Lavaderos

12 octubre 2017 | 20:11 hrs | Tlacuilo

Puros Poncio Pilatos

Arturo de Córdoba tendría que haber hecho la crónica del gasoducto, al estilo que lo hacía en la radio: “nadie sabe, nadie supo, la terrible verdad del Monje Loco”. Solamente que la terrible verdad que ignoramos es la del gasoducto y no la del famoso monje. Todas las autoridades negaron haber dado permiso para que empezaran a introducir los tubos, pero no hubo sanciones. Ahí les va una pista de quien autorizó el gas, fue el que tenga las orejas calientes.

Nos cuentean

El problema del gasoducto es que ocultan la verdad. El objetivo de implementarlo no es para surtir gas a los xalapeños, es para abastecer del combustible a la Nestlé de Coatepec; el gas que consume la mencionada empresa ya llega hasta sus instalaciones, solamente que es abastecido a través de pipas. El peligro para la población está  presente de todos modos, pero el empleo que genera la “fábrica” lo necesitamos. Así que elija usted por donde quiere que le pasen el gas, por subsuelo o por tierra.

Gas escandaloso

Ya que andamos en el chisme del abastecimiento de gas en Xalapa y zona conurbada, debería de estar estrictamente prohibido que los camiones repartidores traigan “musiquita” genera contaminación auditiva, además de que bien se pudiera tipificar como maltrato a los operadores de las unidades, que deben de despertarse por las noches teniendo la pesadilla de que siguen escuchando a ritmo de Sergio el Bailador: “ya llego el gas express”

En que gasta el Congreso veracruzano

De acuerdo a datos oficiales que maneja el Congreso de Veracruz en su página web, gasta más en jardinería y fumigación (un millón 30 mil pesos anuales) que en muchos otros rubros, como lo son materiales de oficina, fotocopias, mantenimiento de mobiliario entre otros muchos. Mire usted que paradójico, gastar tanto dinero en fumigar y no ha servido de nada, porque reportan haber visto circulando por los pasillos muchas ratotas.

Misterio

¿Sabe usted lo que es un “activo intangible”? Pues yo tampoco, pero en eso el Congreso de Veracruz gasta al año 11 millones 398 mil pesos. Decía mi abuela “piensa mal y acertarás”, así que tal vez ese monto sea lo destinado a fiestas y francachelas del Club de Checo y Chico, aunque si es así no debe estar incluido el gasto en chicas, porque ellas son muy “tangibles”.

Hace agua CGCS

El ejecutivo de Veracruz volvió a regañar indirectamente a Elías Assad Danini, pues acusó que el periódico La Jornada publica muchas mentiras, y pues si su encargado de surtir la información verdadera a los medios no lo hace, es natural que se equivoquen. O tal vez sea solamente que le pasan la síntesis informativa incompleta y no tiene el dato exacto de que sí se están diciendo la neta del planeta.

*Esta es opinión personal del columnista