Lavaderos

8 marzo 2018 | 19:19 hrs | El Tlacuilo

SORIANA POR ENCIMA DE LA LEY

Ahora resulta que las tiendas Soriana ya son más que el Congreso de Veracruz y que la Secretaría de Hacienda, juntas; pues a la voz de: “¡presta para la orquesta!” están cobrando un “impuesto” de más de seis pesos para mantener a la Orquesta Filarmónica de Boca del Río. Caray, ni en los tiempos de Don Porfirio se vio tal arbitrariedad.

Cuando la anarquía llega ya a estos extremos, es tiempo de preocuparse y hacer que las cosas cambien, sino al rato tendremos impuestos locales por nuestras puertas y ventanas; que seguramente cobraría la familia que está de acuerdo.

NO QUIEREN POLICÍAS PIPOPES

Una vez más Hi-polito Rodríguez está a punto de recular a una decisión ya tomada. Los Regidores presionan para que la policía municipal de Xalapa se vaya a capacitar a Orizaba y no a Puebla, aseguran que es más barato y que Veracruz merece que la derrama económica de ese ser-vicio se quedé en las arcas del Estado.

¡Ah viejos tiempos aquellos en que de otros estados, e incluso de otros países mandaban a capacitar a sus policías a la Academia del Lencero!

Veracruz, hace apenas cuatro gobernadores, estaba a la vanguardia en Seguridad Publica, incluso varios modelos estatales fueron copiados para aplicarlos a nivel nacional… ¿Qué nos pasó?… sabrá dios, uno no sabe nunca nada.

CALLADITOS

Respecto a las declaraciones de que en Coatzacoalcos hay cobro de piso a las empresas, el titular de Sedecop dijo: “No tengo ni una sola queja. Yo te soy muy honesto, estamos muy conscientes de la situación, que todavía en el Estado existen algunos ‘focos rojos’. Estamos trabajando todos los días en lo referente a la seguridad”.

Bonita, romántica y tierna declaración, y como ya es viernes, se vale contar un chiste alusivo: Resulta que un periodista entrevista a un reo y le cuestiona como lo trataban en prisión, a todos los temas responde: “no me puedo quejar”, a lo que el entrevistador le pregunta por qué lo decía: “¡Pues no me puedo quejar, porque si me quejo me pegan una mad…iza los custodios!”

¡CANELO MALO!

Saúl “El Canelo” Álvarez, uno de los mejores boxeadores del mundo, está envuelto en una polémica por dar positivo por clembuterol.

Sulaimán asegura que no cree que esté en riesgo la pelea del 5 de mayo.

Sin embargo después de una investigación acuciosa hemos concluido que “El Canelo” es malo ¿Recuerda usted que en el 2011 el Gobierno de Veracruz le entregó la Medalla a Veracruz? ¿Recuerda usted quién era el gobernador que lo elogió y le dijo que nuestro estado era su casa? ¡Pues Duarte!

La conclusión es entonces que “El Canelo” fue cómplice de Javier Duarte, por eso dio positivo en clembuterol… ¡Que se cuide Jorge Winckler, porque con esta sagacidad de razonamiento y conclusión, un día de estos le bajamos la chamba!

EL CONTRAVENENO

Hablando de tiempos pasados. A ciencia cierta no se sabe porque el PRI considera su enemigo a Fidel Herrera ¿Será porque dejó a Duarte de Gobernador? Pues ni que fuera su papá.

¿Acaso el enojo es porque Fidel tiene denuncias por desvío de recursos? Pero si eso en estos tiempos parecería ser obligatorio para ser un funcionario encumbrado.

En ese rompimiento absurdo de un partido contra su mejor operador electoral en el estado, pierde más el PRI que el Tío Fide, que al igual que “el jefe de jefes”: “desde arriba nomás se divierte”.

EL PRÓXIMO SERÁ UN ESTADISTA

Basta de invocar el pasado y perfilemos el futuro. Si el próximo gobernador de Veracruz (sea quien sea) llegara a cambiar las políticas del actual gobierno, estaría destinado a ser recordado como uno de los mejores mandatarios de la historia de Veracruz. Es evidente que la política del rencor del actual gobierno, tiene a muchos sectores de la sociedad contra la pared; empresas de diversos perfiles están cerrando por falta de contratos o de seguridad. La prensa está herida y marginada, los grupos políticos castigados. Cada día esta administración dedica más horas para operar una nueva venganza, distrayéndose de la encomienda fundamental de gobernar.

Si el próximo mandatario ejerce una política incluyente; insistimos en que será valorado socialmente, y mucho.

*Esta es opinión personal del columnista