Lavaderos

22 febrero 2018 | 22:16 hrs | El Tlacuilo | Marcos Cruz Morales

¡TSJ VA CAMINANDO!
Dentro de más rescatable que existe en este momento de los poderes en Veracruz está el del Tribunal Superior de Justicia, encabezado por el trabajo de Edel Álvarez Peña.
El Magistrado ha enfrentado las grillas que son lógicas por los cambios de estructuras, sin desgastarse ni confrontarse, y no ha detenido su esquema de trabajo.
Edel dio inicio a una gira por los Distritos Judiciales, se reunió con los encargados de la impartición de justicia de la zona norte; Papantla fue el primero y Tuxpan el segundo punto que visitó. Anda checando avances y necesidades de manera directa, para que no le digan y para que no le cuenten.

JUSTICIA MÁS CERCANA
Edel Álvarez anunció la creación de los tres primeros –de veinte programados- Juzgados Microregionales.
Se empezó en el norte, zona que tradicionalmente se aprecia desvinculada al centro del estado. Estos Juzgados estarán ubicados en Álamo, Pueblo viejo y Coyutla; tienen como propósito acercar los trámites legales que puedan requerir la gente de la zona.
El poder Judicial no está inerte, busca ampliar su cobertura.
Bien, porque para muchos parecería que Veracruz está en un “Mannequin Challenge”, y no es así. Es bueno que alguien no esté paralizado, pues la vida continúa aunque falten solamente unos meses para el Proceso Electoral.

ZACATITO PAL CONEJO
Antes, los políticos se peleaban por ser candidatos, pero ahora andan más rajados que jarrito de Tlaquepaque. Nada menos en el Distrito de Córdoba, el precandidato de Morena, Hugo Fernández Bernal se desistió de ser candidato a diputado, “que dice su mamá que siempre no”.
Imagínese usted si eso sucede con “la marca” mejor posicionada en este momento, lo que pasará con los chiquipartidos y en las siglas que están quemadas.
Sin embargo, de las crisis vienen las oportunidades, y tal vez el viento más favorable sea para el PRI, pues mientras antes había hasta catorce “suspirantes” por distrito y terminaban fracturados después de elegir “al bueno”, ahora, si acaso tienen que conciliar con uno o dos, lo que les va a permitir llegar con mayor cohesión a la contienda, siempre y cuando el que sea electo candidato jale a los personajes políticos de su región, porque si no (aunque se den un tiro en la pierna) les jugarán las contras. Ya veremos.

LOS JILGUEROS
Cada región de nuestro estado tiene líderes naturales; gente con la que su región se siente identificada. Son oradores naturales que “prenden” con su labia al respetable público. Conocen que le duele a su gente, saben en que requieren ser ayudados; sin embargo y equivocadamente, los candidatos solamente los invitan a sus eventos de “mirones de palo”. Que no sean díscolos y les den la palabra; el esquema debiera ser que esos “Jilgueros” den el discurso y los candidatos entren a comprometerse con las soluciones. Ecuación perfecta, que por sencilla es ignorada.

COMO DICE EL LIBRITO
No necesariamente lo antiguo es viejo. El esquema de los oradores llamados “Jilgueros” en alusión a que su sonido es seductor; fue muy socorrido durante la campaña presidencial de Luis Echeverría Álvarez. Uno de los entonces jóvenes que más destaco, durante y después de cumplir esa labor fue Fidel Herrera Beltrán, personaje del que como diría la canción: “la retórica es su arma más letal”.
Insistimos en que volver a la costumbre de los oradores afines a los candidatos puede ser altamente redituable; que no olviden que hasta el mismo Llanero Solitario se hacía acompañar por un indio, quien por cierto, a la hora de dialogar con los apaches, Toro era el que llevaba la voz cantante.

¡BORREGAZO!
“Quesque” a Américo lo va a llamar la Gestapo y la Santa Inquisición por no cobrarle a Duarte.
Pero si existen sendas demandas ante la PGR y FGE con respecto a los adeudos de Sefiplan pasada con la administración de Américo Zúñiga. Eso de que “no le cobró” a Duarte es uno de los mitos que contiene el borregazo de que su gobierno tiene multiples observaciones de la Auditoría Federal. Si acaso tendrá que presentar las pruebas de que sí anduvo de”cobrón”.
Hasta donde se sabe el ahora presidente del PRI cerró su administración estando bien con Dios y hasta con el diablo. Pero bueno, de no ser por estos “borregos” y los desfiles de Carnaval ¿Con que nos divertiríamos?

*Esta es opinión personal del columnista