Lavaderos

25 enero 2018 | 23:14 hrs | El Tlacuilo

¡Lo que pasa que la banda está borracha!

Dice el Master Chef Winckler, que en Veracruz operan 6 bandas de secuestradores. Eso es sin incluir las bandas que han secuestrado las finanzas públicas. Al parecer en la delincuencia organizada se duplica la estrategia de lo que sucede dentro del servicio público. Hay muchos delincuentes veracruzanos, pero también llegaron tamaulipecos, oaxaqueños y chiapanecos. Mientras que en las arcas de Ayuntamientos y Secretarías, llegaron muchos Queretanos, chilangos, tlaxcaltecas, poblanos y hasta guerrerenses.

¡Tío perplejo!

El diputado Basilo Picazzo enfureció cuando la prensa le preguntó sobre la conducta acosadora de su “sobrino incómodo”. Y es que Chucho Toño Picazzo, alcalde de Coyutla, tiene tan harta a su regidora Johana Leticia Álvarez, que ella se presentó a denunciarlo ante el Congreso (Centro de trabajo de tío Picazzo). Manifestó que la traen fría, sin salario ni equipo de trabajo.

Pues mire usted, la pedrada iba para el sobrino, pero el tío fue el que se llevó la descalabrada ¡Que no se caliente garnacha! Porque luego hasta tiene que pedir perdón a la prensa por escrito

¡Lo que trajo el gato!

Camerino Basilio Picazzo pensó que andaba por su región, en donde es el cacique que puede insultar y vejar sin ninguna consecuencia. Incluso fue acusado de haber emborrachado y golpeado a un ex candidato al concluir una “fiesta” que organizó en su zona de control, y no pasó nada. No olvidemos que “Babasilio” fue una de las adquisiciones más valiosas de la bancada panista del Congreso local, ya ve usted que los panistas inquilinos de la calle de Ensueño son como el carretón de la basura, recogen de todo… siempre y cuando les paguen bien por hacerlo, desde luego.

¡El burro hablando de orejas!

La reina del oportunismo en el Congreso local, Marychoques Gamboa se colgó del escándalo que provocó su compañero de bancada Basilio Picazzo al exigir a una reportera que “no le preguntara estupideces”. Ni tarda ni perezosa la diputada pidió mediante una misiva al presidente de la Jucopo, “Heman” Hernández, que el cacique cese su trato hostil y ofrezca una disculpa en “nooombre de todos los patanes del mundo”. No sabemos quién es más ofensivo, si el iracundo Basilio o la histriónica diputada que se cuelga de cuanto escandalo puede, para andar de “queda bien”… ¡Ni a cual irle!

¡Canela fina y armar la tremolina!

A menos de un mes de ser subdirector de Turismo de Xalapa, Luis Eduardo Ros ya nos dio en la madre patria la difusión necesaria. Hizo un viaje a Madrid España que asegura que fue austero. Le creemos porque se llegó hasta acá el chisme de que se metió de colado al stand del Gobierno del Estado.

Felicitamos al funcionario municipal por ser abstinente y modesto durante su viaje, en donde dice que se trasportó en metro y taxi, comió poquito y se hospedó en un hotel barato. Bueno la pregunta es si fue a promover Xalapa o a causar lástimas, porque seguramente dejó la impresión de que la capital de Veracruz es más pobre que Chochoapa ¡Valiente representación! Y todavía lo presume.

¡Los chicos malos del PRI!

Por lo visto el PRI está jalando a puro personajes aguerridos, han integrado, por ejemplo: a Ramos Gurrión, Carlos Brito, Zeferino Tejeda, Marcelo Montiel, El capitán Chanclas. Todos ellos son puro “chico malo”, pero malos del riñón, de la artritis, de las rodillas de la próstata, etc.

*Esta es opinión personal del columnista