Lo que debes saber de los piercings en el clítoris

Foto: web.
3 noviembre 2018 | 12:53 hrs | Redacción Noreste | Picante y Sexy

Hay mujeres que, con el fin de mejorar su vida sexual, deciden comprar un sex toy, probar posiciones diferentes. Pero hay otras, un poco menos convencionales que las demás, que optan por hacerse un piercing en el clítoris.

Sí, chicas, dicen los rumores que ponerse una joya ahí abajo tiene ciertos beneficios candentes. O, al menos, te hará portadora de un secreto sexy en tu ropa interior. Pero ya en serio… ¿qué tan higiénicos son? O mejor aún: ¿qué tanto duelen?

¿Qué es exactamente?
Ahora, antes de que empieces a considerar un piercing, primero debes saber que no atraviesan el clítoris en sí, sino su prepucio, la piel de arriba. Estos piercings se llaman piercings verticales del prepucio de clítoris, según Onmenda.

Aunque es posible hacerse el piercing en el clítoris, no es lo más recomendable porque aumenta excesivamente la sensibilidad e incluso conlleva el riesgo de causar daño permanente. Y ese no es el punto de un piercing ahí abajo.

¿Qué tanto duele?
En corto: depende. La tolerancia al dolor es diferente para cada quien, sin mencionar que depende de qué tan relajada esté la persona. Además, hay quienes desean el dolor, y otros que le temen. Si eres de las personas que le tiene miedo a las agujas, lo más seguro es que no te gustará nadita la experiencia.

Imagen: web.

¿Es seguro?
Nuevamente: depende. Si vas a hacerte un piercing vertical u horizonal de prepucio de clítoris con un especialista con licencia, el riesgo es igual que cualquier otro piercing. De hecho, el tejido vaginal tiene buena circulación y sana rápidamente. Sin embargo, los riesgos incluyen: infecciones, formación de tejido cicatrizado que podrían bloquear la uretra y obstruir la orina.

También es posible que tengas una reacción alérgica al metal, pero la infección e irritación son más comunes con los piercings de clítoris.

Para evitar que haya una infección, debes lavar regularmente la zona con una solución salina. También se recomienda seguir las instrucciones de cuidados de la Asociación Profesional de Piercers y orinar después de limpiar el piercing, pues la orina es un esterilizador natural.

¿Afectará mi vida sexual?
Todos los cuerpos son diferentes, pero hay personas que sí experimentan un mayor libido y placer sexual después de ponerse un piercing ahí abajo. Obviamente depende del piercing; el vertical del prepucio de clítoris tiene mayores probabilidades de incrementar la estimulación sexual.

Tomado de EME de Mujer.