¡LOCALIZADO!

25 octubre 2016 | 12:22 hrs | Columna

Por Mario Noriega Villanueva

La Procuraduría General de la República y el juez que dictó la orden de aprehensión –nunca se dijo el nombre de él, ni el juzgado que tiene a su cargo–, contra Javier Duarte de Ochoa, nos parece que van a tener que llamar a Enrique Ochoa Reza, el dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional para preguntarle cómo localizó al gobernador con licencia de Veracruz, porque declaró que tiene que comparecer hoy para el “juicio” que le hará el partido, dado que seguramente conoce, sabe su paradero pues debe haberle enviado la notificación correspondiente a un determinado domicilio donde se la tenían que firmar de enterado.

Decimos lo anterior, porque para la justicia –juez y procuraduría–, el tipo está prófugo y no saben dónde localizarlo, puesto que no lo han podido detener para hacerlo comparecer ante el juzgador que le abrió juicio y que está urgiendo su presencia para que responda de todas las acusaciones y denuncias que tiene en su contra y que fueron las que lo obligaron finalmente porque no aguantó la presión, a solicitar licencia al cargo meritito el “Día de la Raza” 12 del presente mes, y desde entonces anda “a salto de mata” como cualquier delincuente.

Si el imberbe dirigente nacional del tricolor anuncia que hoy esperará a Duarte a comparecer, es porque tuvo que enviarle a algún domicilio que no fue de ninguna manera la Casa Veracruz ni menos Palacio de Gobierno, y que por consecuencia, para hablar con tanta seguridad de que “hoy comparecerá”, sabe dónde está viviendo el fugitivo y entonces, si quiere que su partido vaya recuperando la confianza de los votantes, está obligado a decirle a la PGR, al juez que quien sabe quién sea y a los 160 países por donde lo buscan, el domicilio del ex saqueador de los recursos públicos de Veracruz.

Que no le siga haciendo al cuento como le están haciendo según el presunto juez y la Procuradora General de la República, con el gobierno de la República al frente, con tanta información que tienen del delincuente, pues no es para sorprenderse que le estén sacando “sus trapitos al sol”, con todo el dinero que le robo a los veracruzanos. Si alguien puede y debe tener toda la información posible de los políticos delincuentes, son precisamente todos los que forman el engranaje del gobierno, dado que tienen dependencias exclusivamente dedicadas a etas investigaciones.

Todo lo que está sucediendo, no es sino solo una verdadera trama, de la que el Partido Revolucionario Institucional quiere sacar la mejor tajada que se traduzca como dijimos antes en la recuperación de la confianza que ha perdido por parte de los electores, algo que parece a juzgar, por lo que se siente ante los mexicanos, y los veracruzanos en particular, al menos no para las elecciones del 2017 ni para

las del 2018, por lo que quiere dar un golpe espectacular como los que se estilaron en el sexenio 1988-1994, algo que ya no se creen los mexicanos porque ya saben cómo se las gasta el sistema que los ha sometido bajo engaños, mentiras y corruptelas. Que se detuvieron a tres, dos mujeres que ya declararon y dieron nombres de los presuntos responsables, en los que figura naturalmente en primer lugar, como jefe de toda la banda de depredadores de los recursos públicos de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, pero la gente se pregunta ¿Por qué solo a la manjúa y no a los peces gordos que son los verdaderos responsables de todos estos desmanes. Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com