Lavaderos

7 marzo 2018 | 20:15 hrs | El Tlacuilo

RISOTERAPIA A LA MANO

Si usted un día de estos amanece mal humorado, de esas veces que no nos calienta ni el sol y que anda uno con cara de pocos amigos. O si sufre una severa depresión que le causa tristeza permanente, o si sencillamente es usted una persona a la que no es fácil hacerla reír. Y que además de todo eso quisiera aplicar en su vida la “risoterapia”; le recomendamos un método para que pueda usted reírse a carcajadas, ahí le va: Cheque las últimas encuestas a la gubernatura de Veracruz (que hacen circular los mismos candidatos), y verá usted lo risibles que son… ¡todas!

CARRETERA DE JABÓN

Pues nada, que a la carretera (Que no es autopista) de Xalapa a Coatepec le pusieron jabonadura en lugar de agua para mezclar el cemento, pues está más resbalosa que solterona en fiesta de pueblo. El día de ayer fue suficiente una lloviznita para que cuatro vehículos colapsaran.

La recomendación es que no la circule a más de setenta kilómetros por hora. Lo canijo está en que antes (imprudentemente eso sí) podía circularse arriba de los ciento veinte kilómetros por hora. Es decir, que nos salió peor el remedio que el mal. Le recomendamos que para transitarla contento vaya usted cantando: “El paso de la tortuga”.

INGENIERIA VERACRUZANA

Platica un ex funcionario que alguna vez que fue a visitar un tramo  carretero recién terminado, supervisó todo, porque sería inaugurado en unos días por el gobernador en turno; todo parecía en orden y entonces dijo que en efecto, ya estaba terminada. Su asistente lo contradijo afirmando que aún no, al preguntarle el por qué, le respondió que: “le faltaban los topes”.

Es el caso de la carretera Xalapa Coatepec, que ya terminada y funcional, ahorita decidieron ponerle topes a la altura de la Orduña y San Alfonso.

Por cierto, la decisión fue por las pistolas del presidente municipal de Coatepec, Enrique Fernández, porque el Gobierno Estatal se había negado a ponerlos. Caray, ya todos se mandan solos.

LA DINASTÍA DE EMILIANO ZAPATA

Ya era evidente, público y antiguo el rompimiento de Olmos García con la cúpula del PAN. Pero al parecer la fractura se ha hecho más profunda, pues todo indica que por segunda ocasión el patriarca Olmos y sus retoños la estarán jugando a favor del candidato de Morena para la alcaldía de Emiliano Zapata, Jorge Mier.

Da la casualidad de que vecinos del fraccionamiento Bugambilias acusan que a Mier de haber sido cómplice de Olmos para quedarse con un terreno de ese fraccionamiento que era de uso común. En ese entonces Mier Acolt era tesorero de la H. Junta de Mejoras de esa unidad habitacional. El pago por “la valona” –según denuncian- fueron un buen número de toneladas de cemento, despensas, y dinero en efectivo ¿Será?

OLMOS LA TRAE AMARRADA

El chismerío en Emiliano Zapata asegura que Olmos García está jugando doble, pues mientras su hija está en la planilla del PAN-PRD inscrita como Síndica; su hermana está incluida en la Planilla de Morena.

Pues si es cierto nos resultó muy listillo el patriarca Olmos, ya tendría a su hijo Olmitos en el Congreso y en caso de ganar PAN-PRD a su hija en el Cabildo; pero si gana Morena, también tendrá injerencia en la Comuna. Bien dicen que en el país de los ciegos, el tuerto es rey.

LA CATAFIXIA

La política es el arte de comer sapos sin hacer gestos, o poniéndola menos densa podríamos decir que la vida siempre nos compensa lo malo.

Eso sucede en Emiliano Zapata, pues después de que Diana Olmos perdiera a su novio de manera trágica, asesinado a tiros hace menos de dos años; ahora la vida podría recompensarla con una sindicatura; caray, que bueno (por ella) que aceptó esa catafixia del destino.

Lo malo es que el candidato a presidente municipal de su planilla, Daniel Baizabal, no lo quieren ni en su casa; pero no hay que perder la esperanza porque las despensas que se reparten masivamente puede que convenzan al elector.

*Esta es opinión personal del columnista