Brasil cambió para que las personas crezcan”, ha afirmado Rouseff. “No vamos a permitir que nada en este mundo, ni la crisis ni el pesimismo” lo echen por tierra, ha añadido.

El candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), Aécio Neves, ha acudido a votar en torno a las 10.30 horas de Belo Horizonte (13.30 en España). “Estoy tranquilo, con la conciencia tranquila y la sensación del deber cumplido”, ha declarado al diario O Globo a la salida del colegio electoral. Previamente, el candidato había dejado un mensaje en su cuenta de Twitter que recordaba a los votantes que llegó “la hora de la gran decisión”. “El cambio ya comenzó”, ha añadido.

 

-Con información de Agencias