Lo mismo

4 octubre 2016 | 18:37 hrs |

MOLE DE GENTE LO MISMO
VIRGINIA DURAN CAMPOLLO
“Enfermos, insanos, bestias criminales con armas de grueso calibre”, llama el secretario de la defensa nacional, general secretario Salvador Cienfuegos, a los asesinos de los militares en Sinaloa. Lo mismo pensamos de una gran mayoría de soldados, que saquean, violan, arrasan – sobre todo con los indígenas- y que han cometido crímenes de lesa humanidad. El 2 de Octubre, los 43 de Ayotzinapa, Nochixtlán, Atenco son casos relevantes, de miles de asesinados donde se presume la intervención del ejército mexicano. Con esa misma furia, el secretario debiera defender las causas de los civiles. De millones de mexicanos desamparados, que son objeto de la vileza de muchos de sus integrantes. Incluso hay registro de invasiones a casas de habitantes de la ciudad, que después de destruir y saquear se disculpan por no ser los habitantes los culpables que se buscaban. Igual acontece con la Marina. El ejército ha olvidado que debe salvaguardar a los mexicanos, no a sus gobiernos. Son clase de élite, que se codea con los más encumbrados empresarios y políticos empezando por el mismo presidente de la República. La literatura, el cine, el teatro, los artistas plásticos, las investigaciones periodísticas tienen registro, del vergonzoso contubernio de los altos mandos con los carteles nacionales que siempre han existido. Los sacaron a la calle y no quieren regresar a sus cuarteles, porque sintieron lo que es el poder y no lo sueltan. Han tenido una pésima estrategia, para el combate a la delincuencia. *** El periodista Ricardo Raphael comenta que: “Mientras la política siga sirviendo para proteger a las bestias criminales, la violencia continuará cobrando un número incontable de vidas”. *** Incluso algunos bandoleros, se han permitido ridiculizarlos como en Veracruz, en donde el “general” adscrito a la secretaria de seguridad pública local, anda de pelada. Sustentada su riqueza inexplicable, sus nexos con la delincuencia organizada, el hombre que llegó a tener más poder que el gobernador Duarte se ostentaba como lo que no era. Sin embargo, se lo permitieron desde el centro. ¿En verdad no se sabía lo que ocurría? Es un caso más de complicidad. Los gobiernos están tan desprestigiados, que la ciudadanía ya no se traga esos discursos supuestos de indignación. Tenemos uno de los primeros lugares internacionales, en la violación a los Derechos Humanos. De qué sirve se destine tantos miles de millones de pesos a ese rubro, de seguridad, cuando los delincuentes los rebasan, pues traen armas más poderosas y sofisticadas. Es una pantomima más. Le quitan recursos a la salud, la educación y la cultura –fundamentales para el crecimiento de la nación- y les aumentan a los bárbaros, en que se han convertido algunos de las fuerzas armadas. *** Con un lleno total, en uno de los más importantes hoteles de la localidad, la reconocida periodista a nivel nacional Isabel Arvide presentó su libro entre “Políticos y Rufianes”, crónicas de la impunidad y corrupción en México. Los encargados de hacerlo fueron la periodista Claudia Guerrero, Premio Nacional de Periodismo nacional y estatal y el no menos prestigiado periodista Bernardo Gonzales Solano, con una trayectoria importante dentro de la diplomacia y el periodismo nacional. El tema es de gran actualidad y nos trasmite una realidad: la descomposición de la clase política, que se acostumbra a los placeres más caros y por ello la corrupción. Es significativa la consigna de Carlos Hank Gonzales “un político pobre, era un pobre político. Así entramos a los usos y costumbres de la clase política nacional, en la que también uno de sus integrantes el llamado Tlacuache Garizurieta sentenciará: “vivir fuera del presupuesto es vivir en el error”. Finalmente la ciencia de la política, prostituida por la gran ambición de sus componentes empezando por los presidentes, que pocos se salvan. *** Gran espaldarazo para la directora de periódico Veraz, por parte de la señora Arvide, pues la invitó públicamente a que presente su libro en el puerto de Veracruz y en su natal Tabasco. Congratulaciones para la Guerrero, que se lo merece por su compromiso intrínseco, con el quehacer periodístico de investigación y ética. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.