Liberación de mercado de gasolinas impulsará resultados de Oxxo Gas

Foto: web
18 abril 2017 | 12:45 hrs | Agencia NTX

En 2016, Femsa sumó 75 nuevas gasolineras y finalizó el año con 382 estaciones de servicio Oxxo Gas, lo que representó 7.0 por ciento de sus ingresos, además de que atendió al menos 135 millones de clientes, y para 2017 estima que los ingresos de esa división crezcan ante la liberalización del mercado.

De acuerdo con el reporte anual de la empresa enviado en su momento a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), los ingresos totales de esta división aumentaron 54.6 por ciento, a 28.6 mil millones de pesos; en tanto, las ventas-mismas estaciones subieron 7.6 por ciento, por encima de los 18.5 mil millones de 2015.

“Para 2017, ante la expectativa de que la industria continúe su transición hacia un modelo de mercado abierto, con el consiguiente incremento en los precios de la gasolina, prevemos mayores ingresos”, señala el documento.

En el reporte, Femsa señala que las ventas mismas-estaciones se elevaron en promedio 7.6 por ciento respecto al periodo comparable de 2015, impulsadas por un aumento de 6.9 por ciento en el volumen promedio y un ligero avance de 0.7 por ciento en el precio promedio por litro.

Sin embargo, la compañía indica que su estrategia de crecimiento de largo plazo seguirá enfocada en ampliar la red de estaciones de servicio e incrementar la rentabilidad, aprovechando su experiencia en las dinámicas del comercio al detalle.

“Abrimos 75 nuevas estaciones de servicio en el año; este acelerado ritmo de crecimiento redujo la palanca operativa en el corto plazo, ya que las nuevas estaciones de servicio toman cierto tiempo en despegar. Continuamos invirtiendo en la expansión de nuestra infraestructura para habilitar el crecimiento acelerado hacia nuevos territorios”, precisó.

En tanto, el costo de ventas de Oxxo Gas aumentó 54.3 por ciento, al alcanzar 26 mil 368 millones en 2016; mientras que el margen bruto se expandió 20 puntos base y alcanzó 7.9 por ciento de los ingresos totales, debido a las alzas de precio y a una mayor palanca operativa.

La liberalización de los mercados de la gasolina y del diésel en México abrió una oportunidad para las inversiones en el mercado de las estaciones de servicio, desde empresas como Petro-7, Oxxo Gas, Hidrosina, Gulf, Texaco, Combu Red, La Gas, las cuales encontraron un nicho para lanzar su marca propia.

De acuerdo con el “Diagnóstico de la industria de petrolíferos en México”, elaborado por la Secretaría de Energía (Sener), en el país existen unas 11 mil 431 estaciones administradas bajo un esquema de franquicia, donde el Estado de México, Jalisco y Veracruz concentran 22 por ciento.

A su vez, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) estimó que de duplicarse este número y sumar otras 12 mil gasolineras en el país, se invertirían al menos 12 mil millones de dólares en los próximos años.

En noviembre pasado, Petro-7, con 215 estaciones presentó su nueva imagen, con la cual competirá en el mercado con Petróleos Mexicanos (Pemex), mientras que FullGas anunció en octubre que buscará traer la marca Texaco al país.

En tanto, Hidrosina tiene siete estaciones bajo su marca propia y estima cerrar el año con 10 o 12 para llegar a un total de 20 acordadas con Pemex; en tanto que a principios de marzo la petrolera británica BP dio a conocer que abrirá mil 500 estaciones de servicio en México en los próximos cinco años.