Lavaderos

17 abril 2018 | 22:19 hrs | El Tlacuilo | Marcos Cruz Morales

EPD MARTHA MEZA

En el año 98, Martha Meza, con un tono característico me recibió dentro del gremio de Xalapa con un: “¡Ah tú eres el Tlacuilo!”; para después dar un punto de vista negativo de mi trabajo. Así era Martha, territorial, difícil de convencer y de expresiones directas.

El tiempo nos dio oportunidad de recomponer ese primer encuentro, cuando Martha Meza fue directora editorial del diario Milenio el Portal; desde donde mostró siempre un respeto y apoyo solidario al trabajo de todos los colaboradores. Durante ese tiempo; siempre los diálogos iniciaron con un “jefa Martha”; lo inspiraba y lo merecía. Descanse en paz quien fue directora de muchos de los periodistas de Xalapa, e hizo escuela.

SARMIENTO BLOQUEADO

Al parecer la falta de respeto y la soberbia en contra de la prensa ya se ha convertido en una pandemia. En la cancha nacional tenemos otro botón de muestra. Resulta que después de que se anunció que el periodista Sergio Sarmiento (hombre culto y profesional) sería uno de los moderadores en los debates presidenciales; tanto el candidato Jaime Rodríguez “El Bronco” como el representante de Morena ante el INE, Horacio Duarte, buscan vetarlo debido su trabajo crítico como periodista ¡Que poca tolerancia!

“Que nos disculpen pero que nos perdonen”; se trata de la inclusión de un moderador, no de elegir a la Edecán para el debate; aunque bueno, si en algún momento la chica les dijo “que no”; quizás también pidan que la cambien.

TRAYECTORIA FUERA DE CUESTIONAMIENTOS

Tuve oportunidad de convivir con Sergio Sarmiento en dos ocasiones; además del privilegio de compartir micrófonos con él durante la entrega de premios del concurso de caricatura de su A.C, Caminos de la Libertad.

Durante sus intervenciones dejó en claro que es un gran admirador de la caricatura, a la que etiqueta como la filosofía más sencilla de entender y concreta, con la que cuentan la sociedad.

Después del evento, durante la charla, nos quedamos con la impresión de que Sarmiento es un fenómeno de la comunicación, con una visión global del quehacer periodístico. Esa perspectiva es respaldada también por su trabajo.

Es una vergüenza que “El Bronco” y el “Duarte” tengan una actitud tan vulgar como para querer quitarlo de los debates, como si de contratar al tramoyero se tratara.

LA VIDA SIGUE IGUAL

Sentencia un dicho tuxpeño que “lo que cambia es el chanchito, pero el chiquero es el mismo”. Esto va a colación porque la empresa Intermercado acusó al titular de Sefiplan, Guillermo Moreno, de llevar a cabo las mismas prácticas que se ejercieron durante el sexenio pasado. El modus operandi es descontar a sus trabajadores los pagos de adeudos con su financiera; pero el dinero nunca llega a la empresa acreedora. Denunció que en este momento son cinco mil trabajadores afectados por esa práctica, con un monto económico de 47 millones de pesos. Por lo visto los funcionarios de Sefiplan ya se dieron cuenta de que “merecen abundancia.”

SOSPECHOSISMOS

En la zona de los incendios acontecidos en Alvarado confluyen muchos intereses. Recordemos que Tembladeras durante muchos años ha sido codiciada para construir desarrollos urbanos, pero siendo una reserva ecológica los vecinos la han protegido. Hace poco surgió un proyecto de construcciones ecológicas, si es que realmente existe eso, porque eso suena igualito a que alguien esté “medio embarazada.”

El caso es que probablemente la serie de incendios vaya en el sentido de forzar la urbanización de la zona, y que alguien se haga de más dinero del que ya tiene. Bien lo sentencia la Biblia: “La raíz de todos los males es el amor al dinero.”

XALAPA MILLONARIO

Están bien “lurias” quienes dicen que el municipio más rico de México es San Nicolás de los Garzas; mienten con todos los dientes, el municipio más billetudo del país es Xalapa.

Si no, como nos explicamos que devolvió a la Federación 72 millones de pesos por obras no ejercidas.

Decía mi abuela: “piensa mal y acertarás”; así qué tal vez ese dinero es el que estaba destinado para las obras de Antorcha Campesina y que desde el principio advirtieron las autoridades municipales que lo devolverían; pero lo malo (si es cierta la tesis), es que entonces habrían pellizcado de otro recurso para resarcirles el daño a los antorchos; si es así, algunas colonias pagarán la soberbia oficial, dejando de recibir sus obras.

*Esta es opinión personal del columnista