Les vale madres a políticos la desgracia 

25 septiembre 2017 | 11:46 hrs |

Sólo dan la cara cuando hay elecciones

 

Por Emilio González 

 

A los políticos les vale madres la desgracia del pueblo de México. El pueblo demostró con los sismos la solidaridad con la gente en desgracia, y quedó claro que detestan a los partidos políticos y mesías.

Para el 2018 ya tienen un enemigo y ahí van a canalizar el enojo, frustración, y tristeza de historias de luto y dolor con los muertos que dejó el terremoto en Oaxaca, Puebla, Morelos, Chiapas, y Ciudad de México.

Y como para darle “atole con el dedo” una vez más a la población encabritada ofrecieron invertir recursos financieros que el gobierno asigna a los grupúsculos políticos para la reconstrucción de las zonas dañadas.

Subastaron las prerrogativas, pero hasta el momento, todo quedó en promesa de campaña. Ni un quinto aportaron para rescatar a las familias atrapadas en edificios y viviendas.

Ahora los mexicanos, y veracruzanos tienen la oportunidad de oro para subirse al barco que guste en las elecciones del próximo año, y si no quieren abstenerse de participar para darle la espalda a quienes siempre ganan y el pueblo pierde.

Así como salvaron los brigadistas a miles de personas atrapadas en edificios, ahora tienen en sus manos el destino de México.

Ya no necesitan un gobernante o político, la gente ya despertó, demostró que puede sola y unida salir avante ante cualquier desgracia.

La reconstrucción ya inició con donaciones y ayuda de los habitantes solidarios que le dieron la espalda a un gobierno en decadencia.

“El pueblo unido jamás será vencido”, con esa consigna de luchadores sociales que si tienen conciencia de clase, de  las cenizas renacerá otra vez los pueblos devastados por los sismos.

Quedó demostrado que la sociedad mexicana le dio la espalda a los gobernadores que ya no pueden con la carga.