Los 24 ilícitos ya no graves

12 julio 2017 | 16:47 hrs | Carlos Jesús Rodríguez

NO ES menor la preocupación del jefe de Gobierno de la ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, y de su tocayo, el Gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares cuando demandan al Congreso de la Unión adecuar algunos delitos en la Constitución y en el nuevo Código Penal Federal para que sean incorporados al catálogo de los que ameritan “prisión preventiva obligatoria” debido al peligro que representan para la sociedad quienes los cometen. Y es que el Artículo 19 constitucional establece que: “el Ministerio Público sólo podrá solicitar al juez la prisión preventiva cuando otras medidas cautelares no sean suficientes para garantizar la comparecencia del imputado en el juicio, el desarrollo de la investigación, la protección de la víctima, de los testigos o de la comunidad, así como cuando el imputado esté siendo procesado o haya sido sentenciado previamente por la comisión de un delito doloso”, y agrega: “el juez ordenará la prisión preventiva, oficiosamente, en los casos de delincuencia organizada, homicidio doloso, violación, secuestro, trata de personas, delitos cometidos con medios violentos como armas y explosivos, así como delitos graves que determine la ley en contra de la seguridad de la nación, el libre desarrollo de la personalidad y de la salud”, además de que deja en claro que “ninguna detención ante autoridad judicial podrá exceder del plazo de setenta y dos horas, a partir de que el indiciado sea puesto a su disposición, sin que se justifique con un auto de vinculación a proceso en el que se expresará: el delito que se impute al acusado; el lugar, tiempo y circunstancias de ejecución, así como los datos que establezcan que se ha cometido un hecho que la ley señale como delito y que exista la probabilidad de que el indiciado lo cometió o participó en su comisión.

SIN EMBARGO, hay 24 ilícitos que ya no son considerados graves, de acuerdo a la actualización de la lista publicada en la Gaceta Oficial de fecha 20 de Agosto de 2014 como parte del “Catálogo de delitos culposos y que se investigan por querella”, entre otros, homicidio, lesiones, aborto, lesiones por contagio, daño a la propiedad, ejercicio ilegal del servicio público en la hipótesis de destruir, alterar o inutilizar información o documentación bajo su custodia o a la cual tenga acceso. De esa manera, partiendo del reciente dictamen de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que determinó que es procedente que los procesados por varios delitos graves en el anterior sistema de justicia, puedan solicitar la libertad provisional conforme a la Miscelánea Penal vigente desde hace un año, entre otros, los ya mencionados, miles de presos podrían quedar en libertad aun cuando hayan incurrido en evasión de presos, suministro de medicinas nocivas o inapropiadas (como es el caso de algunos duartistas denunciados), ataques a vías y medios de comunicación (lo que seguirá alentando la agresión a periodistas e instalaciones), delitos contra el ambiente y actos de maltrato o crueldad animal, lesiones culposas, procreación asistida, esterilización forzada, peligro de contagio, privación de la libertad con fines sexuales, violación cuando entre la víctima y el victimario exista vinculo de pareja, concubinato o matrimonio, acoso sexual, abuso sexual, estupro y delitos contra el cumplimento de la obligación alimentaria; violencia familiar y violencia familiar equiparada; discriminación, amenazas, allanamiento de morada, delitos patrimoniales cometidos por un descendiente, ascendiente, cónyuge, adoptante, adoptado, concubino, pareja permanente, o parientes hasta el segundo grado de consanguineidad; robo sin agraviante, abuso de confianza y abuso de confianza equiparado. Agrega el  catálogo que en materia de fraudes se perseguirá: fraudes específicos, insolvencia fraudulenta en prejuicio de los acreedores, administración fraudulenta. Esto cuando se cometan en prejuicio de dos o más víctimas. En defraudaciones fiscales, la defraudación fiscal con inmuebles, en materia de suministros de agua potable, relacionados con los padrones de contribuyentes, delitos de falsificación y asociación delictuosas en materia fiscal, y se perseguirá en oficio cuando se vean involucrados servidores públicos, además se perseguirán delitos contra la regulación urbana.

DICE MANCERA que si los procesados apelan al amparo a partir del dictamen de la Corte que a propuesta del ministro José Ramón Cossío aprobó un proyecto que obliga a jueces de distrito y tribunales a revisar, modificar o sustituir la medida cautelar de la prisión preventiva en cientos de casos, casi 4 mil reos federales de alto perfil y cientos del fuero local saldrían de prisión, en muchas casos a seguir delinquiendo. En Veracruz se recuerda el caso de los 10 detenidos por el asesinato del comisario de la policía Federal, Juan Camilo Castagne y otro oficial, quien a punto estuvieron de quedar en libertad ya que se les había iniciado proceso por posesión de armas de fuego y no por homicidio, lo que motivó que el Gobernador lamentara el hecho de que algunos delitos como el portar un arma no sea ya un ilícito grave, por lo cual demando al Congreso de la Unión adecuar la ley a la realidad del País.

Y ES que aunque la procedencia y análisis sobre la revisión de la medida ordenada por la Corte Suprema no tiene el alcance de que el juzgador declare procedente, de facto o en automático la sustitución, modificación o cese de la misma, sino que ello está sujeto a los parámetros normativos aplicables del Código Nacional de Procedimientos Penales (como a la evaluación del riesgos que representa el imputado o inculpado), infinidad que están por asalto, robo o extorsión e, incluso, portación de armas de fuego y homicidio alcanzarían la libertad en perjuicio de una sociedad asolada por el crimen.

SIN DUDA, muchos delitos desincorporados de la prisión preventiva deben ser incorporados al catálogo de los que si la ameritan, pues de lo contrario se pone en riesgo a la población, ya que infinidad de delincuentes que incurren en robos o asaltos y son denunciados, optan por la venganza en contra de quienes los acusaron o, simple y llanamente, vuelven a cometer los mismos ilícitos. Para variar, hay casos en los anales judiciales de sujetos que han entrado y salido hasta 50 o 100 veces de una prisión, y el nuevo sistema de “justicia” los protege. Así las cosas. OPINA carjesus30@hotmail.com

*Esta es opinión personal del columnista