Lavaderos

28 febrero 2018 | 22:57 hrs | El Tlacuilo

¡AHUED VOZ QUE MANDA!

Ya supimos quién da órdenes en el Ayuntamiento de Xalapa, se trata del Zar del Plástico, Ricardo Ahued Bardahuil. Así es, el candidato al Senado de Morena dijo que las vallas de seguridad del Palacio Municipal deberían quitarse, e inmediatamente fueron retiradas.

Caray si de esa misma manera obedecieran las señoras a sus esposos habría mucho menos divorcios.

De todas maneras se agradece que pueda uno penetrar libremente al edificio que es de todos los xalapeños, porque a veces urge pasar a hacer de “la pis”, y los baños del Ayuntamiento son de los pocos en que puede ir la gente gratis… y una micción, no se le niega a nadie.

¡SÁLVESE QUIEN PUEDA!

El motivo de ponerle vigilancia, filtro y hasta cadenero al Ayuntamiento de Xalapa fue la inseguridad, según dijo Manzanito Sol habían sucedido algunos robos al interior de Palacio (le robaron unos carrujos de tabaco creo). Pero de acuerdo a lo declarado por el señor alcalde Hipólito, personajes que se dijeron del crimen organizado intentaron extorsionar a algunos Regidores. Y es que la situación está muy canija en el tema de la inseguridad; ya ve usted que tanto Alemania como España advierten a sus turistas del riesgo de visitar “nuestro” estado.

A ver qué día alguien se conduele de nosotros y emite la alerta de lo peligroso que es VIVIR EN VERACRUZ… eso sí que está cañón.

LA ESPERANZA DE CMAS

Se fue el chilango maravilla de CMAS, bueno, mejor dicho: “¡lo fueron!”.

Jorge Alberto Moctezuma Pineda, llegó a Xalapa como Hernán Cortes a las Indias; además con el espaldarazo de ser poseedor de un Curriculum plus ultra, que ni remotamente se podría encontrar en Xalapa.

Pues el cuete nos resultó cebado, y en lugar de explotar, nada más echó chispitas.

Moctezuma no contaba con que los xalapeños se cuecen aparte, así lo demostró la chica que lo grabó portándose prepotente.

Buena decisión de Hi-polito, si se sacude también al Tesorero y a la Sindica millonaria, segurito le irá mucho mejor. Más vale sólo, que mal acompañado.

EMILIANO ZAPATA

El día de ayer en punto de las diez de la mañana, el candidato del PRI y Verde Ecologista a la alcaldía de Emiliano Zapata, Fernando Retureta, arrancó su campaña dando entrevista a reporteros. Informó que el proceso de proselitismo (en los tres municipios obviamente) concluirá el día 15 de marzo; las votaciones se llevarán a cabo el 18 de marzo, y el candidato ganador estaría tomando protesta el día 2 de julio.

Se dijo preparado para enfrentar la guerra sucia que acostumbran sus adversarios y expresó que lo mejor sería que fuera una contienda entre caballeros.

Pero en fin, no se le pueden pedir peras al Olmos.

MACHETAZO A CABALLO DE ESPADAS

Fernando Retureta denunció ante la prensa el desmesurado apoyo que el gobierno estatal está enviando a Emiliano Zapata con el fin de influir el voto a favor del PAN-PRD; los programas de Piso Firme, despensas y hasta de vivienda están “bajando”.

Ya en corto comentó que está llevando un registro de los apoyos “campañeros” que se están otorgando, para que una vez ya electo como alcalde, pueda exigir al gobierno del estado que se dejen de manera permanente, y no solamente sean entregados con la finalidad de agenciarse votos ¡Buena rima Tacho!

Es decir que si gana el candidato oficial se cerraría la llave de los apoyos, y si gana Retureta continuaría abierto el abundante chorro. Bien bajada la bola.

EN TODOS LADOS SE CUECEN HABAS

El uso de los Programas Públicos con fines electorales siempre ha sucedido, la diferencia es que ahora se hace de manera más descarada. Imagínese usted al responsable del plantel educativo del Ceyteb de Plan de las Hayas realizando sus actividades académicas, de coordinación con los padres de familia y todas las demás responsabilidades propias de su encargo, portando un chaleco del Programa “Veracruz Comienza Contigo”… ¿Pues qué tiene que ver la gimnasia con la magnesia? Lo educativo con los apoyos sociales.

Pues para el Coordinador Administrativo del Plantel, Víctor Manuel Hernández, es lo mismo que lo “mesmo”.

*Esta es opinión personal del columnista