Le piden divorcio días después de quedar paralítica y pasa esto

Esta es la historia de Riona Kelly; la vida le tenía guardada una bella sorpresa.

26 agosto 2017 | 11:38 hrs | Soy Carmin

Riona Kelly es una mujer de 37 años y madre de cuatro hijos que sufrió una experiencia por demás dolorosa. No solo perdió toda movilidad de la cintura hacia abajo luego de sufrir un choque cerebrovascular que dañó su columna vertebral, sino que además tuvo que soportar el dolor de su corazón roto cuando su esposo desde hacia 14 años, le pidió el divorcio.

Solo podemos imaginar que clase de hombre era su ex esposo, la clase de hombre que le pide el divorcio a a su mujer tan solo cinco días después de quedar en cama inmóvil y con la incertidumbre de si algún día volvería a caminar.

Riona Kelly sufrió un colapso cerebrovascular que la dejó inmóvil de la
cintura hacia abajo. FOTO: Instagram

 

Los doctores advirtieron a Riona que su recuperación no sería sencilla ni mucho menos rápida, pues le tomaría de seis meses a un año volver a caminar si recibía ayuda para su rehabilitación.

Este panorama, aunado a la terminación de su matrimonio y el cuidado de sus hijos, le robaron toda esperanza de seguir adelante e incluso llegó a pensar en el suicidio cuando usó su silla de ruedas por primera vez.

Sufrí un accidente de auto 18 meses antes de perder la movilidad y los doctores dijeron que eso podría ser el problema con mi espina dorsal. No entendía por qué algo así me sucedía a mi, que llevaba una vida saludable en todos los sentidos. La primera vez que usé mi silla de ruedas pensaba que todo mundo me observaba, odiaba eso y me odiaba a mi misma. Si alguien me hubiese dado a elegir entre la vida y la muerte, hubiese elegido morir porque ya no quería vivir más, pero los otros pacientes fueron un gran apoyo para mi, me animaron a seguir adelante con mi recuperación.

Con su motivación restaurada Riona se enfocó en mejorar y volver a caminar para el bien de sus hijos, quería mejorar y así lo hizo con ayuda de sus entrenadores, pero su vida también tomaría un giro inesperado en el plano sentimental cuando conoció al entrenador de rugby Keith Mason, quien fue recomendado por unos amigos para que le ayudara con su recuperación.

 

Quedar en silla de ruedas la hizo pensar en el suicidio pero recuperó
la motivación gracias a sus hijos y amigos. FOTO: Instagram

 

Después de las terapias Keith y yo permanecimos en contacto. Él me preguntaba constantemente cómo iba en mi recuperacón y el amor floreció desde ahí. Hemos estado juntos por casi un año y mis hijos realmente lo adoran, siento que finalmente tengo la vida que merezco.

Según lo declarado al portal Daily Mail, Riona y Keith tuvieron una cita y a partir de ese momento descubrieron que querían estar juntos. Los cuatro hijos de Riona y la hija de seis años del entrenador se llevan de maravilla y todos disfrutan su tiempo juntos.

 

Encontró el amor cuando más lo necesitaba. FOTO: Instagram

 

En cuanto a la salud de Riona, esta va mejorando día a día con la ayuda de su pareja y sus conocidos. Riona dice que Keith se siente inspirado por ella y su valentía y que solo puede desear  verla caminar completamente bien otra vez.

Por el momento esta mujer llena de fuerza no se da por vencida y es capaz de permanecer de pie sosteniéndose con sus muletas cuando está en casa, mientras que la silla de ruedas la usa cuando debe recorrer distancias demasiado largas.

 

La familia completa: los cuatro hijos de Riona y la hija de Keith.
FOTO: Instagram

 

Lo más hermoso de su historia es que nos recuerda que el amor no siempre es como lo esperamos y que no llega cuando uno quiere, sino cuando más lo necesitamos. Su ex esposo le demostró que a pesar de haber pasado 14 años juntos simplemente no era el indicado y fue gracias a su traición que ella pudo conocer el verdadero amor.

Nota de origen