Lavaderos

19 octubre 2017 | 22:45 hrs | El Tlacuilo

La dama de “yerro”

“A según” se tambalea la candidatura de Anilú Ingram para el Senado; la verdad no lo creemos; sería ilógico que el diminuto personaje que le arrimó el caballo haga temblar al Comité Ejecutivo del PRI. Es al contrario, si la atacan la fortalecen. La ex Reyna del Carnaval jarocho será candidata, lo apostamos.

Se desploma la historia

Y hablando de colapsos, una vez más un edificio del Centro Histórico de Veracruz Puerto se vino abajo. En esta ocasión hubo varios lesionados. Algunos inmuebles ya han sido restaurados pero falta mucho por hacer. A propósito, los edificios se restauran sin supervisión, lo que ha ocasionado que piezas que encuentran y deberían ser de Museo son destruidas o tiradas por los albañiles ¡No tienen madre cultura que los oriente!

De mal en peor 

El Centro Histórico del Puerto hace muchos años que está cayéndose a pedazos y en estos momentos mucho más. Edificios como el IVEC, Baluarte de Santiago, Atarazanas entre otros, muestran las huellas del descuido. A tal grado están de amolados que la Expo de Diego Rivera en el IVEC tiene un montaje que parece de periódico mural de primaria. El pintor Rivera estaría feliz porque la exhibición es digna de un museo comunista de Cuba.

¿Dónde quedó? 

Al visitar la muestra de la obra que pertenece a los veracruzanos del pintor Diego Rivera; notamos qué hay por lo menos tres cuadros que son replicas y no originales. De esa obra sí existe o existía el original, ya se expuso en Xalapa ¿En dónde están esos cuadros de valor millonario, están guardados, se los llevaron los que se fueron o les gustaron a los que llegaron? Dios nos agarre confesados.

Te espera con las ruinas abiertas

El Centro histórico de Veracruz Puerto denota un acentuado abandono, lo único que lo mantiene en el ánimo del turismo es la calidez de su gente. Los bailes del callejón de la Campana, las nieves del güero güero, sus Portales, El Café de la Parroquia son sitios llenos de tradición y calor humano, sin embargo el deterioro en todo el Centro es notorio. A ver si ahora que llegue Chiquinando a la alcaldía ya le invierten.

¿Chiquinando para rato?

De hecho el Puerto Jarocho lo van a entregar los priistas al PAN listo para eternizarse, porque está tan amolado que lo poco que le vayan haciendo se notará. Lo malo para Chiquinando es que empezará su gobierno con el Santo de espaldas ante la desaprobación popular de la obra del Malecón. No olvidemos que los alcaldes del próximo periodo pueden reelegirse hasta en cuatro ocasiones consecutivas, lo que indica que se están gestando ya varios cacicazgos locales de 16 años.

*Esta es opinión personal del columnista