Lavaderos

24 enero 2018 | 19:22 hrs | El Tlacuilo

¡Mujeres al borde de un ataque!

Una de las mujeres que mayor respeto merece por su trabajo en favor de las veracruzanas es la señora la señora Martha Mendoza Parissi. De manera directa dio voz –por fin-  al reclamo de muchos. Señaló que Veracruz ocupa el nada honroso, segundo lugar en feminicidios (abajo solamente de Sinaloa).

Lo más positivo de la señora es que dio también el “remedio y el trapito”. La solución es sencilla, pero difícil de ejecutar debido a la vanidad de los servidores públicos: se trata de que exista coordinación entre el Gobierno estatal, municipios y el Congreso.

No vemos muy propicio el ambiente en medio de unos gobiernos que muestran un marcado menosprecio hacía el género femenino, pero bien por alzar la voz. Ojala que muchas más mujeres y hombres reclamen más frecuentemente respecto al tema.

¡Cierren las puertas señores!… y suelten las vacas

¡Ah chispiajos! Resulta ser que –también- fuimos engañados como chinos en el tema de las peleas de gallos y vaquilladas. El ejecutivo declaró que había vetado la ley que permite realizarlos, pero ahora la diputada María del Rocío Pérez, no quitó la venda de los ojos al declarar que el veto es inexistente. O sea que es igual de falso que Beto el de Plaza sésamo. Se trató solamente de una declaración a los medios, pero que no se avanzó legalmente.

Buena noticia para los municipios que tienen fiestas que incluyen estos evento, y mala para los amantes de los animales ¿En cuántos temas más nos estarán viendo la cara de perplejos?

¡No hubo billete y no nos llevó el tren!

¡Otra desilusión más! Esta vez viene de uno de los “lideres” más billetudos del país, nos referimos al gemelo de Joan Sebastián y sempiterno secretario del Sindicato Ferrocarrilero, Víctor Flores Morales, quién dijo que no es viable un tren de pasajeros de México a Veracruz ¿La causa? Que no es redituable económicamente, pues solamente los trenes de carga son los que dejan “billete”. Lo que ya no aclaró el poderoso personaje, es para quién no es redituable, tal vez para sus bolsillos, porque para afirmar algo así, haría falta un estudio de mercado, que correspondería hacer a los inversionistas. Seguramente no se quisieron “mochar” con él ¡lástima Margarito!

El “vagón” de ferrocarriles

Si Víctor Morales fuera el líder de los ferrocarrileros de Tokio, o Japón, o de los países europeos en donde los trenes son el principal sistema de transporte, seguramente se seguirían trasladando en carretas y carritos jalados por humanos. Porque según su visión obsoleta los trenes de pasajeros no son un buen negocio. Pseudolíderes de esta calaña son los que se han acabado con los Ferrocarriles Nacionales, que durante una etapa de nuestra historia fueron de los más relevantes a nivel mundial; pero entre la petrolización de la economía y los vividores del sistema, actualmente está reducido a cenizas, sobre todo en el área de trenes de pasajeros.

¡Quiere que todos tengan madre!

A Gonzalo Guizar Valladares, presidente estatal del PES, no le gustó nadita el nuevo formato de las actas de nacimiento, en las cuales se omiten los nombres de los padres y abuelos. Le parece que eso borra la identidad del infante. Estamos de acuerdo con él, es más, debe aplicarse también al registro de candidatos, el documento debería decir por ejemplo: “Gonzalo Guizar Valladares, candidato plurinominal del PES, ex diputado del PRI, operador político de Fidel Herrera y Javier Duarte, y ex colaborador subrepticio del PAN”. Digo, para que no se le borre su historia.

Además, algunos servidores públicos tienen la culpa de que se haya adoptado esa medida, porque muchos no tienen abuela y otros no tienen ni madre.

Anécdota real

Ahora que nos prometen hacer de Veracruz un Boca del Río, recuerdo nuevamente la anécdota de un candidato panista al gobierno de Banderilla, cuya campaña fue tan intrascendente que no se recuerda ni su nombre. Durante un mitin sacó un montón de promesas fantasiosas, la gente simpatizante al escuchar que habría tanta prosperidad y bienestar social durante su gobierno gritaba entusiasmada, el clímax del discurso fue cuando aquel candidato dijo: “¡Y haremos de Banderilla, el Boca del Río de la región!”. Alguien que conservaba aún un poco de sentido común gritó: “¡Pero no tenemos mar!”. A lo que el discursante respondió enfático: “¡Pues lo ponemos!”

*Esta es opinión personal del columnista