Lavaderos

21 marzo 2018 | 21:16 hrs | El Tlacuilo | Marcos Cruz Morales

DESDE EL REGISTRO DE PEPE YUNES

Sí le creemos a Américo Zúñiga cuando dice que van a enfrentar la campaña “con propuestas e ideas”, asegura que no le entraran a la guerra de lodo; la verdad esa es una estrategia inteligente, porque desde ahorita Morena y el oficialismo gubernamental ya se están enfrascando en un enfrentamiento directo, así que el PRI ni siquiera tendrá que meterse en medio del pleito.

Aunque eso no le garantiza al tricolor el triunfo, pero le ahorrará mucho desgaste y le da ciertas ventajas.

TIBURÓN A LA VISTA

Insistimos. Veracruz está a punto de quedarse sin deporte profesional; ya están desplumados los Halcones de la U.V (basquetbol), y El Águila del Veracruz (Beisbol). Ahora por un añejo pleito entre los Yunes y el equipo de Los Tiburones Rojos (anterior a Kuri); estamos a punto de quedarnos sin el Tibu´.

El dueño Kuri, asegura que él y sus jugadores son acosados por el Gobierno del Estado: “Me persigue a mí y a mis futbolistas. Siete jugadores están siendo auditados por parte del gobierno local y cuatro de ellos tienen sus cuentas congeladas”, así se quejó en la Radio nacional.

Hasta ahí se la creemos. Pero echarle la culpa del mal desempeño de sus jugadores ya es exagerado; quesque´ por la preocupación no juegan bien, si son profesionales, no parvulitos de Kínder.

DOS HORAS DE BALAZOS

Si no hubiera habido balazos de por medio, el evento acontecido en Jáltipan (tierra de la chogosta) sería para trabarnos de la risa.

Sucede que policías uniformados pensaron que sus compañeritos “encubiertos” eran delincuentes; así que se liaron a balazos.

Los encubiertos perseguían a un taxista con cara de malo, pero en eso  “Llegaron los muchachos y a todos dieron pelea, como se creían muy machos empezó la balacera.

El saldo oficial: tres policías “secretos” heridos de bala; eso está de película de Viruta y Capulina; a menos que los “no uniformados” anduvieran caminando chueco; si es así, estaría de película de pánico.

CHE, TÚ TAMBIÉN TIENES TU HISTORIA

Hipólito Rodríguez eligió un mal momento para viajar a Argentina; El primer motivo es que aún no termina de organizar al Ayuntamiento y hasta el Parque Juárez se le inundó por falta de mantenimiento; luego, recordemos que publicó a los cuatro vientos que llevaría a cabo un gobierno austero, e ir a la tierra de Evita no es barato (aunque dicen que fue de gorra).

Para colmo eligió aceptar la invitación en un momento en que están a punto de iniciar las campañas proselitistas. El cóctel estalló y le fueron colocadas múltiples lonas de protesta en varios puntos de Xalapa.

“¿Qué culpa la estaca a si el sapo viene y se ensarta?”

SARITA SE VA A LA CHINA

No salimos de una cuando ya hay en puerta otra; y es que los seguidores de Polo Rodríguez, se “encabronijaron” por el balconazo de las mantas y enseguida buscaron no a quién se las hizo, sino a quien se las pague; Así que echaron de cabeza a la rectora Ladrón.

Dicen que ya tiene listas sus maletas para irse el próximo mes a la China, acompañada de un sequito de más de media docena de lambiscones… perdón, “de funcionarios” de la Universidad Veracruzana.

No, pues visto así Hipólito se portó muy mesurado.

El viaje sería el segundo que realizará Sarita a la República Popular China, pues ya viajó en octubre del año pasado.

La comitiva de trashumantes estuvo conformada en ese viaje por más de 16 acompañantes y permanecieron 10 días.

Lo importante es -como dijo la rectora Ladrón- que con estos viajes se consolidan los vínculos académicos con prestigiadas Universidades de allá; cosa rete importante, ya podemos dormir tranquilos.

PARA CERRAR, UNA GOTA DE LITERATURA:

“El alcalde rio a carcajadas.

-Nadie puede venderle a usted ese burro, porque es de la comunidad, y si hay alguien bajo este cielo que tenga derechos sobre él es el alcalde del pueblo, y ese soy yo, a partir de las últimas honradas elecciones. Soy yo el único que puede vender las propiedades de la comunidad. Así lo ordena la Constitución de nuestra República.

Comprendí que el alcalde tenía razón, aquel era un burro extraviado, y como nadie lo había reclamado, había pasado a ser propiedad del pueblo. ¡Qué tonto había sido yo en no pensar antes en eso!

Apunte: Después el gringo descubre que es un fraude y al reclamar su dinero, recibe por respuesta:

El no mostró ni la más leve pena cuando dijo: -Está usted en lo justo, señor, y tiene todo derecho a que se le restituya su dinero. Esos cinco pesos le pertenecen legalmente. Pero la verdad es que ya no se encuentran en la tesorería, se emplearon para hacer algunos gastos de la comunidad, ¿sabe usted?

Gastos de la comunidad, ¡vaya! No había visto que se hiciera reparación o construcción alguna desde el día que pagué mis cinco pesos a la tesorería.

El alcalde se conmovió sin duda al ver los esfuerzos que hacía yo por comprender a qué gastos se refería.

Inocentemente y con una sonrisa infantil en los labios dijo:

-Verá usted, señor. Yo necesitaba con urgencia una camisa y un pedazo de suela para huaraches, porque los otros ya no estaban en condiciones de ser usados por un alcalde.

Nada había que oponer a sus razones. Él era alcalde, y como tal, tenía que presentarse decentemente vestido, pues su presencia en harapos habría ido contra la dignidad de su puesto. Habría sido, realmente, una vergüenza para la comunidad a la cual yo también pertenecía.

Así lo escribe B.Traven en el cuento titulado “Dos Burros”

*Esta es opinión personal del columnista